Real Sociedad: El seguimiento

Diego Llorente se doctora en el campus de San Mamés

Un muro. Diego Llorente trata de robar el esférico a Raúl García ayer en el nuevo San Mamés./JOSÉ MARI LÓPEZ
Un muro. Diego Llorente trata de robar el esférico a Raúl García ayer en el nuevo San Mamés. / JOSÉ MARI LÓPEZ

Disputó su primer derbi ante el Athletic y dio una clase magistral sobre cómo secar a Aduriz y Raúl García

IMANOL LIZASOAIN

Tuvo una de las parejas de baile más feas ayer en San Mamés. Diego Llorente disputó su primer derbi en el nuevo San Mamés visitiendo la elástica txuri-urdin. Será un día que no olvidará jamás. Sobre todo por haber tenido la ardua y desesperante tarea de defender a Aritz Aduriz y Raúl Garcia, dos jugadores que al término del partido Llorente calificó de grandes futbolistas pero que en ocasiones ambos se valen de «artimañas» para sacar algún que otro provecho.

Elegante y determinante a la par en la zaga, el '3' blanquiazul logró secar a la delantera vizcaína. Una misión nada fácil en su feudo. Más si cabe aún, siendo su primer derbi frente al Athletic. Llorente no se amilanó y demostró que tiene galones suficientes para convertirse en un referente en la defensa donostiarra. Por desgracia, Iñigo no parece atravesar su mejor momento y ayer volvió a cometer errores de bulto en la salida de balón que bien pudieron costarle un disgusto a Eusebio.

EL SEGUIMIENTO DIEGO LLORENTE

Pases buenos 52
Pases fallados 10
Rechaces defensivos 1
Faltas cometidas 1
Faltas recibidas 1
Balones recuperados 7
Intercepciones 1
Despejes 3

Pero volvamos con Diego. Fue el principal protagonista desde el comienzo del partido. Una mano suya dentro del área fue protestada con ahínco por Aduriz en el minuto once. Borbalán consideró involuntaria la acción y dejó seguir el juego. Fue el primer careo que tuvieron el delantero donostiarra y el central madrileño, que ya en la segunda parte tendrían su momento más tenso. Hasta entonces Llorente estuvo sublime en defensa. El único lance del juego en el que se equivocó fue en una dura entrada sobre Susaeta. Llegó tarde, le dejó un regalo y volvió a su posición como alma que lleva el diablo.

Los primeros quince minutos de la segunda mitad fueron los mejores del conjunto de Ziganda. Pero también los de Diego. Estuvo providencial en el minuto 50 cuando un gran centro de Raúl García iba a ser rematado en plancha por Aduriz. Pero el central realista se tiró al suelo y mandó a córner el esférico. Ocho minutos más tarde llegaba el momento de mayor tensión para ambos. Aduriz protestaba una acción al colegiado y por allí aparecía Llorente con ganas de mambo. El delantero donostiarra propinó una 'collejita' a Llorente cuando los dos se encontraban a pocos metros del árbitro. Borbalán lo vio y amonesto al '20' del Athletic.

Con los grilletes en ataque

Con el sobresaliente en defensa, Llorente buscó adelantar a los suyos en las jugadas a balón parado. El Athletic, consciente del poderío por arriba del madrileño, le puso los grilletes en cada córner y en cada falta lateral, impidiendo dar una alegría a la parroquia txuri-urdin que ayer se acercó a Bilbao.

Diego vivió ayer una nueva experiencia como futbolista que esperemos que se repita por años y años. A día de hoy, es el mejor defensa de la plantilla.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos