Real Sociedad

Manu García: «A la Real Sociedad no la puedes someter siempre, hay que ser inteligentes»

Manu García posa esta semana en las instalaciones de entrenamiento del Alavés./IGOR AIZPURU
Manu García posa esta semana en las instalaciones de entrenamiento del Alavés. / IGOR AIZPURU

El capitán del Alavés, formado en Zubieta y con pasado en el Real Unión y el Eibar, augura un derbi intenso en el que el Alavés buscará «llevar la iniciativa respetando a la Real»

ÁLVARO VICENTESAN SEBASTIÁN.

Habla con cariño de la Real, a la que llegó en categoría cadete, y con la que después de jugar 101 partidos en el Sanse no consiguió dar el salto al primer equipo. Manu García (Vitoria, 1986) triunfó después en el Real Unión con el que logró el ascenso a Segunda, pasó por el Eibar, y volvió a su casa, a un Alavés en Segunda B, en el que se ha erigido en un emblema.

- Y si le digo que después de haber recibido en casa al Barcelona, Villarreal y Real Madrid, con tres derrotas, el de la Real es el partido que puede marcar para el Alavés un punto de inflexión...

- Más que por ser la Real, lo que queremos en ganar, conseguir una victoria en casa que no logramos desde la penúltima jornada de la pasada Liga ante el Celta. Por una cosa u otra, haciendo incluso buenos partidos, esta temporada no conseguimos sumar en Mendizorrotza y no ganar en casa para un equipo como el nuestro es sinónimo de apuros.

«Queremos hacerle daño a la Real cuando recuperemos el balón porque ahí ha sufrido»

- Llegan a este partido en la penúltima posición después de no haber sumado en las primeras seis jornadas y obtener los tres primeros puntos en el último partido en casa del Levante.

- Tenemos una gran necesidad, la clasificación es la que es y ya no depende tanto de qué rival nos visite sino de nosotros, de ser capaces de marcar terreno y trasladar el mensaje de que en Mendizorrotza no va ser fácil sacar puntos, tiene que ser un fortín. Cada partido de los que vayamos a jugar en casa hasta el final de liga va a ser importante.

- ¿Pero no es prontísimo para poner la etiqueta de finales a los partidos? Me parece una locura echar al entrenador en la sexta jornada.

- Habrá que decir que son cosas del fútbol... Si echamos la vista atrás, a la temporada de la que venimos, a los muchos cambios que hemos tenido en la plantilla, al cambio de entrenador y a la mala racha de resultados que hemos atravesado en el arranque de Liga, la realidad es que la distancia con la salvación no es tremenda, insalvable. Probablemente si ganamos a la Real podríamos incluso salir de los puestos de descenso. Lo que hace diferente ya esta temporada es que esa racha mala que arrastramos nos va a obligar a tener que enlazar sí o sí una racha de resultados positivos a lo largo de la temporada. Con el nivel tan alto de esta Liga necesitaremos tres, cuatro o cinco partidos con resultados positivos para poder compensar y alcanzar los puntos necesarios para la salvación.

- ¿El Alavés ha hecho méritos para tener más puntos?

- Nosotros somos un equipo que vamos a vivir de ser sólidos y tener eficacia y sin eso...

- Pero eso que dice lo pensarán en el 90% de los equipos de Primera.

- Sí, pero la diferencia es que la Real, por ejemplo, tiene capacidad para hacerte dos o tres goles en muchos partidos, mientras nosotros probablemente no la tengamos.

- Burgui, Munir o Bojan tienen capacidad para desequilibrar.

- Por supuesto. Haciendo el mismo trabajo en las seis primeras jornadas podíamos haber sacado más victorias y puntos, pero la pizca de suerte que hace falta en determinadas ocasiones, sobre todo en equipos como el nuestro, no se dio, tuvimos situaciones para adelantarnos en todos los partidos y no lo logramos, siempre cayó del lado contrario y anímicamente nos fue minando. En La Coruña hicimos una primera parte muy buena, con tres situaciones claras, un tiro al palo incluido, pero ellos nos hicieron gol en el descuento antes del descanso. Fue un duro palo. Somos un equipo con mucha gente nueva y los resultados positivos que muchas veces dan tiempo y tranquilidad para trabajar no los hemos podido conseguir. Caímos en una espiral negativa hasta que llegó un cambio necesario, el del técnico.

- ¿Qué les pide De Biasi?

- Estamos contentos, aprendiendo lo que quiere de nosotros. Ha venido con las ideas muy claras, sabiendo que tenía que recuperar a un vestuario que estaba tocado. Al grupo le ha dado mucha confianza haber planteado el partido en Valencia ante el Levante de una forma diferente a lo que veníamos haciendo y ver que sale bien. Haberlo logrado en tan poco tiempo ha sido importantísimo. Hoy todos estamos trabajando en la misma línea y nos ha venido muy bien.

«Me alegro mucho de lo bien que les van las cosas a amigos con los que jugué en Zubieta»

- Supongo que buscará crecer desde la solidez atrás.

- Eso pretenden todos aunque hay maneras y maneras de conseguirlo. Hemos pasado de ser un equipo que presionaba, que jugaba intenso en campo contrario, a estar más replegados como el otro día en Valencia, si bien es cierto que solo habíamos tenido seis días de trabajo con el nuevo míster y tampoco da para mucho más. Por lo que estamos viendo, la idea no va a ser solo esa sino que va a buscar que seamos capaces de adaptarnos a diferentes equipos y aprovechar nuestras armas. Tenemos capacidad para competir mejor de lo que hemos hecho hasta ahora.

- El amistoso jugado esta temporada en Zubieta siguió ese guión: una Real dueña del balón ante un Alavés que aprovechó sus contras para ganar 1-2. ¿Se reconoce?

- En Mendizorrotza dudo que sea así. Vamos a pretender llevar la iniciativa, ser intensos, para conseguir que sea un campo difícil para los visitantes. Claro que no se me olvida el nivel del rival que tenemos enfrente. Sabemos que someter a la Real durante noventa minutos va a ser imposible, no va a haber ningún equipo que lo haga, pero respetando a la Real plantearemos nuestro partido. Sabemos que habrá diferentes fases en el transcurso del mismo y habrá que ser inteligentes para elegir en qué momento y de qué manera jugar. Estoy convencido de que con nuestras armas podemos competir contra la Real.

- ¿Qué le preocupa de la Real?

- Es un equipo de un nivel tremendo, que hizo una última temporada espectacular...

- Ustedes alcanzaron la final de Copa y acabaron en la novena plaza.

- Pero la Real lo hizo mejor por entrar en Europa. La Real viene trabajando con el mismo entrenador desde hace tiempo, con una idea muy marcada, muy atractiva. Veo muchos de sus partidos y me encanta cómo está trabajado el equipo y el nivel que están dando los jugadores. Xabi Prieto, Illarra, la irrupción de Odriozola, Zurutuza... La Real tiene tanto nivel que es difícil personalizar. A nosotros nos espera un partido con una Real que tratará de dominar como hace siempre pero pretendemos llevar el ritmo durante muchas fases, controlarlo, jugar más en su campo que en el nuestro, sabiendo que la Real te puede hacer mucho daño con muy poco y por eso debemos ser sólidos atrás. Queremos hacerle daño cuando recuperemos el balón porque es algo en lo que la Real ha sufrido en estos últimos partidos aunque entiendo que tratarán de minimizar esos problemas que vienen teniendo. No espero una Real muy diferente a lo que viene haciendo estas dos últimas temporadas y media.

- Llegó en cadetes a Zubieta y estuvo hasta 2008. En Preferente coincidió con Carlos Martínez, Zurutuza, Markel Bergara, Mikel... Sorprende que hayan llegado a Primera tantos jugadores de ese equipo de la UPV, que era filial de la Real. ¿A qué lo achaca?

- Buff. Es un hecho excepcional. Muchos de mi generación han hecho carrera en Donostia, han estado muchos años en la Real. Nos cogió el paso del Sanse al primer equipo con el descenso a Segunda, fueron capaces de rearmarse y subir tres años después. Hoy siguen dando un gran nivel en Primera. He tenido la suerte de compartir vestuario y vivencias con una gran generación y me alegro mucho de lo que están disfrutando porque son muy buena gente y han demostrado ser muy buenos jugadores.

- Jugó más de cien partidos con el Sanse, aquella fase de ascenso en Las Palmas, pero no acabó de dar el salto. ¿Por qué?

- No lo sé. Para llegar a Primera tienen que cuadrar muchas cosas. En ese momento nadie sabía cuál iba a ser su futuro. Hoy repaso las plantillas de mi etapa en la Real desde juveniles al Sanse y muchos como Agirretxe o Viguera han llegado a Primera, lo cual habla muy bien del trabajo que hace el club. La Real es un ejemplo en el que muchos deberían mirarse, como nosotros mismos. Yo tuve que seguir otro camino.

- Vivió una de las mejores temporada de la historia del Real Unión.

- Mi etapa en Irun la recuerdo con mucho cariño en un momento que no era fácil para mí porque me había dado de bruces con la realidad al quedarme fuera de la Real. Veía que muchos de mis compañeros habían subido y yo tuve que salir, buscarme la vida, seguir otro camino. En el Girona, el primer equipo en el que recalé después de salir de Zubieta, no me salieron bien las cosas pero en Irun me recibieron con los brazos abiertos. Cumplimos una temporada histórica para el club y excepcional en lo personal viviendo un ascenso, dos eliminatorias de Copa inolvidables ante el Real Madrid y el Betis. Guardo mucho cariño al club y a la gente que sigue como Eneko Romo y otros compañeros con los que estuve en la Real y ahora están en Irun como Dani Estrada, Esnaola, Sergio Llamas... Mantengo contacto con ellos.

- ¿Esos compañeros es lo mejor que le va a dejar el fútbol?

- Así lo he hecho saber en mi página web. He querido recordar los nombres de todos los compañeros con los que he vivido. A mí me ha tocado llegar al fútbol profesional tras una larga trayectoria. Algunos de los que me he rodeado han tenido la suerte de llegar a Primera, muchos de ellos a la Real, pero otros han dedicado tanto trabajo o más que yo y no han tenido esa suerte o rendimiento necesario en un momento determinado para llegar a lo alto de la pirámide. Es una manera de acordarme de esa gente que me han ayudado a alcanzar el lugar que ocupo ahora.

- Acaba de estrenar un documental de su vida. ¿Cómo surge esa idea?

- Salió de unos compañeros de marketing que trabajan con el club y con los que me une una estrecha relación. A raíz de toda la vorágine que vivimos en la pasada temporada con la final de la Copa entendieron que mi persona podía ser una buena excusa para un documental. Me cogió por sorpresa porque no me gusta estar en el foco, pero, con un poco de reposo, entendí que podía ser un buen recuerdo y un reconocimiento a quienes han pasado por mi vida.

- De lo que no hay duda es que tiene ganado el cariño de la afición del Alavés. Es un emblema.

- ¿Emblema? No diría tanto. He tenido la suerte de caer en el club en un buen momento personal y desde que llegué las cosas se han hecho muy bien, se han obtenido buenos resultados y el alavesismo goza de muy buena salud, ha crecido mucho.

- Ya sabe que a la Real no se le da bien Mendizorrotza. El no ascenso en su día... (interrumpe).

- Qué duro fue. Yo estaba en la Real en aquel momento.

- El año pasado la Real tampoco pudo ganar. Un campo complicado.

- Hay un ambiente precioso, da gusto jugar en Mendi. Espero un derbi estupendo, como la pasada temporada, con dos muy buenos equipos y dos aficiones que espero disfruten de todo lo que implica un derbi. Las peñas han programado un montón de actos, han invitado a los aficionados de la Real y hay que disfrutar. Espero un partido muy disputado, con dos equipos que van a buscar una victoria en un momento en el que los dos la necesitan.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos