Real Sociedad
Actualidad
REAL SOCIEDAD
Expertos en leyes y medicina y realistas de toda la vida rechazan las acusaciones de Badiola
8 de febrero de 2013
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
«Pase lo que pase, el daño ya está hecho»
JORGE F. MENDIOLA jfmendiola@diariovasco.com | SAN SEBASTIÁN..-

Las acusaciones de dopaje vertidas esta semana por Badiola han caído como una bomba en el entorno de la Real. Una vez superado el shock inicial, un análisis pausado de los hechos que se denuncian y las pruebas aportadas hasta la fecha permiten a expertos en medicina y leyes restar gravedad al asunto. Sin embargo, la sombra de la sospecha es alargada y el club corre el riesgo de perder prestigio y credibilidad fuera de las fronteras de Gipuzkoa. El realismo al unísono rechaza las palabras de Badiola y critica que se aproveche de la coyuntura y del foco mediático de la Operación Puerto para ganar protagonismo a costa de manchar para siempre un escudo centenario.

Xabier Leibar | Médico
«Es improbable que en la Real hubiese dopaje sistemático»
«El tema del dopaje no es simple. Se está hablando básicamente de medicamentos que no atentan contra la salud salvo que haya un error en la dosis o la vía de administración. Tampoco conozco a fondo la historia, pero lo que se ha hecho público hasta ahora -creatina, cafeína, vitaminas, hierro...- no es dopaje. Creo que se está hablando fuera del conocimiento y fuera de la realidad. La Real es un club que ha tratado con mucha dignidad este tipo de asuntos. Eduardo Escobar es un profesional de un nivel impresionante y Antxon Gorrotxategi también es un buen profesional de la fisiología. Es absolutamente improbable que la Real haya hecho prácticas de dopaje de forma sistemática. Por filosofía y por ética de sus médicos. Estas acusaciones, viniendo de donde vienen, caerán por su propio peso porque ya en su día la misma persona tuvo que rectificar por confundir factores de crecimiento con hormonas. Es para sentir vergüenza ajena. Por otra parte, el dopaje ayuda más en el ámbito del deporte de exigencia física que en el de exigencia técnica o táctica. El fútbol moderno ha cambiado de forma sustancial: hay más minutos de tiempo activo que antes, hay más acciones, más velocidad, más cambios de dirección, más partidos... Todo eso provoca que una mejor condición atlética mejore el rendimiento de jugadores técnicos y que el dopaje pueda encontrar un lugar. Pero la que se ha formado me parece una cosa absolutamente desproporcionada. Y una acusación de estas características, en este momento y tantos años después, está fuera de lugar. Habrá pocos clubes como los del norte que cuidan tanto la formación, la cantera... No sabemos cómo acabará el asunto, pero el daño ya está hecho. Por mucho que ahora se retracte y diga que ha vuelto a confundir factores y hormonas de crecimiento».

Juanjo Álvarez | Abogado
«Si tiene pruebas y no va a la Fiscalía incurre en omisión»
«La pregunta que cabría hacerle a Badiola es, si maneja alguna prueba de cargo tan contundente y que pueda tener un componente delictivo, ¿por qué no lo puso o lo pone en comunicación de la Fiscalía? Si ha estado estos años callado con esa información en la mano, si realmente existiera una base fundamentada y probada de que haya una vertiente delictiva y no la presenta, estaría incurriendo en una responsabilidad por omisión. Supongo que los consejeros de aquella época, entre la que había gente formada y seria, se han desmarcado de este asunto por la traslación al ámbito público de información mercantil de la sociedad, que es absolutamente reservada. Esto supera lo admisible porque se está haciendo uso de una documentación con una finalidad que no favorece al bien de la sociedad. Es, como mínimo, una mala praxis de la que no querrán ser responsables solidarios. La cuestión es que no son delitos perseguibles de oficio, sino que tiene que haber una denuncia de un perjudicado. Cualquier accionista podría hacerlo. Y el actual Consejo de Administración estaría legitimado para defender el honor, la imagen y la dignidad de la Real, aunque es difícil que una denuncia prospere. En cuanto a las acusaciones en sí, quiero creer en la buena fe de las personas y los profesionales que estaban al frente. Hay que tener claro que las leyes penales no se aplican retroactivamente, entre ellas la que permitió empezar a sancionar el dopaje, que no estaba en vigor en el momento en que ocurrieron los hechos que presuntamente se imputan a la Real. Además, las sustancias supuestamente dopantes no eran tales. Estoy deontológicamente seguro de que los doctores no han llevado a cabo esas prácticas. Jurídicamente esto quedará en una vía muerta y lo que desgraciadamente no tiene solución es que se mancille el nombre de la Real de esta manera. Eso se queda en la memoria de la gente».

Alberto Górriz | Exjugador
«Siempre hemos sacado pecho y ahora nos señalan»
«Jugué quince años en la Real, soy aficionado, soy socio y este tema me deja descolocado. Por lo que yo he vivido en el mundo del fútbol no es necesario doparse. Y menos en la Real, con la filosofía que tiene y la gente que trabaja allí. Me habría parecido sorprendente en cualquier club. Pensaba que la época convulsa de Badiola ya se había terminado y ahora nos sale con esto. Por fortuna, la Real ha vuelto a lo que siempre ha sido y todas estas noticias no me las creo. Conozco a Escobar y Gorrotxategi y no doy credibilidad a la información. La pena es la imagen que se da del club. Nosotros conocemos bien a la Real, pero fuera de aquí no tanto. Hemos sacado pecho de lo que somos y la gente ahora te señala. No pongo la mano en el fuego por nadie, pero Badiola tiene un largo historial de conflictos y problemas extradeportivos. Estoy en Córdoba por trabajo y ya me han gastado algunas bromitas. Me molesta porque me gusta que hablen de la Real en otros términos. Con Badiola se transmitió la peor imagen al exterior y que vuelva a aparecer ahora después de tantos años me resulta desagradable. Esto sólo genera duda y no ayuda en nada».

Joserra Berasategi | Peñista
«Espero que se declare a Badiola persona non grata»
«Badiola tiene que darse cuenta de que es pasado y debe asumir que ya no es nada en la Real. Su tiempo ya pasó, gracias a Dios. Una persona que lo único que hace es manchar el nombre de este club por intereses personales se califica sola. Es una pena que el friki que están utilizando los medios de comunicación de Madrid sea expresidente de la Real. Viniendo de quien vienen y conociendo su afán de protagonismo, no doy ningún crédito a unas acusaciones que perjudican la imagen de un club señor y ejemplar. A los aficionados nos empezarán a llamar ahora colombianos, yonquis... Más insultos para la colección. Que yo sepa, sólo hay un jugador de la Liga que ha dado positivo y por fortuna no viste de azul y blanco. Pero ya sabemos cómo funciona esto: crea fama y échate a dormir. Creo que la Real debería querellarse contra todos aquéllos que ensucian su nombre y espero que se declare a Badiola persona non grata en Anoeta y se le retire el carné de abonado si lo tuviera. El problema es que aquí todos conocemos a este personaje, todos seguimos esperando que venga Zigic, que se abran las tiendas de China, que se vendan miles de camisetas en los aeropuertos... Pero fuera de Gipuzkoa no le conocen y si escuchan que un expresidente de la Real dice que el equipo se dopaba, pueden creérselo. También se tendría que aplicar en el futuro una cláusula de confidencialidad a presidentes y consejeros para que no revelen ninguna información interna, menos aún si puede perjudicar a la entidad».

TAGS RELACIONADOS
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

FACEBOOK

HEMEROTECA
Marzo 2009
L
M
M
J
V
S
D

Vocento