NO HAY MANERA DE LEVANTAR CABEZA

La Real Sociedad compite en Mestalla a pesar de las ausencias y el delicado momento del equipo, pero los errores individuales le vuelven a condenar

Axel Guerra
AXEL GUERRA
  • 1

Sin Willian y Agirretxe, la apuesta es el falso nueve. Sin Willian José y sin Agirretxe, Eusebio apostó por una alineación sin un nueve claro que sirviera de referencia. Formó con una línea de tres en la que Oyarzabal jugaba por el centro y Juanmi y Canales ocupaban las bandas. Bautista, el tercer ariete del equipo, esperaba su oportunidad en el banquillo.

  • 2

El dominio estéril de la Real no inquieta al rival. En la primera parte los valencianistas invitaron a la Real a tener la pelota, sabedores de los problemas txuri-urdin para profundizar por su circulación lenta de balón. Debían esperar a cazar algún error en la zona de iniciación o en alguna acción a la espalda de la defensa realista, para adelantarse en el marcador. Mina avisó y no perdonó en su segunda ocasión. Los de Marcelino no supieron cerrar el partido a la contra, pero los realistas no tiraron ni una vez a portería en los primeros 45 minutos.

  • 3

Un paso adelante en busca de la reacción. En la segunda parte la imagen de la Real fue bien distinta a la de los primeros cuarenta y cinco minutos. Sobre todo, gracias al gol del empate de Oyarzabal que llegó tras una buena presión y recuperación de Illarramendi y posterior asistencia de Canales. El eibartarra jugó donde le gusta, cerca de la portería y no en banda como es habitual, y en la primera ocasión que tuvo marcó. Ya es el segundo goleador del equipo en Liga (7) por detrás de Willian José (11).

  • 4

Dos más dos no siempre son cuatro en el fútbol. El que atienda a las estadísticias del partido verá que la posesión del balón fue de la Real, que tiró más a portería, que realizó más y mejores pases pero la victoria fue valencianista. Los errores individuales condenaron a un equipo que es el cuarto máximo goleador de la Liga (47), pero también el tercero más goleado (47), con una media de casi dos tantos encajados por partido. Y así es muy complicado.

  • 5

Cuarta derrota consecutiva a domicilio. La Real, a la que le quedan por disputar siete partidos a domicilio, no enlazaba cuatro derrotas ligueras como visitante desde 2012 (Mallorca, Zaragoza, Levante y Rayo). Si quiere romper la racha el jueves en el Villamarín debe competir al menos como en la segunda parte de Mestalla.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos