¿JUGÓ RULLI?

Monólogo txuri-urdin. La Real demostró su absoluta superioridad y se postuló para terminar líder

Juanma Velasco
JUANMA VELASCO

Monólogo: obra dramática en la que habla un solo personaje. La Real no es un actor ni Anoeta un teatro, pero ayer el equipo txuri-urdin se marcó un monólogo de campeonato ante el Vardar. Pocas veces se ha visto un equipo tan superior a otro y al rival con tanto miedo y respeto. Virgencita, virgencita que me quede como estoy..., rezaban en la zaga del conjunto macedonio.

La Real demostró ayer que es infinitamente superior al Vardar, que dejó patente que es de lo más limitadito que juega competición europea este año. Ayer no se levó 6 goles como en la ida, pero mostró una vez más sus carencias. Por no hacer, no hacen ni faltas, algo que se agradece. ¿Ayer llegaron a dar cinco pases seguidos en el primer tiempo? Creo que no.

El dominio txuri-urdin fue escandaloso. La posesión superó el 90%. ¿Alguien se fijó si jugó Rulli? Me cuentan que en la televisión apareció por primera vez allá por el minuto 40 del primer tiempo para recoger una pelota... Poco más. La Real atacó y atacó y... tanto fue el cántaro a la fuente, que se acabó rompiendo. Y lo hizo Juanmi, de cabeza, en un córner. Bravo por el de Coín. El tanto del malagueño y su aparición es una de las mejores noticias de la noche de ayer, además de la victoria y del paso importante hacia la siguiente fase y, ¿por qué no?, hacia el liderato del grupo. Les cuento porqué. En el juego de la Real, en el que el equipo toca y toca y vuelve a tocar, se agradece la irrupción de un jugador que vaya a otra cosa, que rompa y haga diagonales, que sea vertical y que tenga gol. El año pasado fue vital en muchos partidos, y no solo por el gol salvador en Vigo...

Llegó el gol y el Vardar, lejos de estirar líneas, siguió agazapado atrás, rezando que no le cayera un carro de goles. Virgencita, virgencita... La Real tuvo oportunidad para hacerlo, pero ni Willian José (no tuvo su noche), ni Juanmi ni Oyarzabal estuvieron acertados ayer. Además, el guardameta Gacevski, uno de los pocos que se salvaron ayer en el Vardar, salvó a su equipo en más de una ocasión. Al final fueron tres.

Otra de las buenas noticias de la noche fue el regreso de David Zurutuza. Eusebio le dio ayer los minutos que necesita para volver a la titularidad en los partidos 'importantes', empezando por el del domingo ante el Eibar.

¿Y qué decir de Zubeldia? El de Azkoitia crece a pasos agigantados. Le ha comido la tostada a sus competidores por hacerse por un puesto en el centro del campo y, si no me falla el olfato, puede que su titularidad haya venido para quedarse, como pareja de baile de Illarramendi, que ayer salió tras el descanso.

Y de postre, golazo de De la Bella (¡Vaya voleón!), chicharro de Bautista y festival de filigranas de Januzaj, que salió desde el banco con ganas. El domingo ante el Eibar será otro cantar.

Más noticias

Fotos

Vídeos