Real Sociedad

Markel Bergara: «Cuando salí de la Real quise ir al extranjero, pero acerté viniendo al Getafe»

Markel Bergara posa en la tribuna princial del Coliseum Alfonso Pérez de Getafe./A.G.
Markel Bergara posa en la tribuna princial del Coliseum Alfonso Pérez de Getafe. / A.G.
Markel Bergara, jugador del Getafe

Markel Bergara jugará contra la Real por primera vez el domingo en Getafe después de diecinueve temporadas como blanquiazul

AXEL GUERRAGETAFE.

Para Markel Bergara (Elgoibar, 1986) el partido del domingo no será uno cualquiera porque jugará por primera vez contra la Real, el club en el que entró con 12 años y salió el verano pasado con 31. Toda una vida. «En vez de rivales enfrente tendré compañeros, porque aún los considero así», reconoce.

Bergara atiende en Getafe a tras una jornada en la que los jugadores azulones tuvieron hora y media de charla técnica y se entrenaron por espacio de otros noventa minutos. «Hemos tenido suerte. Habitualmente hacemos más de dos horas de campo y los miércoles tenemos sesión doble. Somos con diferencia el equipo que más entrena de Primera», cuenta entre risas.

- ¿Qué tal le va en Getafe?

- Estoy muy contento de haber venido al Getafe. Cuando llevas tantos años en Donostia y en tu equipo de toda la vida ves el cambio como algo fuerte pero, a día de hoy, estoy convencido de que fue lo mejor para todos; para la Real y para mí. Soy feliz con el paso dado.

- Es fijo en las alineaciones de Bordalás. En nueve jornadas sólo se ha perdido nueve minutos.

- Desde el principio he sentido que el entrenador confía en mí y en mi juego. Estoy con muchas ganas de devolverle toda la confianza dando al equipo lo mejor que tengo.

- ¿Tiene la misma función en el Getafe que en la Real? Se le ve con más libertad y ha marcado un gol.

- Al final, dependes del estilo de juego que quiere imprimir el entrenador. En nuestro caso, a Bordalás le gusta que uno de los dos mediocentros llegue al borde del área. Físicamente me encuentro bien y cuando esto sucede tienes más opciones de poder hacer lo que se te pide. Estoy con más soltura para poder tirar para arriba y estoy disfrutando.

- ¿Algo más?

- Es un poco todo, un cúmulo de circunstancias. Sentirse respaldado por el entrenador y por el club da un plus de confianza y de motivación que todo futbolista necesita. La cabeza es un factor muy importante en este deporte. Estoy con ganas y confianza y se nota en el campo.

- ¿Necesitaba un cambio?

- Sí. El año pasado fue difícil en lo futbolístico porque estuve lesionado y luego no tuve los minutos que me hubiera gustado. En las últimas jornadas era evidente que mi destino estaba fuera de la Real.

- Después de 19 años como txuri-urdin no debe ser fácil asimilarlo.

- Fue una decisión que la íbamos 'mascando'. Al final de la temporada pasada veía que no contaba y que lo mejor era salir. Sin hablarlo sabíamos que la mejor situación era cambiar de aires. Por eso, tengo que agradecer a Aperribay, a Loren y a Eusebio que en ningún momento me empujasen a salir del club.

- Tenía dos temporadas de contrato. Podía haberlo cumplido.

- Pero es una situación en la que personalmente no te encuentras bien. El jugador lo que quiere es sentirse partícipe, querido y protagonista en el campo de fútbol. En mi caso, lo vi claro. Es un proceso natural en el que va llegando gente de abajo y pasas a no contar en los últimos partidos. Es una manera en la que el entrenador te dice muchas cosas, sin necesidad de hablarlas. Sabía que esta temporada iba a tener muchas dificultades para tener minutos y por eso decidí salir.

- ¿El Getafe fue su primera opción?

- Al principio, mi mujer y yo teníamos claro que después de tantos años en Donostia, en la Real y en la Liga nos apetecía vivir experiencias nuevas. Valorábamos salir al extranjero para conocer otro país, descubrir alguna cultura diferente y aprender idiomas. Pero no hubo nada que nos llenara. Llegó el interés del Getafe y ahí sí surgió el chispazo necesario.

- ¿Por qué?

- En el caso de mi mujer le gustaba la idea de vivir en una ciudad grande como Madrid. En el mío, el Getafe era un equipo al que me había enfrentado en muchas ocasiones y, de alguna manera, sabía lo que me podía encontrar. Pensé que podía ser un lugar en el que me podían ir bien las cosas. Hoy sé que si hubiéramos optado por ir al extranjero nos hubiéramos arrepentido. Venir al Getafe es la mejor decisión que he tomado.

«Zubeldia es un jugador para muchos años en la Real. Lo mejor que tiene es que sabe escuchar»

«Tras tantos años en la Liga y Donostia queríamos probar fuera, pero no hubo nada que nos llenase»

«Al final del año pasado era evidente que tenía que salir. Era lo mejor para la Real y para mí»

- ¿Cómo es el vestuario que se ha encontrado?

- Me ha tocado adaptarme a mucha gente nueva, de muchas nacionalidades y costumbres diferentes. Desde el primer momento he encajado bien y me he sentido muy querido, arropado y respetado.

- ¿Es diferente jugar para la Real que para otro club?

- Para un futbolista guipuzcoano jugar en la Real tiene una carga emocional muy bonita e intensa que le hace implicarse aún más, pero las monedas tienen dos caras. Para un canterano supone una presión mayor que para un fichaje porque juega para mucha gente que tiene una identificación tan grande con el equipo como la tiene él. Cuando sales de la Real esa presión es menor.

- ¿El partido es especial?

- Nunca en mi vida me he enfrentado a la Real y tampoco a mis compañeros, porque aún los considero así. Hasta hace tres meses estaba todos los días con ellos. Esta semana va a haber más de una broma en el whatsapp.

- Tendrán 48 horas más descanso que la Real. ¿Hasta qué punto puede influir?

- Supongo que Eusebio rotará en Copa como ha hecho en Europa League. La Real tiene una plantilla suficiente para sacar dos onces de total garantía en los dos partidos.

- ¿Qué teme de la Real?

- Todo. Si futbolísticamente tienen su día, el nivel es altísimo. Tienen mucha calidad y les gusta ser protagonista con el balón. Espero que no tengan en el día.

- Illaramendi y Zuru no jugarán.

- Son dos jugadores fundamentales en el esquema de Eusebio, pero la Real no tiene excusas a la hora de suplirles. Tiene muchos jugadores que pueden jugar ahí como Canales o Pardo, por ejemplo.

- Uno de los que sí tendrá en frente es Zubeldia, que ha heredado el '5' que tanto tiempo portó usted

- Siento devoción por él y le tengo un cariño especial. Me ha hecho ilusión que eligiera ese dorsal. Estoy seguro de que es un futbolista para muchos años en la Real. Lo tiene todo: condiciones físicas y futbolísticas grandes, ganas de aprender y, sobre todo, sabe escuchar, que es muy importante en esta profesión.

- ¿Porqué le pidió que lo vistiera él a partir de esta temporada?

- Cuando me iba le comenté que me haría mucha ilusión que cogiera el número porque me siento identificado con el mundo de la cantera, de donde venimos los dos.

- Está llegando el relevo generacional para su generación.

- Ley de vida. Lo difícil es lo de Xabi Prieto. Que se mantenga tantos años a ese nivel demuestra que es un elegido entre los elegidos. Es historia de la Real y será uno de los jugadores de los que hablen los realzales y los libros dentro de muchos años.

- Y los resultados no se resienten.

- Es para que todo el fútbol guipuzcoano esté orgulloso. Creo mucho en la filosofía de la Real. Están saliendo jugadores de primer nivel que están destacando. Eso quiere decir que se están haciendo las cosas bien en Zubieta.

Más

Fotos

Vídeos