Real Sociedad

Aperribay recibe un 98% de apoyo para seguir cinco años más al frente de la Real

El nuevo Consejo de la Real Sociedad, con su presidente Jokin Aperribay a la cabeza, tras la junta de ayer, en la que recibieron un apoyo masivo. / USOZ

Abrumador apoyo de la Junta de Accionistas a la gestión del Consejo de Administración

MIGUEL GONZÁLEZ

Jokin Aperribay seguirá al frente de la Real cinco años más después de que su renovado Consejo recibiera el respaldo del 98% de las acciones presentes en la Junta General celebrada ayer en el Kursaal, que suponían el 37% del capital social. En su discurso ante los dueños del club esbozó las líneas maestras sobre las que se manejará la Real en el futuro.

De inicio habló de mantener la estabilidad que ha caracterizado a la entidad desde 2008 como punto de partida de su gestión futura. «Ha sido una de las claves de los últimos años. Queremos orientar la gestión de la Real hacia las personas. Trabajar la vinculación de la Real con Gipuzkoa y con los aficionados, que no puede depender de los resultados del fin de semana. La Real es de todos los aficionados guipuzcoanos, no solo de los que vamos al fútbol, y el mejor legado que les podemos dejar es que existan unos valores y una forma de ser».

El presidente hizo la siguiente reflexión para hablar del futuro modelo de gestión. «La Real es modelo en esta sociedad pero, ¿cuál es ese modelo? La manera más eficaz de innovar es que tengamos presentes nuestros orígenes. Reivindicar el trabajo en equipo, el esfuerzo. Un estilo que nos define como club desde nuestro origen, frente a la tendencia general por la que va el fútbol, y que se basa en el orgullo, el trabajo, el compañerismo y el respeto. Por eso la Real representa a Gipuzkoa».

La actuación del club en los próximos años se va a sustentar en cuatro ejes, que fue desgranando. «El primero es Anoeta. Va a ser el mejor fichaje. El nuevo campo nos va a hacer crecer y ser más competitivos. También va a suponer un nuevo modelo de relación con los aficionados con los nuevos espacios que se van a crear. Queremos que el campo tenga una personalidad propia y que se refleje en el diseño de los espacios. El segundo instrumento de actuación será la digitalización del club. Hay un lenguaje nuevo de comunicación entre las personas, el digital, y tenemos que aprovecharlo».

Los otros dos ejes de actuación son Zubieta y las alianzas estratégicas. «Zubieta es el mejor instrumento para vincularnos con Gipuzkoa. Donde se forja el espíritu de la Real. Y vamos a seguir invirtiendo en la metodología y en infraestructuras. Hay prevista la construcción de un nuevo campo Z-3 y un parking. Por último, queremos fortalecer las alianzas estratégicas y comerciales, las relaciones con las instituciones, asociaciones, clubes convenidos, universidades... Nos va a servir para desarrollar programas en el ámbito de la educación, cultura y el deporte».

El presidente afirmó que con estas cuatro herramientas implementarán programas educativos y desveló que ya se está llevando una experiencia piloto con tres clubes convenidos para compartir conocimiento en el ámbito de la gestión. «Hemos creado un portal donde se ha volcado más de mil ejercicios y plantea sistemas de entrenamientos. En septiembre de 2018 vamos a crear una aplicación digital para comunicarnos con el fútbol guipuzcoano y que los clubes sientan que nos preocupamos de la formación de los jóvenes. En el ámbito interno, en Zubieta ya se graban los entrenamientos en el Z1 y el Z4 gracias a la digitalización para poder visualizarlos y ver aquellas decisiones que no se toman bien y corregirlas».

Asimismo, habló de otras actuaciones en los campos cultural y social. «Queremos colaborar con la sociedad. Ahora mismo tenemos un equipo en la Liga Genuine, compuesta por conjuntos con jugadores con discapacidad intelectual, y también hay prevista la participación en festivales de cultura, protocolos de prevención del acoso, iniciativas de concienciación medioambiental... También está el programa de ‘Realzale incondicional’ para que se pague menos en los abonos gracias a una alianza con los patrocinadores. Queremos que el socio no tenga que pagar por venir a animar a Anoeta. También va a haber una nueva categorización de los socios y se van a crear nuevos espacios en Anoeta que lo convertirán en un campo con actividad más allá de los partidos de fútbol. Queremos ser los mejores dentro y fuera del campo. Sin nuestro entorno no somos nada y queremos una Real que cada vez esté más vinculada a Gipuzkoa».

Confianza en la plantilla

Como no podía ser de otra manera, hizo alusión a la situación deportiva del equipo, donde valoró el regreso a Europa. «Hay que decirlo muy alto. Más allá del primer equipo, me produce orgullo mirar la clasificación cada lunes. Todos los equipos están entre los cuatro primeros y el femenino, remontando el vuelo. Han subido cinco jugadores del Sanse al primer equipo y hace mucho que no pasaba. Es el camino que tenemos que seguir. Creer en el talento de Zubieta y mirar en casa antes de fichar. No estamos en un buen momento pero confiamos en invertir esta racha».

Respecto al bache actual de la Real, que solo ha ganado dos partidos en trece jornadas, apeló a la confianza. «Los últimos resultados no han sido buenos. El equipo está en un bache, con la llamativa eliminación de Copa ante el Lleida. Necesita confianza y apoyo más que nunca. La plantilla y el cuerpo técnico son conscientes de la situación y van a poner todo su empeño para que vuelvan pronto las victorias».

Después de subrayar que el club goza de «una buena salud económica» agradeció la dedicación y trabajo de los cuatro consejeros salientes -José Luis Goñi, José Antonio Lizazo, Juanjo Arrieta y Nekane Soria-. «Gracias a ese trabajo realizado hoy estamos donde estamos», afirmó. «Ahora es el momento de dar un impulso a la Real. Las personas que llegan tienen capacidad de hacerlo por conocimiento, determinación e ilusión. Si fortalecemos nuestros cimientos sentaremos las bases de la Real de los próximos cien años».

Estado de las obras de Anoeta

El consejero Jesús Ruiz se refirió al estado de las obras del estadio y ofreció algunos datos relevantes, como que el coste total de la reforma ascenderá a 46,2 millones. Ya se ha adjudicado el 87% de los trabajos, por un montante de 40 millones, y queda por sacar cinco lotes más de los diez de que se compone la obra por un valor de 5,8 millones. Estos son los que hacen referencia a la iluminación, terreno de juego, asientos, componentes audiovisuales y condicionantes de LaLiga.

El coste total con la reforma del miniestadio, que aún está en proyecto, será de 49 millones. Según apuntó Jesús Ruiz, de esa cantidad el Gobierno Vasco se hará cargo de diez millones y la Diputación aportará otros cuatro. De esta manera, la Real deberá hacer frente al pago de 35 millones por Anoeta, para lo que recurrirá a sus ingresos ordinarios, a los derechos por el uso del nombre del campo, la explotación de los nuevos espacios que se van a generar y la posibilidad de cobrar por adelantado el patrocinio de Kutxabank, que es de 10 millones por diez años. La Real tiene músculo para afrontar esta inversión porque sus fondos propios pasarán en tres años de 21 a 45 millones en 2018 y el patrimonio neto, de 47 a 53.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos