Real Sociedad

El fondo de armario de la Real Sociedad, a examen

Listos. De la Bella, Kevin, Zubeldia, Gorosabel, Vela, Odriozola, Januzaj, Bautista y Llorente calientan en el entrenamiento de ayer en Zubieta./ARIZMENDI
Listos. De la Bella, Kevin, Zubeldia, Gorosabel, Vela, Odriozola, Januzaj, Bautista y Llorente calientan en el entrenamiento de ayer en Zubieta. / ARIZMENDI

La Real Sociedad, con novedades en la alineación, visita esta noche el campo del invicto Levante. Gorosabel, De la Bella y Zubeldia apuntan a la titularidad en el primero de los tres partidos que le esperan al equipo en una semana

ÁLVARO VICENTESAN SEBASTIÁN.

La visita al campo del Levante, esta noche a las 22.00 horas, supone para la Real el primero de los tres partidos que jugará en una semana porque el domingo recibirá en Anoeta al Valencia y el jueves que viene estará a 3.500 kilómetros para medirse al Zenit en San Petersburgo. Esta acumulación de partidos, unido a las ausencias por lesión de Navas, Iñigo y Oyarzabal, va a llevar a Eusebio a tirar de fondo de armario, a comprobar hasta qué punto los jugadores a priori secundarios están capacitados para dar el mismo nivel de los titulares ante un rival que viene de Segunda con dinámica ganadora y se mantiene invicto después de haber jugado ante el Villarreal, Deportivo, Real Madrid y Valencia.

El de hoy es el primer examen para ellos en esta temporada de tres competiciones, también para el grupo, una vez que se ha respondido con creces en el primer mes de Liga y se ha ganado como se pretendía en el estreno de la Europa League.

Andoni Gorosabel, un canterano que hace nada estaba en el Berio (hoy Real C), la temporada pasada jugó cedido en el Real Unión y en ésta alterna los partidos en el Sanse con los entrenamientos con el primer equipo, está llamado a debutar hoy en el campo del Levante para que Odriozola, «un jugador muy generoso, que siempre da el 100%», pueda descansar en el lateral derecho. Eusebio está «muy contento» con la respuesta que Gorosabel ha dado desde pretemporada y tiene toda su confianza. «Nos da plenas garantías», dijo. Será el enésimo canterano al que da paso este entrenador o, si quieren, el enésimo potrillo que tira la puerta del primer equipo.

A la posible entrada de Gorosabel se podría sumar De la Bella en el otro costado. El buen rendimiento que ofreció ante el Goteborg y la precaución que hay que tener con un jugador joven como Kevin, al que también hay que dosificar, llevaría a Eusebio a tomar esta decisión.

En el centro de la zaga no habrá cambios. Aritz y Llorente seguirán haciendo pareja ante las ausencias por lesión de Navas, con dos vértebras rotas desde el partido ante el Villarreal el 25 de agosto, e Iñigo, con una luxación en la rodilla izquierda.

La inoportuna baja de Pardo, con un problema respiratorio, ha trastocado el plan de Eusebio para el centro del campo, donde Illarramendi, Zurutuza y Xabi Prieto han jugado el 94% de los minutos de competición hasta la fecha, con «un rendimiento alto», y quizás estaba pensando en otra cosa hoy. «Estamos empezando, llevamos pocos partidos, pero hay que ir pensando en ir rotando». En cualquier caso, sin Pardo, Zubeldia es el que tiene todos los boletos para dar aire a alguno de los intocables porque puede hacer de pivote como de volante.

Eusebio no se pone límites: «Pensamos en grande, en lograr cosas importantes»

Pardo, enfermo, no viaja, y Navas, Iñigo y Oyarzabal no llegan; Agirretxe se queda fuera

En la línea más adelantada, el abanico es más abierto. Juanmi pide a gritos entrar en el once, Januzaj quiere demostrar que puede aportar más de lo que dio ante el Real Madrid, Vela se postula y Canales siempre está disponible. Lo único seguro es que Oyarzabal no está para jugar todavía por las molestias en el tobillo que arrastra desde que jugó con la sub 21 y Agirretxe se ha quedado en casa por decisión técnica. «Tenemos a tres delanteros e iremos alternando», dice Eusebio. El que viaja en esta ocasión es Bautista, pero el que tiene todos los boletos para jugar es Willian José, al que Eusebio considera una pieza «importantísima, un referente» en el estilo del equipo.

Un rival, «con determinación»

Como decía el propio Willian José el martes cuando se confirmó su ampliación de contrato hasta 2022, Eusebio también aspira a lo máximo. Si es Champions, mucho mejor. «No nos ponemos límites, nos los pondrán los rivales -advierte el entrenador-. Nosotros pensamos en grande. Eso es positivo. Querer lograr cosas importantes nos va a ayudar a seguir mejorando como equipo».

El de hoy no es rival con pedigrí, uno de los teóricos rivales por un puesto en Europa, pero le va a crear problemas a la Real sí o sí porque «ha llegado a Primera con mucha fuerza, confianza y fe».

El Levante ha crecido una barbaridad en los últimos años. Hace ocho tenía 3.000 abonados, estaba más cerca de Segunda B que de Primera, y hoy cuenta con 21.000 fieles en una ciudad en la que el Valencia se come casi todo. Su directiva está trabajando para que deje de ser un equipo ascensor y va camino de lograrlo.

Por de pronto, en lugar de hacer una revolución al ascender, ha mantenido a Muñiz en el banquillo y el bloque de Segunda prácticamente se mantiene. Eso le hace estar jugando cada fin de semana con nueve o diez jugadores del equipo que ascendió de forma brillante. El resultado es un equipo que juega con «mucha determinación», que se defiende muy bien, que «junta mucho sus líneas», al que es difícil jugarle por dentro y que exprime las subidas de sus laterales. Pero es que además, según Eusebio, cuando recuperan el balón, «salen con mucha velocidad». Ante este perfil, la Real tiene dos opciones: seguir apostando por la posesión de balón o ser ese equipo que no tiene ningún problema en ceder metros al rival para salir después como un tiro cuando recupera el balón. No le ha ido mal cuando lo ha hecho así fuera de casa.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos