Real Sociedad

Odriozola: «Sueño con ganar un título con la Real Sociedad y jugar el Mundial»

Odriozola trata de zafarse de Grezda durante el partido que la selección absoluta disputó ante Albania el viernes en el José Rico Pérez. / EFE

El defensa donostiarra pasa en nueve meses de jugar en Segunda B a debutar con la selección absoluta

AXEL GUERRASAN SEBASTIÁN

Cuando Álvaro Odriozola (San Sebastián, 1995) publica algún mensaje en sus redes sociales, le gusta acompañarlo casi siempre de un emoticono que representa un cohete que despega. Es como marcha su carrera futbolística en los últimos meses en la Real Sociedad. A toda velocidad. Hace un año y una semana el donostiarra era el lateral derecho titular del Sanse que se enfrentaba al Fuenlabrada en Zubieta. El viernes ocupó por primera vez la misma demarcación pero en la selección absoluta que dirige Julen Lopetegui. «He cumplido el sueño de debutar», fue lo primero que dijo nada más concluir el partido ante Albania el viernes en el Rico Pérez de Alicante.

Si se atiende a los últimos nueves meses, su trayectoria es aún más vertiginosa. El canterano ha pasado en ese tiempo de jugar en Segunda B, a afianzarse en el primer equipo blanquiazul -debutó el 16 de enero ante el Málaga en La Rosaleda y desde entonces es indiscutible para Eusebio- a ganar el Europeo sub-21 y estrenarse con la selección absoluta. El jugador de la Real Sociedad supo que iba a cumplir su sueño de debutar con la Roja cuando se dirigía a la merienda previa al partido. «Estaba a punto de coger el ascensor cuando Julen Lopetegui ha hecho un aparte conmigo para comunicarme que iba a salir de inicio. La verdad es que me he puesto muy nervioso y el corazón se ha puesto a latir muy fuerte».

Como siempre que le ocurre algo importante, la primera persona a la que llamó Odriozola para comunicarle la buena noticia fue a su madre. «Pobrecita, casi le da un ataque cuando se lo dije», cuenta.

«Estaba a punto de bajar en el ascensor para merendar cuando Julen me dijo que iba a jugar»

«El debut me lo tomé como un partido más, es lo mejor que puedes hacer en estas ocasiones»

«Estoy muy feliz por debutar, dar una asistencia y lograr la clasificación para el Mundial»

Si por algo ha destacado el donostiarra desde que debutó con la Real es por el descaro con el que se desenvuelve en el terreno de juego, porque parece que lo hace sin el peso de la presión de jugar en grandes escenarios y ante los mejores rivales posibles. Contra Albania y con la responsabilidad de saber que estaba en juego un billete para el Mundial de Rusia 2018, el lateral volvió a ofrecer un recital de despliegue físico, calidad técnica y desparpajo, el mismo que muestra cada domingo defendiendo la camiseta blanquiazul. «Me lo he tomado como si fuera un encuentro más, es lo mejor que puedes hacer en estos casos», explica como si fuera algo natural y sencillo de hacer.

Odriozola bordó su actuación, especialmente en la primera parte donde fue un martillo pilón que derribaba una y otra vez la nutrida defensa visitante. Disputó el partido completo y lució el número cuatro en la espalda. Los cifras que firmó hablan por sí solos. Recuperó siete balones, completó 33 pases de 36 que intentó, tuvo un 91% de eficacia en las entregas, centró en seis ocasiones, generó cinco ocasiones y dio una asistencia de gol. Es complicado pensar en una actuación más incisiva en un encuentro partiendo desde el lateral.

De sus botas nació el tercer gol de la selección cuando apuró hasta la línea de fondo una carrera para poner al primer toque un balón en el corazón del área. «Hacía mucho tiempo que no veía a un lateral sacar centros en carrera con esa calidad», destacaba Bernd Schuster, exentrenador de Málaga, Getafe y Real Madrid, entre otros.

El balón servido por el txuri-urdin era un caramelo que Thiago Alcantara supo aprovechar empujándolo al fondo de la portería defendida por Berisha. Suponía el tercer tanto de la selección y el primero que marca el jugador del Bayern Munich en sus 23 encuentros como internacional.

Odriozola, que siempre se muestra humilde a la hora de hablar de su aportación, otorga el mérito a su compañero. «Yo la pongo y Thiago la remata superbien. Con la calidad individual de estos jugadores sólo tienes que colocar el balón y ellos se encargan de meterlo dentro. Estoy supercontento».

A medida que pasaban los minutos, la admiración crecía entre aquellos que no siguen habitualmente a la Real Sociedady quienes narraban el partido por televisión y radio. Los piropos no cesaban para el donostiarra y exjugadores como Ivan Campo hablaban de «un gran debut» de Odriozola. Otro como Álvaro Arbeloa destacaba que el realista es un «crack» que había realizado un «partidazo».

«No se puede pedir más»

Con la satisfacción de haber cumplido uno de sus sueños, Odriozola dice sentirse «muy feliz y contento. No se puede pedir más. Debutar, dar una asistencia y clasificarnos para el Mundial. Ahora quiero disfrutar de la clasificación y mirar al siguiente partido con la selección».

El realista no se conforma con lo conseguido hasta ahora y anuncia que va a luchar por ser uno de los 25 elegidos por Lopetegui para formar parte de la selección que acudirá al Mundial que se disputará en Rusia en junio. «Voy a trabajar en mi club. Voy a intentar hacer las cosas bien en la Real. Luego será el seleccionador el que dirá quién acude, porque hay laterales de grandísimo nivel».

El txuri-urdin, que se incorporó a la convocatoria tras la lesión de Dani Carvajal, no se olvida de el madridista. «Quiero mandarle un saludo y mucho ánimo. A ver si se recupera pronto porque no es placentero entrar en el equipo por la lesión de un compañero».

Odriozola es el quinto jugador en estrenarse desde que Lopetegui accedió al banquillo de la selección absoluta. El de Asteasu acabó satisfecho con la labor del blanquiazul. «Ha debutado y lo ha hecho con nota. Ha mostrado mentalidad y personalidad. No es fácil hacer el partido que ha hecho».

La selección viajó ayer a Israel para disputar mañana en Jerusalén (20.45 horas, TVE-1) el último partido de la fase de grupos para el Mundial. Lograda la clasificación, los jugadores saben que están ante una ocasión para convencer a Lopetegui. Si tiene la oportunidad de jugar, seguro que Odriozola no piensa dejarla escapar. «Sueño con ganar un título con la Real y jugar el Mundial», responde cada vez que le preguntan por sus retos. El primero es una ilusión compartida con todos los txuri-urdin y el segundo está un paso más cerca de conseguirlo.

A la espera de que se hagan realidad esos sueños, el nuevo internacional ya puede ir haciendo un hueco en su habitación, que cada vez es más pequeña porque «guardo todo, parece un museo». Son los recuerdos de toda una vida futbolística, desde que comenzó a jugar con su colegio -Aldapeta- en la playa de La Concha. A partir de ahora, su colección lucirá una de las camisetas más especiales de su carrera. La que vistió el viernes en su debut con la selección absoluta.

Más

Fotos

Vídeos