Real Sociedad

Se inicia la operación salida

La plantilla de la Real, en Zubieta.
La plantilla de la Real, en Zubieta. / DV

La Real agilizará en los próximos días la salida de los jugadores con los que no cuenta Eusebio

Axel Guerra
AXEL GUERRA

Mientras los jugadores de la Real apuran sus últimos días de vacaciones antes de comenzar la pretemporada el viernes, las gestiones en los despachos no cesan para configurar una plantilla competitiva para una temporada en la que el club blanquiazul participará en tres competiciones.

Eusebio Sacristán se marchó de vacaciones a finales de mayo y cedió el testigo a la dirección deportiva y al Consejo para que unos tomarán las decisiones oportunas en la parcela deportiva y otros en la económica, manteniendo el rumbo de las últimas campañas.

Plantilla
A 1 de julio la Real cuenta con 32 futbolistas tras la vuelta de los cedidos, la incorporación de los canteranos que la pasada temporada asomaron en Primera con tan buen rendimiento y el fichaje de Diego Llorente.
Bajas
Hasta el momento, se han producido las de Mikel González, al que no se renovó, y la de Héctor Hernández, que la temporada que viene jugará cedido en el Alavés.

Ayer, 30 de junio, se produjo el cierre oficioso de la temporada pasada y hoy, 1 de julio, el inicio de la 2017/18. Un buen momento para hacer balance de la situación en la que se encuentra la primera plantilla de la Real.

El planteamiento del club pasa por seguir la línea de veranos anteriores y hacer pequeños retoques en un plantel que a día de hoy cuenta con 32 futbolistas, entre los que pertenecen a la primer equipo, los que subirán del filial y los que regresan de sus cesiones la pasada campaña. Un número alto de jugadores que hace que las prioridades de la Real pasen por buscar las salidas de aquellos con los que no cuenta, mientras no pierde de vista las incorporaciones que pretende.

Los siguientes pasos del club realista estarán encaminados a cerrar las cesiones de los futbolistas que no entran en los planes del entrenador o, que como explicó hace unos días Jokin Aperribay, «de aquellos que piensan que quizás su momento en la Real ha terminado» y están buscando un nuevo destino para encontrar «más minutos u otras motivaciones».

De la portería a la delantera

En la portería, Rulli y Toño son fijos y el futuro de Bardají está en aire. El lasartearra tiene 22 años, finaliza contrato en 2018 y tras pasar la última temporada en blanco necesita disfrutar de minutos. El Real Unión podría ser su destino.

En defensa, Zaldua estudia las ofertas que ha recibido de equipos de Primera División para salir cedido en busca de minutos. Babic, que la temporada pasada jugó en el Reus, estaría cerca de marcharse una temporada a préstamo al Estrella Roja.

En el centro del campo Markel Bergara, Gaztañaga y Granero saben que tendrán complicado disfrutar del protagonismo que les gustaría. El elgoibartarra acaba contrato en 2019 y el club escuchará su opinión, mientras que al andoaindarra le queda un año y está a la espera de recibir alguna propuesta interesante. El madrileño, que jugó 19 partidos después de que se le buscara una salida la temporada pasada, es consciente de que esta vez sí puede haber llegado el momento de marchar. Getafe, Leganés, Betis y Espanyol se han interesado en él.

Eneko Capilla firmó en 2014 un contrato hasta 2020. Debutó con Moyes, jugó con Eusebio y la temporada pasada se marchó al Numancia para seguir con su progresión, donde disputó 33 partidos (14 como titular). La continuidad de Jagoba Arrasate en el banquillo numantino le puede abrir la puerta de una nueva cesión en Soria.

En la delantera el cántabro Concha, que está atado hasta 2020, tiene todos los boletos para salir cedido para no cortar su evolución después de un año en el que solo ha jugado ocho encuentros.

Alain Oyarzun apenas pudo jugar dos partidos -48 minutos- en el Mirandés tras romperse el ligamento cruzado durante la pretemporada. Le queda un año de contrato con la Real y busca un destino en algún equipo de Segunda.

Hervías es el que mejor cartel tiene en la categoría de plata tras jugar los tres últimos años en Osasuna, Oviedo y Zaragoza. Le queda una temporada de contrato, hasta 2018. Hace un año Eusebio le dijo que tenía mucha gente por delante en su posición y que le vendría bien jugar con asiduidad en otro sitio. Ahora su situación no es mucho mejor. El jugador prefiriría rescindir su contrato y poder elegir su futuro.

Aperribay ya advirtió hace unos días que la cantidad de los posibles refuerzos que llegarán este verano «dependerá de las salidas que se produzcan», pero «no» parece que serán «muchos». Es la ventaja de tener una plantilla consolidada que sólo necesita un par de retoques para afrontar el próximo ejercicio con garantías. También confirmó «un notición para un club de cantera como la Real» porque los futbolistas del filial que la temporada pasada asomaron en Primera y tan buen rendimiento dieron -Kevin Rodrigues, Álvaro Odriozola, Igor Zubeldia, Jon Guridi y Jon Bautista- pasarán a formar parte de la primera plantilla. Asimismo, avanzó que «alguno más hará la pretemporada».

Por otra parte, la Real hizo oficial el martes el fichaje de Diego Llorente, que ocupará el puesto que deja Mikel González. Ayer expiró el contrato del central de Arrasate, el único futbolista cuyo contrato finalizaba en junio de 2017. La otra baja que se ha producido hasta el momento es la de Héctor Hernández, que no cuenta para Eusebio. El lateral pucelano ya se marchó en enero cedido al Granada y la temporada que viene volverá a jugar a préstamo, esta vez en el Alavés.

Más

Fotos

Vídeos