Real Sociedad

Januzaj, un guante en el pie izquierdo

Januzaj desborda a dos rivales en el pico del área del Genclerbirligi, ante la mirada de Zurutuza, ayer en Arnhem. / STANLEY GONTHA

Lleva el peligro desde el extremo izquierdo, da la asistencia a Navas y es protagonista de la mejor ocasión en la primera parte

M. GONZÁLEZ ARNHEM.

Los partidos de competición serán los que determinen lo que puede ofrecer Januzaj a este equipo, los que pongan negro sobre blanco su potencial, pero lo que se puede concluir hasta la fecha es que a medida que pasan los minutos en estos amistosos de pretemporada su aportación es mayor. El belga, en su tercer partido tras perderse el primero en Elgoibar, jugar los últimos veinte minutos en Gal y disputar completa la primera parte el pasado sábado en Biarritz, fue uno de los destacados en los 45 minutos que disputó en la primera parte, ayer en Arnhem, ante el octavo clasificado de la última liga turca.

Januzaj fue una pesadilla para el rival, el jugador a vigilar. No lo decimos solo nosotros, también destacó su actuación la cuenta de Twitter del club otomano. Lo normal, por cómo se estaba desarrollando el partido, es que hubiera terminado marcando en alguna ocasión en la segunda parte, pero Eusebio, con buen criterio, optó por mandarle a la ducha. La pretemporada es larga, suma menos días de entrenamiento que sus compañeros, y el jugador entendió la decisión del entrenador. A la espera de que Willian José empiece a entrar en los partidos, Eusebio está dando a entender que va a otorgar galones a Januzaj porque sin estar al nivel físico de otros delanteros del equipo le está concediendo un rol importante.

A Januzaj le bastaron 45 minutos para confirmar la calidad que atesora, como ya se ha podido comprobar en los entrenamientos en Zubieta. Arrancó el partido de nueve falso, pero pronto se situó en la banda izquierda, como en Biarritz. Le escoltaron en la delantera Concha y Juanmi.

Sabíamos que Januzaj tiene una zurda exquisita y un cañón en la derecha. Y esa combinación la aprovecha a las mil maravillas, como hizo en el coqueto campo en el que se jugó ayer este partido.

En el minuto 22, cuando el equipo otomano de nombre impronunciable ya mandaba en el marcador, el ex del Manchester United dibujó una diagonal desde la izquierda que estuvo cerca de acabar en gol. Él nos dejó la jugada del partido. Januzaj encaró a su par en la banda izquierda, le dio a entender que se iba a ir por fuera, pero, con la derecha y aprovechando su larga zancada, tomó la directa hacia la portería para disparar desde fuera del área. Ese misil tocó en un rival en su camino a la portería y lo acabó desviando a córner el portero Hopf con las yemas de los dedos.

Esa ocasión encendió la chispa de la Real. Hasta ese momento tenía el dominio del balón, pero no las ocasiones y tampoco el control. El Genclerbirligi había hecho lo justo para marcar.

En el quinto córner de la Real, en el minuto 39, Januzaj, desde la izquierda y con su zurda, puso un bombón en el área para que Navas rematara en plancha. Era el empate a uno, su primera asistencia de la temporada, y la confirmación de que puede ser un buen sacador de córners y también un tirador de faltas. Januzaj tiene la virtud de poner el balón muy tocado lo que hace fácil rematar sus centros. A nada que encuentra la cabeza de un compañero, el balón sale con velocidad.

Ese tanto de córner es el cuarto que consigue de la misma forma la Real en esta pretemporada. En Elgoibar fueron Aritz y Capilla los que marcaron, en Biarritz fue otra vez Capilla el que remató en el segundo palo una peinada en el primero y ayer fue Navas el que estuvo atento en el área pequeña para marcar. La pizarra funciona y Januzaj puede ser también un buen elemento en estas situaciones a balón parado.

Fotos

Vídeos