Real Sociedad
Actualidad
2 de septiembre de 2010
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
«Era mejor bailarín que futbolista, pero a los seis años mi padre me obligó a elegir y me decidí por el balón»
Uno más. Sarpong, ayer en Zubieta. El holandés agradece la «cálida acogida» que ha recibido. :: LUSA
JORGE F. MENDIOLA.-

Jeffrey Sarpong (Amsterdam, 1988) está ansioso por debutar el sábado con la camiseta de la Real. El centrocampista holandés ha dejado el Ajax para probar fortuna en la Liga, donde espera demostrar las cualidades que le convirtieron en una de las grandes promesas de su país. Dentro de unos días se instalará en su nuevo piso del Antiguo, cerca de Griezmann y otros compañeros del equipo.

- ¿Cómo ha ido el desembarco en Zubieta?

- Muy bien. Todo el mundo me ha brindado una cálida acogida. Como dije en mi presentación, las instalaciones del club son fantásticas y poco a poco voy conociendo a los compañeros. Todavía estoy viviendo en el hotel, pero ya he encontrado apartamento y pronto me trasladaré. Estoy muy contento en San Sebastián.

- El vestuario de la Real tiene fama de ser abierto. ¿Está de acuerdo?

- Totalmente. Muchos jugadores hablan inglés y no hay ningún problema. Tratan de estar pendientes de mí y de ayudarme en lo que pueden. Intentan entablar contacto conmigo y eso hace que sea más fácil integrarse en el grupo.

- Asistió como espectador al partido del ascenso. ¿Lo que vio aquella tarde le empujó a firmar por la Real?

- Sin duda influyó y mucho. Me invitaron a conocer el club y para mí fue un privilegio vivir en persona un día tan importante para el equipo. Pude apreciar el tipo de jugadores que había y el estilo de juego. Todo eso me facilitó la decisión de fichar.

- No le gusta definirse como futbolista, pero los técnicos le comparan con Robinho. ¿Exageran?

- Bueno... (risas). Es una pregunta difícil porque Robinho es un grandísimo jugador. Él juega en una posición más adelantada y no baja tanto al centro del campo. Yo suelo moverme del centro del campo hacia adelante y ayudo en defensa.

- Ya ha tenido ocasión de hablar largo y tendido con Martín Lasarte. ¿Qué le ha dicho?

- Charlamos brevemente sobre el sistema de juego y dónde me veo yo jugando. Le comenté que principalmente en la línea de tres por detrás del punta, tanto en la derecha como en la izquierda o en el medio. Era lo que los técnicos habían visto de mí.

- El domingo pudo ver al equipo lograr su primer triunfo de la temporada. ¿Qué le pareció?

- Fue una gran victoria, muy importante. Antes del partido estuve en el vestuario y todo el mundo estaba concentrado en el objetivo. Vi a la gente muy metida. Al principio tuvimos muchas oportunidades para adelantarnos en el marcador y tras el descanso las fuerzas se igualaron. Fue un duelo equilibrado e intenso. Pudimos ganar y nos fuimos contentos a casa. El ambiente en el estadio era fantástico.

- En teoría llega para competir por el puesto con Xabi Prieto. ¿Le motiva el reto de sentar a una de las figuras del equipo?

- Xabi es un gran jugador, una pieza muy importante para el grupo. Puede ser que juegue en la misma posición que él, pero no lo veo como una competición. Al contrario, para mí sería un privilegio poder compartir minutos con un futbolista de este nivel. Puedo jugar con él, no contra él. Entrar en el once es una motivación, sin duda, pero no en competencia con nadie.

- Nació en Holanda, de padre ghanés y madre nigeriana. ¿Cuál es la historia de su familia?

- Mi madre vino a estudiar a Inglaterra y cuando accedió a la universidad se trasladó a Alemania, donde conoció a mi padre. A los pocos años se casaron y se establecieron en Holanda, donde he vivido siempre. Tengo cuatro hermanas y un hermano. Somos una familia muy unida y trabajadora. Una familia normal.

- ¿Dónde dio sus primeras patadas al balón y cuándo descubrió que podía ganarse la vida con el fútbol?

- De pequeño solía bailar, me encanta bailar, pero a mi padre le gustaba más el fútbol. Cuando cumplí los seis años me obligó a elegir entre el baile y el fútbol. Me decidí por el balón. A los siete años ingresé en la escuela del Ajax y ahí he desarrollado toda mi carrera.

- ¿Era mejor bailarín que futbolista?

- Sí (risas).

- Ésta es su primera experiencia fuera de casa. ¿Qué supone dar el salto al extranjero con 22 años recién cumplidos?

- Es una aventura para mí. Sé que para conseguir algo en mi carrera tengo que ir dando pasos y éste es uno de ellos. Estoy contento y vengo con muchas ganas de triunfar.

- Llega a una de las ligas más potentes de Europa, ahora plagada de campeones del mundo. ¿Le asusta el reto?

- Para nada. Será un buen examen para mí.

- Ha firmado por tres temporadas. ¿Qué espera de esta etapa en la Real?

- Primero voy a centrarme en este año. Quiero que el equipo compita y pueda mantener la categoría. No hay otra cosa en mi cabeza.

- Creció en un club de cantera y aterriza en otro...

- Ajax y Real comparten filosofía, entienden el fútbol de la misma forma. Eso me resulta familiar y me ayudará a sentirme como en casa.

- ¿Qué sabía de la Real? ¿Ha encontrado lo que esperaba?

- Antes de venir conocía la historia del club. Es uno de los clásicos de la Liga. En estos últimos años en Segunda no la he podido seguir mucho y no conocía bien a los jugadores. Pero al llegar he descubierto que, además de la historia, las instalaciones, la afición y el nivel de la plantilla también son de Primera.

CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

FACEBOOK

HEMEROTECA
Marzo 2009
L
M
M
J
V
S
D

Vocento