Real Sociedad

Kevin: «A veces pienso y tomo decisiones en clave ofensiva; aún estoy aprendiendo a defender»

Kevin Rodrigues ha visto cumplido en la Real su sueño de llegar a Primera División. / LOBO ALTUNA
Kevin Rodrigues, jugador de la Real

MIGUEL GONZÁLEZSAN SEBASTIÁN.

Kevin Rodrigues (Baiona, 1994) ha irrumpido con fuerza en la Real esta temporada. Ocupa el lateral izquierdo tras la marcha de Yuri y en los seis partidos que lleva ha marcado un gol, dado dos asistencias y estrellado un balón en el larguero, lo que evidencia que nos encontramos ante un futbolista más ofensivo que defensivo. Así lo reconoce en esta entrevista, realizada en francés y en castellano, en la que se muestra como una persona tímida y sencilla.

- ¿Quién es Kevin?

- Un chaval de 21 años de Baiona que desde los cinco ha jugado al fútbol. Empecé en el Aviron Bayonnais, después estuve entrenando y jugando torneos con la Real y cuando tenía catorce me marché al Toulouse, donde ingresé en su centro de formación. Ahora estoy aquí, porque la Real me ha dado la oportunidad de probar en el fútbol profesional.

- Es de Baiona pero juega con la selección sub-21 de Portugal, ¿y eso?

- Porque mis padres son de Portugal. Mi padre es de Guimaraes y mi madre de Carregosa, cerca de Oporto. Vinieron a trabajar a Baiona, donde nacimos, primero yo, y luego mi hermano Florian, que tiene 21 años. También juega a fútbol en un club de allí, el Tarnos, aunque lo hace por disfrutar y pasárselo bien. Llevo toda la vida en Francia, pero tengo pasaporte tanto francés como portugués.

- ¿Por qué eligió jugar con Portugal en sub-21 cuando antes lo había hecho con Francia?

- Hasta la categoría sub-19 jugué con Francia, pero después me dejaron de llamar y entonces apareció la opción de Portugal, con la que he jugado el Europeo sub-21. En categoría absoluta, si se da el caso, tendré que elegir una de las dos. Si juego un partido con alguna de ellas, ya no podré cambiar más.

- ¿Ya ha decidido por cuál se va a decantar?

- Aún no he tomado una decisión. Cuando se dé esa situación, lo consultaré con mi asesor y decidiremos qué es lo más conveniente.

- ¿Con quién iba en la final de la Euro 2016 que disputaron Francia y Portugal?

- Tenía el corazón dividido. Iba un poco con los dos, pero me alegré de la victoria de Portugal por mi familia. Lo celebraron mucho.

- ¿Habla francés y portugués?

- Portugués, no mucho. Lo entiendo sin problemas, porque mis padres me hablan en portugués y yo les respondo en francés. Toda mi vida la he hecho en Francia.

- ¿Y cómo se las arregla ahora en la sub-21 de Portugal?

- Hay un par de compañeros que hablan francés y con eso me hago entender. También hay jugadores que hablan español.

- Allí ha coincidido con el exrealista Bruma...

- Es un gran jugador. De mucha calidad. Es muy rápido y tiene unos golpeos muy buenos. A España le hizo un buen gol y a Macedonia, también.

- Además de fútbol, ¿ha practicado algún otro deporte?

- De pequeño probé con el rubgy, pero no me gustó nada. Era demasiado bajito. En mi club, el Aviron Bayonnais, era más importante la sección de rugby que la de fútbol.

- ¿Cuál era su equipo favorito de niño?

- Me gustaba mucho el Real Madrid, porque allí jugaba mí idolo Zinedine Zidane. Nunca olvidaré aquel gol que marcó en la final de la Champions en Glasgow.

«Yo jugaba de extremo; antes encaraba para irme y ahora debo evitar que el rival me supere»

«En alevines me entrené y jugué torneos con la Real, pero era muy pequeño para salir de casa»

«Cuando me llamó la Real hace dos años sabía que si lo hacía bien podía llegar a jugar en Primera»

- Casualidades de la vida y su debut en Primera se produce en el Bernabéu, ¿no?

- Fue un día fantástico para mí. Cuando salté al campo miré hacia arriba y era impresionante ver todas las tribunas llenas. Jugar allí fue algo increíble.

- Y el primer gol en la máxima categoría también se lo marca al Real Madrid...

- También fue muy bonito. Era el primero en la Liga y no sabía ni cómo celebrarlo. Mi familia estaba en Anoeta pero tampoco sabía muy bien dónde. Menos mal que vino enseguida Januzaj a abrazarme y ahí se quedó todo. Luego pude hacer otro, pero el balón acabó en el larguero.

- Siendo de Baiona, también seguiría algo a la Real, ¿no?

- Sí, claro. El Aviron Bayonnais era convenido de la Real y en alevines venía a entrenarme a Zubieta y a jugar torneos. Por eso, el club me dejaba ir de recogepelotas a Anoeta en algunos partidos.

- ¿Recuerda quiénes jugaban entonces en el primer equipo?

- Estaba Xabi Prieto, aunque era muy joven. También Karpin, Kovacevic, Nihat... El que más me gustaba era Kovacevic, porque metía un montón de goles.

- En alevines jugó con la Real el Torneo del Canal+, ¿cómo recuerda aquella experiencia?

- Fue muy bonita. Nos eliminó el Barcelona por 1-0 y yo fallé un penalti. En aquel equipo estaba Joseba Muguruza, hoy en el Sanse, Iker Hernández, Martín Bengoa...

- Vino con otros dos chicos franceses de su edad, Mathieu Blasco y Quentin Favris, pero fue el único que no se quedó. ¿Por qué?

- Hablé con mis padres y preferí quedarme en Baiona, por los estudios y estar con la familia. Quizás era muy pequeño para salir de casa. Dos años después me fui al centro de formación del Toulouse, con catorce. Allí estuve hasta los veinte.

- En el Toulouse tuvo la oportunidad de debutar en la Ligue1 con apenas 18 años.

- Jugaba en el segundo equipo pero solía entrenarme con el primero. Era el último partido del campeonato y el entrenador me dio el premio de debutar ante el Ajaccio. Jugué veinte minutos. Fue impresionante jugar en Primera a esa edad. Allí estaban, entre otros, Sissoko y Aurier, que hoy juegan en el Tottenham, Abdennour, el ex del Valencia y ahora en el Marsella, y Ben Yedder, del Sevilla. En la concentración compartí habitación con él. Nos llevamos muy bien. El año pasado marcó tres goles en Anoeta, aunque no pude ver aquel partido porque estaba jugando con el Sanse. Nunca he visto un jugador tan hábil y tan fuerte en el uno contra uno.

- De qué club se siente canterano, ¿del Toulouse o de la Real?

- Los dos han sido importantes para mí. Soy un poco de los dos. Allí estuve más tiempo, pero en la Real estuve de pequeño y es el club que me ha ayudado a llegar al fútbol profesional.

- Estando en Toulouse, quedó subcampeón de Europa sub-19 con Francia, ¿cómo lo recuerda?

- Teníamos un gran equipo con Rabiot, Martial, Laporte... Perdimos la final contra Serbia. Fue una gran experiencia porque me permitió jugar con muchos jugadores que ya estaban en Primera División.

- ¿Mantiene contacto con alguno de aquellos jugadores?

- Suelo hablar con Laporte. Este año quiero enfrentarme a él en el derbi. Es uno de los mejores en su posición.

- Abandona el Toulouse y en la 14/15 recala en el Dijon de la Ligue2, ¿cómo así?

- En Toulouse no jugaba mucho y necesitaba minutos. Pero eso les pedí que me dejaran salir para jugar más partidos. Pero en vez de hacerlo en el primer equipo me mandaron al filial. No guardo buen recuerdo.

- Y en verano de 2015 aterriza en Zubieta para jugar en el Sanse. ¿Le sorprendió la llamada de la Real?

- Sí. Eric Olhats siempre me decía que si veía la oportunidad de que jugase en la Real, lo iba a intentar. Se dio esa situación entonces y no me lo pensé. Conocía el club, estaba cerca de casa y era lo mejor para mí.

- ¿Ir al filial con 21 años no era dar un paso atrás?

- Para nada. El fútbol español es el más fuerte de Europa. Sabía que me iba bien a mis características, aunque empezara en la tercera categoría. La Real es un club que da muchas oportunidades a los jóvenes y si lo hacía bien podía llegar a Primera. Nunca dudé de mí.

- Vino como extremo y ha llegado a Primera como lateral. Menudo cambio...

- Si me lo hubieran dicho entonces, no lo hubiese creído, porque yo siempre he sido un jugador muy ofensivo. Jugaba de extremo, no de defensa. Atacaba mucho mejor de lo que defendía, pero un día que íbamos perdiendo con el Sanse Imanol me sacó desde el banquillo para jugar de lateral. Remontamos y desde entonces me quedé ahí.

- ¿Hay mucha diferencia entre jugar en una o en otra posición?

- No tiene nada que ver. La diferencia es enorme. Todavía estoy aprendiendo a defender. Hay veces que pienso y tomo decisiones en clave ofensiva, y es algo que debo cambiar.

- ¿Qué es lo que más le ha costado al cambiar de puesto?

- El uno contra uno. Antes encaraba para irme y ahora soy yo el que tiene que evitar que el rival me supere. También me cuesta mantener la línea del fuera de juego. Son cosas de las que no tienes que estar tan pendiente cuando juegas arriba.

- Enfrente ha tenido a Aspas, Guedes, Bale, Joaquín... ¿se pasa mal ante estos jugadores?

- En la Liga hay grandes futbolistas. Cualquiera te puede complicar la vida. Pero la verdad es que medirte a Bale fue impresionante. En carrera, o sales con mucha ventaja o es difícil alcanzarle.

- ¿Nota la responsabilidad de sustituir a un jugador como Yuri, que el año pasado lo hizo tan bien?

- Fue uno de los mejores laterales de la Liga, sin duda, pero yo soy Kevin y tengo que hacer mi camino. Cuento con la ayuda de De la Bella, que me enseña muchas cosas todos los días, y cada día voy mejorando.

- ¿Qué consejos le da?

- Principalmente, cómo posicionarme en el campo. Me corrige constantemente cuanto me ve mal colocado.

- En el campo se le ve mucho con Januzaj. Se han hecho inseparables desde que llegó...

- Tenemos un amigo común, Joel Pereira, que jugaba con él en el Manchester y conmigo en la sub-21 de Portugal. Le dijo que cuando llegara a la Real viniese directamente a por mí, que le iba a ayudar a adaptarse. Habla francés muy bien y no tenemos problemas para comunicarnos.

- ¿Cómo lleva el belga la lesión de rodilla que se produjo en Rusia?

- No sabe muy bien lo que es, pero dice que va a ponerse bien cuanto antes para ayudar al equipo.

- ¿Qué objetivos se marca para esta temporada?

- Jugar lo máximo posible y ayudar a que el equipo llegue lo más lejos, tanto en la Liga como en Europa.

- ¿Podrá la Real competir bien en tres competiciones?

- Tenemos un buen equipo y si conseguimos resolver esos desajustes defensivos que tenemos, estoy seguro de que vamos a llegar lejos, en la Liga y en Europa.

- ¿Qué significa llegar lejos?

- Sería fantástico alcanzar la Champions League.

- ¿Por qué están encajando tantos goles en las últimas jornadas?

- Se debe a pequeños errores de comunicación y de colocación. Son cosas que ya las hemos detectado con el vídeo y que las podemos corregir. En ello estamos.

Más

Fotos

Vídeos