Real Sociedad

Ventaja mínima para la vuelta

Canales celebra el gol que abría el marcador/Santi Iglesias
Canales celebra el gol que abría el marcador / Santi Iglesias

Un golazo de Canales da la victoria a los txuri-urdin ante el Lleida

Miguel González
MIGUEL GONZÁLEZ

La Real Sociedad toma ventaja en su eliminatoria de dieciseisavos ante el Lleida. Esta es la mejor noticia de la visita al Camp d’Esports, uno de esos partidos que no pasarán a la historia pero que no hace mucho tiempo se perdían. Con el historial que tiene el cuadro blanquiazul en esta competición, triunfos así no pueden caer en saco roto. Porque el recuerdo de aquellas noches en Soria, Beasain, Hospitalet, Miranda o Zamora, entre otras, está tan fresco que ahora hay que saborear lo que supone imponerse a domicilio en estas primeras rondas coperas, aunque enfrente haya un rival de inferior categoría. Athletic, Villarreal y Atlético, por ejemplo, no han podido ganar a Formentera, Ponferradina y Elche, también de Segunda B, como el Lleida.

Todo tiene su origen en un entrenador que se toma en serio la Copa. Podía haber dado descanso a hombres como Oyarzabal y Prieto pero no lo hizo, porque sabe que sin ellos el equipo se le cae en el centro del campo. Y más sin Illarramendi ni Zurutuza por ahí. Y hubiera mandado una señal al vestuario en la dirección equivocada. También alineó a futbolistas como Iñigo, Pardo o Januzaj, que tienen muchos boletos de jugar de inicio en Getafe, porque este no era un partido menor. Ninguno lo es. El resultado ahora es que la Real Sociedad encadena tres victorias y un empate tras el parón de octubre, y entrar en una dinámica positiva vale su peso en oro.

Así podrá afrontar la vuelta con más tranquilidad, aunque sin descuidarse, ya que no acertó a cerrar la eliminatoria en el tramo final, en el que Juanmi tuvo dos buenas oportunidades para sentenciar. Esa renta favorable será importante para jugar un partido encajado entre los compromisos ligueros contra el Las Palmas en Anoeta y la visita al Metropolitano. Con tantos esfuerzos en la piernas, un marcador así en la Copa da un cierto margen de maniobra para distribuir mejor los minutos entre la plantilla.

Un once reconocible. Un repaso a la alineación ya confirmó la seriedad del envite. El técnico dejó en casa a Odriozola, Zubeldia, Aritz, Willian José, Kevin e Illarramendi, que se cayó a última hora de la lista por una gastroenteritis. Los cinco son de los que más minutos acumulan esta temporada. A pesar de estas ausencias, no se dejó nada en el tintero y puso en liza un buen equipo, con habituales como Prieto y Oyarzabal en el once, cuando podía haber dado entrada perfectamente a Guevara y Bautista para reservarles para Getafe. O al mismo Vela, que se quedó en el banquillo y salió al final.

Así las cosas, la Real Sociedad formó con Toño bajo palos, una defensa compuesta por Gorosabel, Navas, Iñigo y De la Bella; Pardo, Canales y Prieto en el centro del campo y Oyarzabal, Juanmi y Januzaj en línea de ataque. Un equipo bien majo.

Arranque trabado y sin ritmo. La primera media hora resultó de lo más anodina. El Lleida, como es lógico en un conjunto de inferior categoría, esperó a la Real en su campo para tratar de robar algún balón y salir a la contra, algo que no consiguió porque los blanquiazules no hicieron concesiones en el juego combinativo. Aun a costa de pecar de falta de profundidad, la posesión dio a los de Eusebio la tranquilidad y la pausa necesaria para manejarse en el campo y someter a un adversario que no paró de perseguir.

Sin embargo, costó ver la camiseta que llevaba puesta el meta ilerdense Oliveros. A la Real le faltaba velocidad en la circulación de balón y movilidad en campo contrario para generar espacios libres. Tan solo las rupturas de Canales desde el volante en la banda izquierda y las situaciones en las que Januzaj, con la complicidad de De la Bella, generaba acciones de superioridad, creaba cierta inquietud al bien asentado sistema defensivo local.

La primera aproximación llegó a punto de cumplirse la media hora en un pase vertical al espacio de Pardo para la incorporación de Gorosabel, pero el arrasatearra no encontró un compañero dentro del área al que dar el pase de la muerte. A continuación un buen balón al hueco de Juanmi hacia Gorosabel terminó con un centro de este que Januzaj empalmó en el segundo poste. El remate salió rozando el poste.

Canales acaba con dos años de sequía. La Real se había soltado cuando apareció Canales para marcar un golazo desde 25 metros ante el que nada pudo hacer Oliveros. El cántabro acababa con una larga sequía de casi dos años sin ver puerta, desde aquel gol que hizo al Las Palmas en Copa en Anoeta unos días antes de lesionarse en el Bernabéu. Había que ver la rabia con la que lo celebró con sus compañeros del banquillo. En cierta forma era su regreso al fútbol de alto nivel tras mucho trabajo detrás para salir de un largo túnel. Acciones así están reservadas a unos pocos elegidos y él siempre lo ha sido. No hay muchos futbolistas que se hayan levantado de tres lesiones de cruzado con 26 años y sigan en primera línea. Seguramente ninguno.

La temporada pasada, en la que acabó a buen nivel, un balón se le fue a la madera contra el Deportivo. En Balaídos, en el arranque de esta, también pudo marcar de falta y la semana pasada tuvo una buena colección de oportunidades ante el Vardar. Su recompensa le llegó anoche con ese golazo.

Juanmi pudo sentenciar. En el arranque de la segunda mitad el Lleida trató de empujar, pero Toño desbarató cualquier aproximación a sus inmediaciones. Con el partido de nuevo bajo control, Eusebio reservó a Oyarzabal, Pardo y Januzaj y metió a Vela para tratar de dar más mordiente a la contra. Y ahí tuvo especial protagonismo Juanmi, con dos buenas ocasiones. Pero la primera se la sacó Oliveros tras un buen centro de Prieto y la segunda acabó en el lateral de la red. Así que habrá que confirmar esta renta en Anoeta.

0 Lleida

Oliveros; Nuñez, Pumar, Valiente, Andriu Hernández; Trilles, Huertas (Molina, min. 57), Gnning; Nierga (Radulovic, min. 68), Agudo (Mugar, min. 57), Musa.

1 Real Sociedad

Toño; Gorosabel, Navas, Iñigo Martínez, De la Bella; Rubén Pardo (Guevara, min. 70), Prieto, Canales; Januzaj (Carlos Vela, min. 58), Juanmi y Oyarzabal (Bautista, min. 53).

gol
0-1, m.32: Canales.
árbitro
Jaime Latre (Comité Aragonés). Amonestó Nuñez, Radulovic y Pumar, por los locales; y a Carlos Vela, por los realistas.
Incidencias
8.000 aficionados en el Camp d'Sports de Lleida en la ida de los dieciseisavos de Copa del Rey.

Noticias relacionadas

Fotos

Vídeos