Real Sociedad

Loren y Eusebio no siguen en la Real Sociedad

Lorenzo Juarros y Eusebio Sacristán, el día de la presentación del técnico vallisoletano en la sala de prensa de Anoeta./ARIZMENDI
Lorenzo Juarros y Eusebio Sacristán, el día de la presentación del técnico vallisoletano en la sala de prensa de Anoeta. / ARIZMENDI
Real Sociedad

Imanol Alguacil se hace cargo del equipo y Olabe es la opción preferente para la dirección deportiva de la Real Sociedad

MIGUEL GONZÁLEZ

Loren y Eusebio ya no pertenecen a la Real Sociedad. La crisis deportiva que atraviesa el equipo en la presente temporada y que se ha agudizado en 2018 se ha cobrado las dos cabezas visibles de un proyecto que en este curso nunca ha terminado de arrancar. Desde hoy, el club trabaja para dar con el nuevo director deportivo, cuya opción preferente pasa por Roberto Olabe, y el entrenador para la próxima temporada, aunque interinamente será Imanol Alguacil el que dirija el equipo en las nueve jornadas que restan.

Pero vayamos por partes, porque los acontecimientos se precipitaron tras la derrota del sábado de la Real Sociedad ante el Getafe y conviene contextualizarlos para tener una correcta perspectiva de las cosas.

Anoeta apunta a Loren

El mal resultado ante el conjunto azulón provocó una respuesta airada de muchos de los aficionados en contra del hasta ayer director deportivo, al que pidieron su dimisión. Con ese gesto la afición le puso en el centro de la diana y le señaló como el culpable de la situación que está viviendo el equipo, por encima incluso de Eusebio. Al conocerse que el técnico de la Real Sociedad no iba a continuar más allá del 30 de junio, la grada entendió que el entrenador ya estaba amortizado y que no correspondía centrar sus iras contra él, sino contra Loren. O quizás fue una forma de agradecerle las dos buenas temporadas anteriores, en las que Eusebio tuvo gran parte de responsabilidad en que la Real jugase tan bien. El caso es que fue Loren el que acabó marcado por la derrota ante el Getafe.

Perfil

Cumbre en la Real Sociedad tras el partido

Después del encuentro se celebra una pequeña reunión en el despacho que Eusebio tiene en Anoeta. En ella, además del técnico, están presentes Aperribay, Oyarzun y Loren. Se habla de la situación deportiva del equipo, pero el grueso de la conversación gira en torno al director deportivo, al que la reacción de la grada le ha dejado descolocado. Es una reunión informal e improvisada pero con mucha trascendencia, al encontrarse en ella los pesos pesados del club. En el transcurso de la misma Loren comenta que está dispuesto a apartarse y dar un paso a un lado si realmente él es el problema que tiene la Real Sociedad. Entre todos acuerdan no tomar una decisión en caliente y se dan unas horas para reflexionar y verse las caras ayer domingo.

Rescisión de mutuo acuerdo

Después de una noche en la que los protagonistas a duras penas pueden conciliar el sueño, se reencuentran ayer en Anoeta. Ha pasado un tiempo pero Loren sigue decidido a dejar el cargo. Después de casi diez años al frente de la dirección deportiva, entiende que la reacción de la afición ha sido inequívoca, que su trabajo durante tanto tiempo se pone en cuestión y que su marcha puede contribuir a rebajar la tensión que existe alrededor del equipo.

Aperribay y Oyarzun aceptan sus explicaciones y de mutuo acuerdo se decide la rescisión de su contrato, que vencía el 30 de junio de 2019. En el Consejo de Administración hay preocupación por la involución de un equipo que es decimoquinto en la tabla y que todavía no tiene asegurada de forma matemática la permanencia para la temporada que viene, por lo que tampoco tienen muchos argumentos a los que agarrarse ni insisten en pedir la continuidad del director deportivo.

¿Qué hacemos con Eusebio?

Con Loren desvinculado de la Real Sociedad a primera hora de la tarde, queda por resolver la situación del entrenador, que se ha complicado tras la marcha de su principal valedor, el hombre que le fichó y que apostó fuerte porque se mantuviera en el cargo.

En esa cumbre del sábado en Anoeta el técnico expresó su confianza en revertir la situación del equipo en las próximas jornadas y con ese ánimo se presentó al entrenamiento matinal de ayer en Zubieta. Posteriormente, emprendió viaje hacia Sitges para visitar a su familia como hace cada semana aprovechando el día de descanso.

Perfil

Cuando inicia el desplazamiento por carretera aún no se ha producido la salida de Loren, aunque desde la noche anterior sabe su voluntad de dejar el cargo. Y puede intuir que su futuro también pende de un hilo. El Consejo de Administración se reúne de forma extraordinaria, confirma la marcha de Loren y entiende que no sería demasiado coherente la continuidad de Eusebio.

Ambos han sido los encargados de planificar la temporada y, por tanto, los responsables de que los resultados no estén acompañando. La crisis no se resuelve con el adiós del director deportivo y una nueva derrota en Ipurua dentro de dos semanas podría llevar a otra situación de inestabilidad en el banquillo. Se en tiende que es el momento para hacer el relevo al frente del equipo y dar a su sustituto la opción de aprovechar este parón para familiarizarse con la plantilla de cara a afrontar con garantías las últimas nueve jornadas. Así que se acuerda la destitución de Eusebio que, como en el caso de Moyes en 2015, le fue comunicada por teléfono al no encontrarse en Donostia.

Imanol Alguacil toma el mando

Con tantos frentes abiertos, es difícil ir sincronizando los pasos a dar en una jornada que resultó frenética. Tanto que cuando se decide la marcha de Eusebio, Imanol Alguacil se encuentra preparando el partido con el Sanse ante el Logroñés en Zubieta. Y antes de dar el paso adelante y comunicar la noticia, es necesario saber su opinión al respecto, aunque el oriotarra ya tenía interiorizado desde hacía semanas que si las cosas se torcían arriba le tocaría hacerse cargo del equipo. No es algo que estaba deseando, porque se encuentra inmerso en puestos de play-off con el filial y ahora tiene que dejar todo el trabajo de un año al margen para afrontar una situación delicada con la Real Sociedad. Pero es un hombre de club y acepta el reto que le propone el presidente, con lo que desde mañana estará al frente del banquillo txuri-urdin. Aunque la próxima campaña regresa al filial.

Olabe, la opción preferente

La crisis de juego y resultados deja al club sin director deportivo y con un entrenador interino a mediados de marzo. La Real Sociedad ya está manos a la obra para encontrar a la persona que lleve las riendas de la parcela deportiva y Roberto Olabe sería la opción preferente. El vitoriano se desvinculó hace un año y ahora trabaja para un club ecuatoriano llamado Independiente del Valle. Aperribay siempre deseó que reforzase la estructura del club y le diese un empujón en la línea de consolidar a la Real entre los primeros equipos de Primera.

Su primer intento la temporada pasada terminó antes de tiempo porque no acabó de encontrar su sitio en el club. En el fútbol base se encontró con un trabajo liderado por Luki Iriarte, mientras que en la parcela profesional Eusebio y Loren se encargaban del diseño de la primera plantilla. En ese escenario, y como las cosas iban más que bien, con la Real lanzada hacia Europa, poco trabajo tenía que hacer o podía hacer. Por eso decidió apartarse sin armar ruido ni declarar cuales fueron realmente las causas de su marcha. Eso sí, alegó razones personales y dejó entrever que quizás no era el momento adecuado para realizar ese trabajo en el club txuri-urdin.

Ahora, con Loren fuera de la Real Sociedad, el escenario ha cambiado y las puertas podrían abrírsele de nuevo. Aunque tiene contrato con Independiente del Valle y antes tendría que resolver su situación contractual en Ecuador. Sea como fuere, el club necesita encontrar de forma inminente a la persona encargada de diseñar la plantilla del año que viene y el proyecto deportivo de futuro después de un año tan malo.

Real Sociedad: Eusebio y Loren no siguen

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos