Real Sociedad

Lo que busca la Real con Mikel Merino

MIkel Merino, Real Sociedad fichajes
Mikel Merino celebra su primer gol con el Newcastle, el 21 de octubre ante el Crystal Palace. / REUTERS

Su facilidad para alternar registros diferentes de juego le convierte en el hombre ideal para jugar al lado de Illarramendi y Zurutuza

Miguel González
MIGUEL GONZÁLEZSAN SEBASTIÁN.

Mikel Merino se ha convertido en el primer objetivo blanquiazul del verano, aunque el final de la historia no parece cercano. El navarro se encuentra de vacaciones en Estados Unidos y no tomará una decisión entre las ofertas que ha recibido hasta la semana que viene como muy pronto. Real Sociedad, Betis, Athletic y Villarreal le quieren y eso le exige una profunda reflexión antes de adoptar una postura definitiva. Mientras tanto sigue perteneciendo al Newcastle, con el que firmó el verano pasado hasta 2022, aunque tiene claro que quiere desvincularse y cambiar de aires. El mercado en la Premier se cierra este año el 9 de agosto, por lo que quiere darse prisa para empezar la pretemporada con su nuevo equipo.

Al margen de las noticias surgidas alrededor de la operación que busca traerle a San Sebastián, Mikel Merino es un gran desconocido para el aficionado de LaLiga porque en los tres últimos años ha jugado en Segunda con Osasuna en la 15/16, con el Borussia Dortmund en la Bundesliga en la 16/17 y con el Newcastle en la 17/18, y en los dos últimos clubes no ha gozado de demasiada continuidad. En este artículo vamos a intentar acercarnos a él y a lo que busca la Real Sociedad con su fichaje.

Empezando por esta última cuestión, Roberto Olabe quiere rejuvenecer el centro del campo con un futbolista que aporta futuro y calidad. A sus 21 años ha jugado en dos grandes clubes como el Borussia y el Newcastle, es indiscutible en las selecciones inferiores -fue campeón de Europa con la sub-19 hace tres años- y tiene una capacidad de crecimiento enorme.

«Está al nivel de Raúl García y Javi Martínez», apunta uno de sus entrenadores en la cantera de Osasuna

Talento y recorrido

Uno de los técnicos que le ha tenido en las categorías inferiores de Tajonar nos comenta que «es un futbolista que está al nivel de Raúl García y Javi Martínez -otros dos de los más célebres productos de la factoría navarra-, aunque con unas características diferentes. Javi Martínez es más '6', Raúl García es difícil de etiquetar, porque no es un medio ofensivo, no es un delantero centro y tampoco un mediapunta, pero hace un montón de goles y es buenísimo. Mikel Merino es un '8' de mucho talento, con recorrido y muy versátil».

Esa capacidad para adaptarse a cualquier estilo de juego es una de las razones que más gusta a los técnicos realistas. En la Eurocopa que conquistó con la sub-19 hizo de escolta en el centro del campo de Rodrigo, el nuevo fichaje del Atlético procedente del Villarreal, Dani Ceballos (Real Madrid) y Marco Asensio (Real Madrid), que era el crack de aquel equipo y venía mucho por dentro. Supo leer su rol y funcionó de interior de equilibrio cuya finalidad era jugar fácil en pocos toques ofreciendo constantes desmarques de apoyo.

Sin embargo, el año del ascenso de Osasuna en la 15/16 fue el líder del equipo con apenas 19 años. Marcó cuatro goles en 34 partidos, pero es que jugó en todas las posiciones en la zona ancha: abierto en la banda para explotar los envíos al área con su poderosa zurda, como segundo pivote, como interior de recorrido... Un jugador muy completo de gran calidad que puede adaptarse a muchos registros, no solo en cuanto a disposición táctica sino también en lo referido al estilo de juego.

Su llegada rejuvenecería el centro del campo y habilitaría un recambio de futuro para Zurutuza

Todavía se desconoce el esquema que quiere implantar Asier Garitano, pero por lo visto en los dos últimos años la Real Sociedad tiene un problema en el segundo escalón del centro del campo. El puesto de '4' lo tiene bien resuelto con Illarramendi, Zubeldia y Pardo, pero en el de '8' solo dispone de un especialista claro, que es Zurutuza. Y cuando este falla comienzan los problemas. Bien porque hay que mover a Illarramendi de su zona natural, que es donde mejor rinde, para obligarle a estirarse en ataque poniendo en riesgo el equilibrio colectivo, o bien porque se obliga a Zubeldia y Pardo a funcionar en zonas que no son las suyas.

Mikel Merino puede ser el complemento perfecto para acompañar a Illarramendi en un doble pivote como para cerrar un triángulo de ensueño en la medular junto al mutrikuarra y Zurutuza en el vértice contrario. Además, representaría ese recambio a medio plazo de este último, que cumple 32 años en julio, ya que por sus características es el que mejor se desenvuelve en esa posición de '8'.

El centrocampista navarro presenta un juego muy equilibrado en las facetas defensivas y ofensivas. Muchos entrenadores han aprovechado su altura para ubicarlo en la corta en las acciones de estrategia defensiva para que achicase balones, e incluso Thomas Tuchel le fichó hace dos años para el Borussia Dortmund con el objetivo de que jugara como central izquierdo en defensa de tres. Sus pocos partidos con el conjunto alemán fueron en esa ubicación.

Recientemente también ha sido central con Albert Celades en la sub21, en este caso para dar cabida al enorme talento que atesora La Rojita y ante la imposibilidad de juntar en el centro del campo a Rodrigo, Fabián, Ceballos y Merino. Con él por detrás, el equipo ganaba juego aéreo gracias a su 1,90 y disponía de una salida de balón más aseada por la precisión de sus golpeos.

En la fase ofensiva es un jugador que lee muy bien las necesidades colectivas. Es muy dinámico y combinativo. Se asocia muy bien y siempre quiere intervenir en el juego. Cuando lo debe hacer en posicional y en corto, lo hace; y cuando tiene que penetrar en las líneas rivales lo hace explotando su potente zancada, tanto en conducción como en traslación.

También posee una gran virtud en la faceta ofensiva, y es que tiene gol. Bien con remates de media distancia gracias a su potente disparo, bien en llegada desde atrás o con su poderío aéreo en las acciones de estrategia.

La velocidad, en el debe

Su mayor hándicap es que no es un futbolista rápido, más bien lo contrario, por lo que deberá compensar esa carencia a base de experiencia y buena colocación en el campo. Haber estado dos años prácticamente sin jugar no es algo que le beneficie tampoco, aunque entrenarse habitualmente en la dinámica de dos conjuntos tan importantes como el Borussia y el Newcastle y a las órdenes de reputados técnicos como Tuchel y Rafa Benítez curte mucho.

Dicen los que le tratan que «es un buen chaval» y que tiene mucha ilusión por llegar lejos en el fútbol. Después de las dos últimas amargas experiencias quiere dar un giro a su carrera y ello pasa por acertar en su próximo destino. La Real Sociedad espera que sea en Anoeta.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos