Real Sociedad
Actualidad
REAL SOCIEDAD
Antoine Griezmann es el pichichi de la pretemporada, con cuatro dianas. Técnicos de la Real y la persona que lo descubrió en Francia hablan sobre él
7 de agosto de 2009
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
MIKEL MADINABEITIA.-

DV. «¿Quién es ese francés? ¿Ya has visto jugar a Griezmann?». Los aficionados de la Real llevan varios días preguntando sobre la fulgurante aparición del joven delantero francés Antoine Griezmann (Macon, 1991), que acapara las tertulias deportivas gracias a su técnica, desparpajo y buen hacer, además de los cuatro goles que ha anotado en los dos amistosos. Como suele suceder en estos casos, Griezmann no es flor de un día, sino el fruto de un trabajo colectivo iniciado ya hace algunos años. La primera pista nos lleva a Baiona, donde el ojeador Eric Olhats (Hazparren, 1962) es una pieza clave.

Olhats es desde hace seis años el ojeador de la Real en Francia y fue quien descubrió, entre otros, a Antoine Griezmann. Fue en un torneo en París: «Desde el primer momento me sorprendió su técnica, la manera de tocar el balón, y me pareció un jugador con unas características más que interesantes». Griezmann fue seguido por clubes de prestigio en Francia como el Montpellier, el Lyon o el Saint-Étienne, pero Olhats apostó por él y, lo que es más importante, convenció a la Real para que se hiciera con sus servicios. «Fui con Roberto Olabe a Bilbao en 2004, donde Griezmann jugó la final de un torneo cadete. A Olabe le convenció y Griezmann llegó a la Real después de hablar y persuadir a sus padres», recuerda.

Olhats añade que Griezmann ha tenido una evolución física importante en los últimos tiempos, porque «sabíamos que tenía técnica, pero debía progresar con el cuerpo. Era demasiado pequeño, pero ahora vemos que ha evolucionado al servicio de su técnica».

Griezmann llegó a Donostia muy joven, con 13 años, y decidió instalarse en casa de Olhats en Bayona, donde aún sigue. «Al principio iba a ir a un internado, pero pensamos que lo mejor para él era que viviera conmigo, porque no era fácil vivir lejos de sus padres y amigos. De esta manera, creo que podía sentir lo que era tener una familia», razona.

A Olhats no le sorprende el rendimiento de Griezmann hasta la fecha, pero sabe que a partir de ahora viene lo más duro. «Él es jugador del Sanse, en principio, y debe seguir trabajando para mejorar porque aún es muy joven. Sólo tiene 18 años. De todas maneras, no tiene miedo y es un chaval muy humilde, confío en él», dice.

Futuro

Griezmann tiene ficha como juvenil y es uno de los que ha subido al Sanse esta pretemporada. Imanol Idiakez, el técnico del filial, le conoce bien: «Su aparición es una buena noticia, pero debemos ir paso a paso. Es un jugador que ha demostrado tener una buena zurda, rapidez y llegada, y es una alegría para todos los realistas». Idiakez valora también su juego y sus movimientos, «esa jugada en diagonal la hace muy bien, abre espacios y es preciso en los pases».

Aún así, el técnico donostiarra pide precaución. «No nos podemos volver locos por dos partidos. Tenemos que ir paso a paso, con cautela. Lo que nos importa es que la gente llegue para quedarse, aunque él lo tiene claro. Su mayor virtud es la cabeza. Es un chico muy trabajador», asevera.

En el primer equipo, desde luego, están encantados con él, como así lo atestigua Alberto Iturralde, el ayudante de Martín Lasarte. «Yo no coincidí con él cuando yo era entrenador del juvenil. Él estaba en el Easo, pero obviamente lo seguí y tenía muy buenas referencias. Apuntaba maneras», recuerda Iturralde. Su aparición en el primer equipo ha sido fruto del azar, en parte, porque tras la lesión del centrocampista izquierdo Bingen Erdozia, Lasarte tiró de la cantera. Y es entonces cuando apareció Griezmann, la última perla de Zubieta.

Iturralde añade que «Lasarte está satisfecho con él. Comentamos que dosifica muy bien el esfuerzo y toma decisiones acertadas. Cuando interviene en el juego lo hace bien, con criterio. Nos ha llamado la atención también cómo ha evolucionado su cuerpo; ahora se le ve fibroso. Y ha mejorado con el idioma, claro, porque al principio no hablaba nada de castellano. Todos los detalles hablan de una progresión adecuada».

Efectividad casi plena

No se puede pedir más con menos. Griezmann lleva cuatro goles en los dos amistosos jugados hasta la fecha por la Real. Sus números tienen mucho mérito, porque además ha jugado sólo la mitad de cada encuentro ante el Anaitasuna y el Barakaldo. En Az-koitia dispuso de dos ocasiones y no falló. El miércoles en Barakaldo tuvo tres y marcó dos.

Griezmann se ha convertido en la sensación de la pretemporada txuri urdin y es además el pichichi con cuatro dianas. El próximo amistoso de la Real será este domingo en Tenerife. Lasarte continúa pendiente de la evolución de los lesionados Agirretxe y Sergio, por lo que Griezmann podría viajar a Canarias. Ahí tendría otra oportunidad para reivindicarse.

TAGS RELACIONADOS
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

FACEBOOK

HEMEROTECA
Marzo 2009
L
M
M
J
V
S
D

Vocento