Real Sociedad
Actualidad
REAL SOCIEDAD
Los cinco que citó Badiola y los cuatro que aparecieron en el juicio de Madrid están aprobados por las autoridades deportivas
7 de febrero de 2013 - 08:40
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
IÑAKI IZQUIERDO | San Sebastián.

Los esfuerzos de Badiola por conectar a la Real con el dopaje sin pruebas se han encontrado hasta el momento con la inconsistencia que caraterizó su paso por el despacho presidencial de Anoeta. Su anuncio de que se aprestaba a desvelar informaciones sensibles no se ha traducido en hechos.

En este caso, supuestamente iba a sacar a la luz documentos que demostrarían la adquisición de productos prohibidos y la existencia de dinero negro en la Real. Todo lo que pudo aportar a los medios que le han servido de altavoz en esta reaparición pública cinco años después de su salida del club ha sido el conocido mail de marzo de 2008.

En este tiempo, desde 2008 a 2013, Badiola ha sido inhabilitado por la Justicia para representar intereses ajenos como consecuencia del concurso de acreedores de la Real.

En esa comunicación firmada por el doctor Antxon Gorrotxategi, se citan cinco medicamentos que los médicos solicitan para seguir con diferentes tratamientos. Son los siguientes productos: creatina, hierro intravenoso, cafeína inyectable, complejos vitamínicos inyectables y factores de crecimiento en relación a la recuperación de lesiones. Todos están autorizados por la normativa internacional.

La Operación Puerto
En el juicio de la Operación Puerto la Guardia Civil confirmó el lunes que la abreviatura 'IG' que figura como producto comprado por el cliente 'Rsoc' «normalmente» corresponde a factores de crecimiento, que están autorizados. Algunas fuentes, sin embargo, identifican las siglas 'IG' con el Igf1, que sí está prohibido. Los agentes encargados de la investigación no han confirmado esa identificación.

Sobre los tres productos que aparecen en otro de los papeles del juicio de la Operación Puerto, el que más controversia ha generado es el Actovegin, producto cuya administración por vía intravenosa estuvo prohibida durante unos meses. Sin embargo, en los papeles de Eufemiano Fuentes se lee que para 'Rsoc' se destinaban dosis por vía «oral» de 5 mililitros, diez veces menos que la cantidad que se consideraba dopaje en caso de ingerirse por vía intravenosa.

Los otros dos productos, Thioctacid y Thymuvocal, no se comercializan en España pero están autorizados. El primero es un protector hepático, mientras que el segundo es una sustancia que mejora el sistema inmunológico.

Cautela
Los doctores Escobar y Gorrotxategi han preferido no hacer declaraciones públicas por el momento -aunque podrían posicionarse en público en breve- y remitir el caso directamente al Juzgado. Sus abogados estudian en este momento las diferentes acusaciones que se han vertido públicamente con el fin de evaluar su alcance y proceder en consecuencia. Ya en 2008, cuando estalló la polémica inicial con las mismas acusaciones vertidas por el ex presidente Badiola, se alegó un motivo por el cual se había utilizado dinero B para adquirir esos medicamentos, y fue una razón de imagen.

Entre las cinco sustancias citadas se encontraba la creatina, producto legal pero «mal visto» en aquel tiempo. Había una polémica abierta en Francia y en Italia sobre la conveniencia de prohibir su uso, aunque hoy sigue siendo legal.

 La Juventus la utilizaba en su preparación y había conseguido progresos físicos en varias de sus estrellas, especialmente Alessandro del Piero. En la Liga española era utilizada por el Valencia, que ganó los títulos anterior y posterior al año del subcampeonato de la Real. Su preparador físico, el italiano Roberto Sassi, explicaba abiertamente sus posibles beneficios: aumentaba la velocidad y disminuía la producción de acido láctico, decisivo para retrasar la aparición de la fatiga.

Algo similar sucedía con la cafeína, también legal. La Real prefería evitar hipotéticos problemas de imagen por comprar con facturas con su membrete oficial y ése fue el motivo por el que justificó recurrir a otros canales comerciales.
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

FACEBOOK

HEMEROTECA
Marzo 2009
L
M
M
J
V
S
D

Vocento