El Sanse, en los playoffs de ascenso

«Que jueguen como hasta ahora»

Carlos Martínez, Imanol Agirretxe y David Zurutuza posan ayer en Zubieta. Los tres disputaron en 2006 la fase de ascenso a Segunda con el Sanse./USOZ
Carlos Martínez, Imanol Agirretxe y David Zurutuza posan ayer en Zubieta. Los tres disputaron en 2006 la fase de ascenso a Segunda con el Sanse. / USOZ

Carlos Martínez, Agirretxe y Zurutuza vivieron sobre el campo el último playoff del Sanse. El filial de la Real disputa este domingo en el estadio Fernando Torres la ida de la primera eliminatoria por el ascenso ante el Fuenlabrada (12.00, ETB4)

BORJA OLAZABALSAN SEBASTIÁN.

La última gran temporada del Sanse guarda también el recuerdo más amargo. Corría el 10 de junio del año 2006. En el estadio de Anoeta, el filial realista y Las Palmas se medían por una plaza en la siguiente ronda de los playoffs de ascenso a Segunda División. El partido de ida había acabado con un 1-0 favorable al conjunto insular. Sobre el verde, vistiendo la camiseta txuri-urdin, Saizar, Carlos Martínez, Txoperena, Mikel González, Castillo, Zurutuza, Elustondo, Estrada, Gomes, Díaz de Cerio y Agirretxe. Además de Manu García, Oskitz y Zubillaga, que salieron en la segunda parte.

Los donostiarras consiguieron lo más complicado, darle la vuelta a la eliminatoria poniendo el 2-0 en el minuto 85 tras goles de De Cerio y Zubillaga, pero en el 89 llegó el mazazo. De aquella plantilla nadie olvida el nombre de Nauzet, que dio al traste con las ilusiones de los potrillos con un golazo.

El palo fue gordo, pero sirvió de lección para unos jugadores que, en su mayoría, lograron dar el salto al primer equipo. El Sanse ha vuelto esta temporada a los playoffs, que comenzará a disputar este domingo en el estadio Fernando Torres contra el Fuenlabrada (12.00, ETB). Los sucedido hace doce años debe servir como referencia. Carlos Martínez, Zurutuza y Agirretxe, que jugaron aquel partido y que aun forman parte del vestuario donostiarra, recuerdan lo sucedido e intentan aconsejar a los potrillos cómo deben afrontar estas eliminatorias.

Temporada redonda

La Real B finalizó la fase regular del campeonato en segunda posición del grupo II de la Segunda B con 65 puntos, solo por detrás del Salamanca, que sumó 75.

Zurutuza toma la palabra y cuenta que «aquella temporada hicimos muy buen fútbol, sobre todo cuando jugábamos en el Z-7. Ese es el recuerdo que tengo. También fue una campaña de muchos cambios. Gonzalo Arconada subió al primer equipo, Eizmendi se hizo cargo del equipo, algunos jugadores de peso también subieron o se fueron a mitad de año... Estábamos bien y en la parte alta de la tabla, pero nos entraron algunas dudas».

«¡Claro! Porque nos quedábamos solo los chavales en el equipo...», añade Carlos Martínez. También toma partido Agirretxe para apuntar que «fue una temporada en la que participamos un montón de jugadores diferentes. No tuvo nada que ver el equipo que jugó la primera mitad del curso con el que lo hizo al final».

Lo que sí se mantuvo de principio a fin, al igual que ha sucedido este curso a pesar del cambio de entrenador, fue el nivel del equipo. «La línea de entrenamientos con el cambio de técnico siguió siendo la misma. Al final, las cosas iban bien y tampoco había mucho para cambiar. Eizmendi mantuvo la línea de trabajos que teníamos con Gonzalo y, por suerte, los resultados siguieron siendo buenos».

La eliminatoria

Acabada la liga, el sorteo deparó al Las Palmas como rival. Un equipo veterano y con el claro objetivo de lograr el ascenso (como pasa con el Fuenlabrada). Carlos Martínez es el que mejor recuerda lo que sucedió en aquellos partidos. «Nada más empezar el de ida nos expulsaron a Borda, el central. Hubo una pérdida de balón. Él estaba de último, derribó al rival y le expulsaron. También me acuerdo que nos metieron un gol de córner y nos marcó el más bajo del equipo».

El 1-0 llegó en el minuto 26. «Sí, fue Darino. Aunque se pusieron por delante, aguantamos muy bien todo el partido», cuenta Agirretxe, y Zurutuza completa la historia del primer partido diciendo que «ellos se conformaban con el 1-0. El público pitaba porque estaban jugando contra uno más y no atacaban».

Seis días después, ante 7.000 personas en Anoeta, llegó la vuelta. Tocaba remontar. Zurutuza deja claro que «estuvimos todo el partido achuchando y en cinco minutos nos pusimos 2-0 (en el 82 y en el 85). Los goles llegaron al final y el equipo estaba totalmente desestructurado, todos íbamos al ataque...». A lo que Agirretxe le replica que «hay que tener en cuenta que era una eliminatoria, teníamos que remontar y había que volcarse al ataque». Y Carlos Martínez recuerda que «después del 2-0 sí que nos metimos un poco atrás, pero...».

«Nosotros también jugamos contra un rival experto, pero seguro que tienen opciones» Carlos Martínez

«Los partidos de estas eliminatorias son difíciles, pero a la larga les van a venir bien a los jugadores» David Zurutuza

«Seguro que ahora sienten presión y van a tener que aprender a gestionarla» Imanol Agirretxe

«Pero llegó Nauzet, nos metió el 2-1 y nos eliminaron. Fue un golazo, con el exterior. Chutó al lado mío. Primero tuvimos un gran subidón y luego el gran bajón», recuerda el centrocampista de Rochefort. «Lo vimos tan cerca...», se lamenta el delantero de Usurbil, mientras que el lateral de Lodosa no esconde que «yo pocas veces he llorado, pero aquella vez...».

De los golpes, las derrotas y los llantos, también se aprende.

Momento de aprendizaje

Los tres lo pasaron mal, pero los tres han llegado al primer equipo, a Primera División, han jugado la Champions... y están perfectamente capacitados para aconsejar a los potrillos de cara al doble enfrentamiento ante el Fuenlabrada.

Carlos Martínez tiene claro que «los chavales, aparte de la posibilidad de ascender, tienen otro reto, que es estar más cerca del primer equipo. Van a tener muchas ganas e ilusión, igual que la que tuvimos nosotros. Será parecido a lo nuestro, que también jugamos contra un equipo veterano, pero si lo hacen como lo han hecho hasta ahora tendrán opciones».

Zurutuza, por su parte, recalca que «es una experiencia que les va a valer mucho. Igual en el momento no te das cuenta, pero a la larga aprendes mucho. Ya no es un partido normal. Te juegas bastante y esas edades no estás acostumbrado. Para ellos va a ser el partido más importante de los que han jugado hasta ahora y les va a servir de aprendizaje. Son partidos difíciles de jugar, pero a la larga vienen bien».

Mientras que Agirretxe subraya que «llevan una temporada muy buena y lo único que les diría es que lo sigan haciendo igual. Seguro que ahora sienten algo de presión porque va a ser su primera experiencia de este tipo, pero tendrán que aprender a gestionarla. Lo más importante es que no cambien nada de lo que vienen haciendo, que jueguen como siempre».

Llega la hora de la verdad. Aquí están las experiencias y los consejos.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos