Europa League

Kokorin-Driussi, la dupla atacante del Zenit de Mancini

Aleksander Kokorin anotó los dos goles en la vuelta de la previa, ganada al Utrecht en la prórroga./EFE
Aleksander Kokorin anotó los dos goles en la vuelta de la previa, ganada al Utrecht en la prórroga. / EFE

La firma Gazprom, gigante del gas, es el sustento principal del equipo de San Petersburgo, que juega en el estadio más caro del mundo

LUCA CORSISAN SEBASTIÁN.

Participante habitual en competiciones europeas, lo mismo en la Liga de Campeones que en la Europa League, todo es gigantesco en el Zenit de San Petersburgo, uno de los tres rivales de la Real en su próxima participación continental. Su estadio, el Krestovsky o San Petersburgo Arena, costó según diversas fuentes 1.400 millones de dólares, si bien la cifra oficial fue de 800. El nuevo Wembley supuso una inversión de 1.200 millones, por lo que el del Zenit es el campo de fútbol más caro del planeta.

El San Petersburgo Arena presenta un aforo de 68.134 espectadores, número muy alto. Gazprom, el gigante ruso del gas, es el sustento de un club cuyo presupuesto ronda los 150 millones de euros.

La ciudad
.
Población
5.281.577 habitantes.
Idioma
ruso.
Qué ver
centro histórico de la ciudad, la avenida Nevsky Prospekt, la catedral de Nuestra Señora de Kazán, la iglesia del Salvador sobre la sangre derramada, la estación de Vitebsky y la estación Zvenigorodskaya del Metro de San Petersburgo.
Cómo viajar
.
Vuelos
Bilbao-San Petersburgo (escala Múnich), de Lufthansa; Bilbao-San Petersburgo (escala París o Amsterdam), de Air France; Biarritz-San Petersburgo (escala París), de Air France.
Dónde alojarse
.
Hotel
Maribelle (precios entre 75 y 135 euros).

Acaba de incorporar a su plantilla a tres futbolistas argentinos por los que ha abonado traspasos superiores a los veinte millones de euros. El centrocampista Emiliano Rigoni ha llegado procedente del Independiente por 25; el también mediocampista Leandro Paredes, del Roma por 23; y el delantero Sebastián Driussi, del River Plate por 20. Añadan a esa lista a Matías Kranevitter, por quien el Atlético de Madrid ha percibido ocho.

Estos jugadores imprimen sello argentino al Zenit de San Petersburgo actual, dirigido desde el banquillo por el italiano Roberto Mancini, entrenador con amplia experiencia internacional. Se estrena esta temporada después de pasar por Fiorentina, Lazio, Inter en dos ocasiones, Manchester City y Galatasaray. Fue campeón de la Premier con el City en la campaña 2011/12. Sin embargo, a partir de entonces su carrera como míster parece haber entrado en una dinámica negativa en resultados. Lo que nadie le discute es su gusto a la hora de vestir.

El conjunto de San Petersburgo, ganador de la Copa de la UEFA y de la Supercopa de Europa en 2008, acabó tercero en la última Liga rusa por detrás del campeón Spartak de Moscú y del CSKA. El Zenit ocupa actualmente el liderato de la competición local tras la disputa de siete jornadas. Ha empezado con seis victorias y un empate.

Mancini confía en su dúo atacante Kokorin-Driussi para recuperar la supremacía en Rusia y reverdecer éxitos europeos. Aleksandr Kokorin (26 años), el futbolista más joven en marcar un gol en la competición doméstica con solo 17 años y 199 días, anotó diez tantos con el Zenit la pasada campaña y lleva siete en diez partidos en la presente, por lo que va camino de mejorar sus registros. Ha sido 44 veces internacional con Rusia, selección a la que accedió por primera vez a las órdenes de Fabio Capello.

El argentino Sebastián Driussi (21 años) acaba de llegar procedente del River Plate. Hay un dato sorprendente sobre este jugador: en 2007, con 11 años, consiguió un acuerdo para cobrar 40.000 dólares antes de tener un contrato profesional. Autor de 23 goles en 44 partidos durante la pasada temporada, llamó la atención de los ojeadores europeos. Los responsables del Zenit vieron en este delantero un proyecto de futuro y apostaron por él.

Ivanovic, su central

Pero en la plantilla de Mancini hay otro jugador que destaca por encima del resto. Por trayectoria, por experiencia, por títulos... Se trata del serbio Branislav Ivanovic, antiguo defensa del Chelsea, capaz de desenvolverse lo mismo de lateral que de central. Polivalente, tiene 33 años. Capitán de la selección de su país, ganó la Champions con el Chelsea en 2012, un año antes de proclamarse campeón de la Europa League en las filas del conjunto londinense.

Jugador del Chelsea desde 2008 hasta 2017 -coincidió con Roberto Mancini-, se marchó al Zenit el 1 de febrero y tardó poco en erigirse en el referente de la línea defensiva del equipo ruso. Se incorpora habitualmente a las jugadas de ataque a balón parado y es peligroso en esas acciones por su potencia y habilidad para cabecear.

En Rusia conocen al Zenit por el sobrenombre de artilleros antiaéreos. Era el equipo de los trabajadores de la industria armamentística de Leningrado, nombre de la ciudad en los tiempos de la Unión Soviética.

Fotos

Vídeos