Real Sociedad

Una jornada frenética con plan B hasta llegar a Sevilla

Aspecto que tenía el campo principal de Zubieta ayer por la mañana. /LOBO ALTUNA
Aspecto que tenía el campo principal de Zubieta ayer por la mañana. / LOBO ALTUNA

Las dificultades de los jugadores para llegar a Zubieta y el cierre de la A-15 llevaron a la Real a plantearse dormir en un hotel donostiarra y retrasar a hoy el viaje

A. VICENTE SAN SEBASTIÁN.

No fue un día fácil el de ayer en Gipuzkoa y tampoco para la Real. La nieve estuvo cerca de retrasar el desplazamiento a Sevilla a hoy por la mañana en lugar de hacerlo ayer por la tarde, como finalmente se hizo. Los problemas que algunos jugadores tuvieron para llegar desde sus domicilios a Zubieta, especialmente los que residen en el interior de nuestro territorio como el azkoitiarra Zubeldia y el azpeitiarra Guridi, puso en peligro la posibilidad de completar la convocatoria y, ante esta tesitura, la Real Sociedad llegó a barajar pernoctar esta pasada noche en San Sebastián, en un hotel del barrio de El Antiguo, a la espera que el temporal de nieve amainara y todos los jugadores estuvieran juntos a disposición de Eusebio.

Los teléfonos móviles de los jugadores y empleados del club echaron humo desde primera hora de la mañana porque la nieve tenía pinta de que iba a alterar el plan previsto. En principio, los realistas estaban citados para entrenarse ayer a las 12.00 horas en Zubieta, almorzarían después todos juntos en las mismas instalaciones y los dieciocho convocados volarían por la tarde a Sevilla. Pero esa hoja de ruta empezó a saltar por los aires desde el momento en el que los campos de Zubieta amanecieron cubiertos por un espeso manto de nieve y no había manera de hacer rodar el balón. De poder entrenarse, deberían de hacerlo a cubierto. Esta incidencia llevó al club a dejar en suspenso la comparecencia de Eusebio prevista a la conclusión del entrenamiento porque cobraba cada vez más fuerza la opción de esperar a hoy para viajar a Sevilla. La salida del chárter estaba prevista desde el aeropuerto de Noain a las 17.30 horas y a esa hora, en torno a las once de la mañana, no había forma de llegar porque la autovía a Pamplona estaba cerrada.

La empresa que contrata la Real para sus viajes en chárter tampoco veía con malos ojos esperar a hoy.

Retraso en la salida en Loiu

Pero el plan de viaje se retomó cuando casi nadie en la Real daba un duro. En torno a las 13.00 horas dejó de nevar, el termómetro subió y las carreteras empezaron a recobrar la normalidad. Los jugadores que no habían podido salir de sus domicilios se presentaron en Zubieta, Eusebio ofreció su rueda de prensa, almorzaron juntos en las instalaciones y todos se subieron al autobús que les llevó finalmente al aeropuerto de Loiu y no a Noain. La hora de retraso con la que salió el vuelo chárter hasta lo agradeció la expedición para recobrar el pulso tras una jornada frenética. En torno a un café, las cosas se empezaban a ver de otra forma. Lo que vino después, no cambió. El equipo aterrizó en San Pablo en torno a las ocho y quedó concentrado en el NH Collection.

El regreso está previsto hoy a la conclusión del partido. La Real aterrizará a la una en Vitoria y llegará a las 2.30 horas a Zubieta.

Noticias relacionadas

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos