El internacional sub-18 uruguayo Agustín Dávila llega para reforzar al Sanse

M.A. SAN SEBASTIÁN.

El Sanse cuenta con un nuevo jugador para esta temporada después de que el club haya cerrado la llegada del joven uruguayo Agustín Dávila, procedente del Peñarol. Este delantero charrúa es internacional sub-18 por su país y reforzará una línea que Imanol Alguacil no tiene demasiado bien cubierta después del ascenso al primer equipo esta temporada de Jon Bautista, el referente ofensivo del filial hasta enero pasado.

Hasta ahora solo cuenta como delantero centro propiamente dicho con el vizcaíno Eneko Jauregi y el sábado ante el Athletic B fue suplente en el miniderbi que se disputó en Zubieta. De inicio formó arriba con un extremo como Joseba Muguruza, jugando de falso nueve, con Oier Calvillo tirado a la banda derecha.

En la segunda parte, incluso, Álex Ujía tuvo que jugar de extremo como hace unos años para dar algo de mordiente al ataque cuando su posición actual es la de lateral. Pero tampoco había mucho más para tratar de equilibrar un marcador adverso.

Trae fama de goleador

Dávila viene avalado por su fama de hacer goles con facilidad. Llegó a Peñarol en 2013 y en su primer año en la Séptima División marcó 33 tantos. Hace dos años estuvo a prueba durante dos semanas con el Liverpool.

Es zurdo y desde siempre ha sido el máximo goleador de su equipo, superando el centenar largo de tantos en Peñarol. Es un habitual en las selecciones inferiores de Uruguay y ya hay quien ve en él al sucesor de Luis Suárez. Su abuelo, Walkir Silva, fue campeón del mundo por clubes con Peñarol en 1982 tras ganar la Intercontinental al Aston Villa por 2-0 y marcar el segundo de los goles.

No es la primera vez que la Real ficha para el filial a jóvenes promesas de otros países cuya incorporación no requiere de un gran esfuerzo económico. Los franceses Liassine Cadamuro, Jonathan Nanizayamo y Kevin Rodrigues, el peruano Alex Callens o el serbio Srdjan Babic, entre otros, ya estuvieron anteriormente.

Fotos

Vídeos