Imanol y el camino previsto

La Real tiene un plan con el oriotarra, del que es mejor no salirse, como demuestra la experiencia con Arrasate

Imanol y el camino previsto
PEDRO SOROETA

Han bastado un par de semanas para que todo lo que rodea a la Real Sociedad se vea de un color muy distinto. Los retoques importantes que ha hecho Imanol han servido padar dar al equipo la consistencia que tanto echábamos de menos. Tres partidos, con seis goles a favor, ninguno en contra y siete puntos, han servido para que se recupere la sonrisa en Anoeta. Hasta a los mismos jugadores se les ve más liberados, al conseguir algo que antes parecía imposible: hacerse fuerte desde atrás.

El hecho de que tampoco Imanol haya tenido que hacer una revolución, confirma lo que decíamos antes del cambio de entrenador. La Real Sociedad tiene buena plantilla, pero por lo que fuera antes no se le sacaba el rendimiento adecuado. Eusebio, esclavo de su 4-3-3, no encontró una solución para cerrar la portería, algo que Imanol ha conseguido colocando un segundo pivote, un media punta y dos laterales que ya no son los principales creadores del juego ofensivo, que para eso están los extremos. Uno de ellos, Januzaj, ha demostrado más en los últimos partidos que en lo que llevábamos de temporada...

Es verdad, sin embargo, que son solo tres partidos y ante Eibar, Girona y Las Palmas, y que todo lo bueno que hemos visto en ellos necesita confirmación de aquí al final de temporada. Por ello, el choque contra el equipo más aguerrido de la categoría, el Atlético de Simeone, se presenta como un test de confirmación. Ante los rojiblancos no habrá tantos espacios, ni tiempo para pensar, será el partido opuesto al que vimos el sábado en Las Palmas. Una buena oportunidad para confirmar el nivel de esta nueva Real Sociedad de Imanol, un hombre que sobre todo está haciendo las cosas con sentido común, lo que al final lleva a que cada jugador pueda dar lo mejor de sí. Quizá, y digo quizá, sea el delantero centro, Willian José, el que más esté sufriendo con el cambio de forma de jugar, porque ahora no tiene que bajar tanto a recibir de espaldas, sino que puede correr más al espacio, algo que antes no sabíamos qué era. Pero son solo detalles del juego que quiere Imanol, en el que lo principal era dar solidez al sistema defensivo, algo que indiscutiblemente se ha conseguido en estos tres partidos.

Es malo correr demasiado

El trabajo del oriotarra está siendo más que bueno y, como no podía ser de otra manera, ya se están levantando algunas voces, que piden que Imanol siga la próxima temporada. Creo que tampoco hay que correr tanto. Por lo que dijo Roberto Olabe en su presentación, la idea no es esa, sino que regrese al Sanse. Ya les dije en su día que no me gustó la fecha de caducidad que le pusieron cuando le nombraron sustituto de Eusebio. Sin embargo, entiendo perfectamente que la Real Sociedad tenga un plan con Imanol, un plan que pese a su aparición en estos partidos al frente del banquillo de la Real, no tiene motivos para cambiar. La experiencia, en este sentido, es clara.

Aperribay, por las circunstancias del primer equipo, se vio en su día obligado a darle la alternativa a Jagoba Arrasate antes de lo que le hubiera gustado. En Anoeta se tenía mucha fe en él, pero se vieron forzados a que diera el salto antes de tiempo. Y ya ven lo que pasó. Arrasate hizo una muy buena temporada, pero acabó fuera del club demasiado pronto. Ahora no se debería cometer el mismo error con Imanol. Si el camino trazado con él establece su llegada al banquillo de la Real para dentro del tiempo que sea, mejor seguir lo previsto, por mucho que ahora mismo sea el técnico del primer equipo. A veces correr demasiado es un error del que luego ya no te puedes arrepentir. Imanol estaba haciendo las cosas de maravilla en el Sanse, y no lo digo por los resultados, sino por el nivel que están dando los jugadores que se incorporan desde la Real B, unos cuantos en los últimos años, algo en lo que también -hay que ser justo- ha tenido mucho que ver Eusebio. Ahora también está haciendo una labor destacable en el primer equipo, pero si su formación estaba encaminada a que diera el salto dentro de un tiempo, mejor mantener el plan y buscar una vía alternativa hasta entonces.

Parece, por lo que le he escuchado, que el propio Imanol está de acuerdo en regresar al Sanse y seguir el camino trazado. Entiendo, en todo caso, que estos partidos con la Real le habrán servido de muchísimo en su formación como entrenador. Y ojalá lo haga tan bien en los seis partidos que quedan, que hasta a mí me entren dudas de si debe seguir o no. Ahora, creo que lo mejor tanto para él como para el club es seguir el plan. Pero de momento, toca el Atlético de Simeone, que no es poco.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos