Real Sociedad

Pasíon por la Real a pesar de la lluvia

Canales trata de arrebatar el balón a Illarramendi durante un ejercicio en el entrenamiento de ayer en Zubieta./ARIZMENDI
Canales trata de arrebatar el balón a Illarramendi durante un ejercicio en el entrenamiento de ayer en Zubieta. / ARIZMENDI

Cerca de un centenar de seguidores, la mayoría niños, acuden al primer entrenamiento tras las vacaciones. Januzaj, De la Bella y Carlos Martínez se ejercitan al margen por sus molestias físicas y Llorente se marcha a casa con un proceso vírico

AXEL GUERRASAN SEBASTIÁN.

La Real volvió ayer a los entrenamientos tras una semana de parón por las vacaciones de Navidad. Y lo hizo al calor de sus aficionados -la mayoría niños-, en una jornada que por las inclemencias metereológicas estaba más para quedarse en casa que para hacer cualquier plan al aire libre. Ir a Zubieta para seguir las evoluciones de los futbolistas estos días que los niños no tienen colegio a priori se antoja como un buena opción para los padres. Además, resulta una forma de acercar al equipo a los aficionados más jóvenes que durante el curso tienen pocas ocasiones de verles trabajar a lo largo de la semana. Así lo debieron entender el casi centenar de seguidores que desafiaron al mal tiempo y se acercaron a las instalaciones blanquiazules.

A pesar de la lluvia que les acompañó durante toda la práctica y el frío reinante, los aficionados realistas hicieron gala de una paciencia infinita y, sobre todo, de su pasión blanquiazul. Siguieron las evoluciones de los futbolistas sin inmutarse desde los aledaños del z2, donde muchas veces se ejercita el equipo de Eusebio y que no tiene gradas ni ningún lugar en el que los que se acerquen puedan cobijarse. Los encargados del mantenimiento de los campos de Zubieta recomendaron trabajar en el terreno auxiliar porque el estado del césped del z1 no era el mejor. Si mejora en las próximas horas, está previsto que los futbolistas trabajen el fin de semana en el campo principal.

Hoy
La Real se ejercita en Zubieta a puerta abierta a partir de las 16.00 horas.
Mañana
Los futbolista volverán a entrenarse por la tarde. Eusebio ha programado que la sesión comience a las 16.00 horas y sea con presencia de público.
Domingo
El último entrenamiento del año está previsto que comience a las 11.00 horas. Será a puerta abierta.

Muchos se colocaron en el jardín de piedras que hay en el lateral que da acceso al césped. Era la mejor forma para poder ver más de cerca a los realistas, aunque la vista no era completa porque una valla y una red se interponía entre ellos y los jugadores. Otros se situaron en uno de los fondos, pisando un jardín embarrado que a alguno le dio un susto y por poco no acabó en el suelo.

Los jugadores estaban citados a las 16.00 horas para comenzar a trabajar. A esa hora, una veintena de aficionados estaban en el z2, otros tantos se resguardaban en la grada del José Luis Orbegozo y más de cincuenta esperaban a que los jugadores salieran por la puerta del vestuario para pedirles los primeros autógafros y fotografías. Los más solicitados fueron el capitán Xabi Prieto y Asier Illarramendi. Atendieron a tantos seguidores que llegaron tarde a la tradicional charla con la que Eusebio da comienzo a los entrenamientos.

Cinco ausencias

El técnico dirigió una sesión de poco más de una hora en la que estaban todos los jugadores de la primera plantilla, a excepción de Diego Llorente, que ha vuelto de las vacaciones con un proceso vírico y se marchó a casa para evitar contagiar a sus compañeros, y los tocados Adnan Januzaj, Alberto de la Bella y Carlos Martínez. Tampoco Carlos Vela, que en enero se incorporará al Los Ángeles FC de la Mayor Soccer League (MLS) americana.

Los tres lesionados trabajaron al margen -Januzaj y Carlos Martínez en el interior de las instalaciones, mientras que De la Bella salió a correr al z1 en compañía del preparador físico Karla Larburu- para seguir con los tratamientos de recuperación de las molestias físicas con las que llegaron al parón navideño. Se trata de una medida de precaución para favorecer la recuperación de los futbolistas, ya que hasta el partido ante el Leganés en Butarque el 7 de enero a las 12.00 horas aún quedan nueve días.

El internacional belga se lesionó ante el Sevilla en Anoeta durante el último partido del año. Una ecografía que se le realizó en su país detectó que sufre «una elongación proximal de la musculatura isquiosural del muslo derecho, sin disrupción de fibras». El lateral catalán se quedó a última hora fuera de la convocatoria para el encuentro ante los andaluces por un esguince «leve» en su rodilla. En el caso del navarrro, son unas molestias en la zona del pubis la que le impiden estar al mismo ritmo que el resto del grupo.

Avanzan Agirretxe y Guridi

La nota positiva del entrenamiento fue la presencia de un día más de Imanol Agirretxe y Jon Guridi con sus compañeros tras haber recibido el día 18 el alta médica tras sus lesiones de larga duración. En lo que respecta al trabajo que realizaron los realistas, el balón fue el protagonista de la jornada, especialmente en un ejercicio en el que se dividieron en dos grupos para realizar un juego de posesión a un toque. La sesión terminó con unas carreras a lo largo de todo el campo en las que Mikel Labaka, cronómetro en mano, marcaba el ritmo.

La Real realizará tres sesiones más de trabajo a puerta abierta antes de acabar el año. La primera será hoy a partir de las 16.00 horas. Mañana, los futbolistas se ejercitarán a la misma hora. El domingo el entrenamiento será matutino y comenzará a las 11.00 horas. Tres nuevas oportunidades en las que los aficionados de la Real podrán demostrar que por mucho que llueva y por mucho frío que haga, su pasión por el club txuri-urdin está muy por encima.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos