Real Sociedad

Iñigo Martínez volvió a jugar y terminó de capitán de la Real Sociedad

De vuelta. Iñigo salta junto a Concha al césped de El Plantío para iniciar el calentamiento previo al partido. / LOBO ALTUNA

Deja atrás días en los que su futuro ha estado en el aire y ayer disfrutó de su primer partido de pretemporada

DV

Iñigo Martínez fue noticia ayer por lo que más le gusta a un futbolista. Por volver a los terrenos de juego. La pretemporada estaba siendo atípica para él. Primero, porque una lesión en el glúteo le había impedido hasta ahora disfrutar de minutos de juego; y segundo, porque cuando la semana pasada parecía que el Barcelona estaba dispuesto a pagar los 32 millones de euros de cláusula a los que se remetía la Real, tras el fin de semana la operación se enfrió y parece que en el momento de la verdad el Barça habría decidido recular, dando la sensación ahora mismo de que no la llevará adelante.

De esta manera, el jugador formó parte de la expedición que viajó a Burgos dispuesto a jugar su primer partido de preparación. Eusebio, consciente de que el ondarrutarra es un futbolista fundamental en su esquema de juego y de que apenas quedan diez días para el inicio de la Liga, alineó al central desde el inicio en el centro de la zaga formando pareja con Diego Llorente. Media la segunda parte , lo hizo con Navas cuando el sevillano sustituyó al madrileño.

Iñigo fue de menos a más durante el choque. Aunque en los primeros minutos del partido se mostró impreciso en un par de balones que trató de jugar en largo, fiel a su carácter no se escondió y se ofreció una y otra vez a sus compañeros para iniciar el juego. Así llegó el primer gol del partido. Iñigo filtró un pase entrelíneas a Januzaj para superar la primera presión del Burgos. El belga hizo lo propio a De la Bella y el centro del lateral izquierdo lo remató Agirretxe al fondo de la red.

En la segunda parte, Iñigo fue el que buscó el gol con un tiro lejano a diez metros del área rival que obligó a Saizar a emplearse a fondo para desviar el balón a córner. También estuvo cerca de marcar tras un saque de esquina que botó Carlos Vela y que remató adelantándose a la defensa. Su cabezazo salió lamiendo el poste derecho de la portería burgalesa.

El mexicano que había ejercido capitán desde el inicio de partido fue sustituido en el minuto 72. Fue entonces cuando Iñigo recogió el testigo y se enfundó el brazalete. Una imagen que la afición realista blanquiazul siempre ha imaginado para el futuro: Iñigo defendiendo la camiseta de la Real y siendo su capitán.

Pozik atzea jokatzearren! Sentzaziñoi onak Contento de volver a jugar! Buenas sensaciones #AupaReala 💪💪

Una publicación compartida de Iñigo Martínez (@inigomartinez) el

«Cesped en mal estado»

Al término del encuentro, Alberto de la Bella se mostró satisfecho de que tanto él como otros compañeros hubieran podido «completar los 90 minutos de un partido» y aseguró que el equipo está con «muchas ganas» de comenzar la Liga.

Respecto al partido de ayer, el lateral catalán, lamentó el «mal estado del césped» de El Plantío, que «nos ha dificultado hacer pases y realizar nuestro juego».

Mikel Oyarzabal, que ayer logró el tanto de la victoria, destacó la reacción del equipo. «Hemos logrado la victoria. Cualquier equipo si te despistas un poco, te puede hacer daño», señaló al término del encuentro. En cuanto a su nueva posición de mediapunta, aseguró sentirse «cómodo» y dispuesto a cumplir lo que el entrenador le requiera.

Fotos

Vídeos