Real Sociedad

Llorente se retiró de la sesión por las molestias que arrastra en el tobillo

Eusebio trabajó en el ejercicio de posesión con dos equipos diferentes que barajaría para jugar hoy ante el Genclerbirligi

M.G. ERMELO.

El primer contacto con el campo de entrenamiento no resultó demasiado fuerte. Apenas una hora de sesión que acabó pasada por agua, ya que la lluvia que amenazó con descargar durante toda la jornada hizo acto de presencia. Así que los blanquiazules se retiraron a la carrera en busca de las bicicletas para cubrir los tres kilómetros que tenían hasta el hotel. Habían estirado las piernas después del viaje y, en vísperas del amistoso de esta tarde en Arnhem (19.00) ante el Genclerbirligi turco, cuarto ensayo del presente verano, tampoco era cuestión de hacer excesos.

El entrenamiento, que arrancó con sol, se inició con la ya habitual charla de Eusebio, en la que el técnico se mostró satisfecho con el partido de Biarritz -desde entonces no se había juntado la plantilla- y animó a los suyos a seguir por el mismo camino. Una vez acabada se formaron cuatro grupos. Los porteros Rulli, Toño y Sisniega se pusieron a las órdenes del preparador Jon Alemán para hacer trabajo específico, aunque uno de ellos se fue rotando posteriormente para formar con los jugadores de campo en los diferentes ejercicios de posesión que ordenó Eusebio.

Willian y Agirretxe, al margen

Los técnicos insistieron en la circulación rápida del balón y los apoyos exteriores

Los dos delanteros centro del equipo presentes en Holanda, Willian José y Agirretxe, realizaron carrera continua a buen ritmo en compañía de Karla Larburu. El brasileño sufrió hace dos semanas una lesión de grado I en el músculo recto anterior del cuádriceps que le ha impedido ejercitarse con normalidad hasta ahora mientras que el usurbildarra tuvo que parar por un percance en la misma zona. Ambos confían en disputar algún partido de esta gira, aunque desde luego están descartados para estos primeros compromisos porque aún no trabajan con el resto del grupo.

Los tres internacionales que se incorporaron ayer a la pretemporada -Oyarzabal, Vela y Odriozola- también se ejercitaron al margen de sus compañeros. Realizaron carrera continua por la banda y los dos más jóvenes tuvieron ocasiones de compartir con el mexicano sus andanzas en este verano. Paulatinamente se irán incorporando a la dinámica del equipo.

Eusebio y Gerardo Izaguirre se encargaron de los veinte jugadores restantes, que comenzaron la sesión con unos rondos y después pasaron a desarrollar un ejercicio de posesión de nueve contra nueve con dos comodines, aunque a veces eran tres cuando se sumaba al grupo uno de los porteros. Durante esta práctica los técnicos insistieron en la circulación rápida del balón y los apoyos exteriores.

Aunque solo Eusebio sabe cuáles son sus planes para el amistoso de hoy contra el Genclerbirligi, dio la sensación de que por los equipos que formó en ese ejercicio muchos de esos jugadores podrían jugar juntos. Contra el Girondins presentó prácticamente dos equipos diferentes en cada tiempo y frente al Saint-Étienne estiró algo más la participación de algunos hombres como Aritz, Kevin, Prieto, Canales y Juanmi, que jugaron 65 minutos, aunque otros como Rulli, Pardo, Januzaj, Illarramendi o Zurutuza se quedaron en 45.

En la sesión de ayer formaron de negro Gorosabel, Llorente, Navas, Kevin; Illarramendi, Pardo, Prieto; Canales, Juanmi y Januzaj. De naranja lo hicieron Ujía, Aritz, Gaztañaga, Concha; Guevara, Zurutuza, Capilla; Luca Sangalli, Muguruza y Merquelanz.

A falta de pocos minutos para concluir el entrenamiento Diego Llorente se tuvo que retirar aquejado de unas molestias en el tobillo derecho. El madrileño sufrió una torsión de ese tobillo ante el Girondins que le hizo perderse el encuentro del sábado en Biarritz en el que, a pesar de estar convocado, no participó. Esta tarde su concurso vuelve a estar en el aire.

Fotos

Vídeos