Real Sociedad

Los jugadores de la Real Sociedad accederán al césped por una pasarela

Estado de los trabajos de la tribuna principal, ayer. Falta aún la pasarela de acceso. /MIKEL FRAILE
Estado de los trabajos de la tribuna principal, ayer. Falta aún la pasarela de acceso. / MIKEL FRAILE

Una estructura metálica permitirá pasar del túnel de vestuarios al terreno de juego salvando los trabajos que se hacen en la tribuna principal

A. VICENTE SAN SEBASTIÁN.

Los socios y aficionados de la Real situados en la tribuna principal, la más próxima al frontón Atano III, van a tener una nueva perspectiva desde su localidad a partir del domingo, en el partido ante el Alavés, porque las obras de remodelación del estadio de Anoeta han dado un nuevo paso y han borrado para siempre la recta de meta de la pista de atletismo.

Las máquinas trabajan en esa zona en los últimos días para construir los pilares sobre los que se apoyará parte de la futura grada que acercará a los aficionados al césped. Esa misma tarea se está haciendo desde hace semanas en la tribuna opuesta, en la contrameta. Así, ahora mismo solo quedan cien de los cuatrocientos metros de cuerda de la pista de atletismo, los de la curva de la tribuna sur, la más próxima a la avenida de Madrid. El tartán ya es historia en Anoeta.

La nueva tribuna baja nacerá nueve metros más adelante, se elevará una media de dos metros respecto a la actual y volará por encima de la pista de atletismo hasta acabar a ras de césped. La primera fila de espectadores quedará a 8,5 metros del césped por los 25 actuales.

Estos pilares sobre los que se apoyará esta tribuna baja irán apareciendo en las próximas semanas. No perjudicarán la visibilidad de los espectadores en el transcurso de la competición, pero sí obligarán a realizar diferentes ajustes.

El más llamativo afectará a los jugadores, técnicos, árbitros y resto del personal que accede por el túnel de vestuario al terreno de juego los días de partido. Todas esas personas podrán seguir utilizando las escaleras, pero a partir del domingo deberán cruzar una pasarela provisional para entrar al césped. La estructura metálica se instalará en los próximos días.

Para septiembre de este año ya se habrá realizado la ampliación, rectificación y aproximación de las gradas laterales bajas de las dos tribunas principales. El fondo sur, en el que se sigue trabajando a destajo, estará listo para recibir de nuevo a los abonados que han debido abandonar ahora sus localidades. Anoeta pasará de tener 26.000 asientos a 32.000. Será entonces cuando se proceda al derribo y construcción de la grada norte. El estadio estará acabado en agosto de 2019.

En este proceso, a finales de mayo de este año se ejecutará uno de los momentos más delicados de los trabajos de remodelación de Anoeta: el izado de la cercha para la sujeción de la cubierta en el fondo sur. El montaje de la cercha se realizará fuera del estadio y luego se alzará a su ubicación definitiva. La megaestructura estará apoyada en ocho pilares exteriores de hormigón, que son los que se están ejecutando ya tanto en el fondo sur como en el norte, en las proximidades de la tienda de la Real y frente al Xanti.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos