Real Sociedad

Iñigo y Oyarzabal, difícil para visitar al Levante

Los jugadores y técnicos de la Real posan ayer con alumnos de ikastola Txantxiku de Oñati, organizadores del Kilometroak que se celebra este próximo domingo. / RS

Siguen sin poder entrenarse con el grupo y Navas, con dos vértebras rotas, no tiene fecha de regreso por el momento

ÁLVARO VICENTE SAN SEBASTIÁN.

Eusebio va a tener que seguir exprimiendo a Aritz y Llorente en el centro de la defensa ante la ausencia de Iñigo y no va a saber si puede contar con Oyarzabal hasta bien entrada la semana. Esas dudas contrastan con la certeza de que Navas, con dos vértebras fracturadas desde la segunda parte del encuentro ante el Villarreal del pasado 25 de agosto, no podrá jugar, no tiene fecha de vuelta, y sigue haciendo trabajo individual. Como ya se sabe, Carlos Martínez y Guridi también son baja.

Tanto Iñigo como Oyarzabal continúan sin trabajar al mismo ritmo que sus compañeros, y, salvo sorpresa mayúscula, será difícil que puedan estar disponibles para el jueves en la visita al Levante. Si llegara alguno de los dos, Oyarzabal es el que tiene más papeletas porque las molestias que viene arrastrando en uno de sus tobillos desde que jugó con la sub 21 van a menos y podría ser que entre en la convocatoria. Está por ver. Por el momento se ha perdido tres partidos, ante el Deportivo y el Madrid en Liga y el Rosenborg en la Europa League.

La disputa de dos partidos esta semana, el del jueves ante el Levante y el del domingo en Anoeta frente al Valencia, va a obligar a Eusebio a dosificar esfuerzos, a repartir minutos en todas las líneas, para seguir siendo competitivos, y cualquier alta va a ser bienvenida.

Iñigo, aquejado del golpe que recibió en la rodilla izquierda en A Coruña, lo tiene crudo porque no se entrena con el grupo y no se quiere correr más riesgos de los debidos con él. No está teniendo suerte Iñigo en este arranque de temporada, no termina de tener continuidad, debido a diferentes molestias físicas.

Sin Iñigo, sin Navas y posiblemente sin Oyarzabal, Eusebio convocó ayer en el entrenamiento al lateral derecho Andoni Gorosabel porque llegará un día en el que Odriozola también tenga que descansar. Con Carlos Martínez, lesionado, y Aritz, obligado a jugar sí o sí en la posición de central ante la lesión de Navas, no hay más laterales derechos en el primer equipo y Gorosabel podría llegar a tener su oportunidad en algún momento. También se sumó al entrenamiento a puerta cerrada el portero Andoni Zubiaurre, habitual con los mayores.

Cuatro partidos en once días

Los jugadores lesionados seguirán recibiendo tratamiento de fisioterapia y realizarán trabajo personalizado en la jornada de descanso que Eusebio ha dado hoy a sus jugadores.

El equipo se entrenará mañana por la mañana a puerta cerrada -esta semana no habrá posibilidad de acceder a los entrenamientos del equipo- y por la tarde viajará a Valencia para medirse al Levante el jueves por la noche.

Este partido es el primero de una nueva tacada de cuatro partidos en once días. A la Real le espera el citado en el campo del Levante, recibirá el domingo al Valencia en Anoeta (20.45 horas), viajará a San Petersburgo para medirse el jueves 28 al Zenit en la segunda jornada de la Europa League y cerrará esa semana en Anoeta ante el Betis a las 12.00 horas.

Fotos

Vídeos