Real Sociedad

Imanol busca el broche de oro en el Camp Nou

Imanol y Real Sociedad
Imanol hace una indicación en el transcurso del entrenamiento de ayer en Zubieta, con Juanmi a su espalda y Zurutuza en primer plano. / LUSA

Cierra este domingo en el Camp Nou su etapa en Primera antes de regresar al Sanse | Desde que el entrenador cogió el equipo, es el tercero de la Liga que más puntos ha sumado solo por detrás del Levante y Betis

ÁLVARO VICENTE SAN SEBASTIÁN.

La brillante etapa de Imanol al frente del primer equipo acabará en el mejor lugar posible: en casa del campeón de Liga. La Real Sociedad visita un terreno complicado, el Camp Nou, en el que no gana desde el 18 de mayo de 1991, con dos goles de Aldridge y uno de Atkinson, pero en el que se presentará como uno de los mejores equipos de la Liga en el último cuarto de competición. Imanol ha conseguido que la Real Sociedad sea hoy el tercer equipo que más puntos ha sumado en los últimos ocho partidos, 16 puntos de 24 posibles -igual que el Alavés-, solo por detrás del Levante (19) y Betis (17), y por delante del Real Madrid y Barcelona, ambos con 15, y del Atlético de Madrid (14).

La reacción experimentada por el equipo al pasar de la decimoquinta plaza, seis puntos por encima del descenso, a la décima que ocupa ahora, y sobre todo cómo lo ha hecho al candar la portería, dar un giro de tuerca al juego del equipo e implicar a todos los jugadores de la plantilla, permite encarar este partido en Barcelona con optimismo.

En el vestuario de la Real Sociedad quieren despedir a Imanol con un resultado positivo. Confían en su juego, en la solidez defensiva que está mostrando el grupo, y por qué no decirlo, también en que el Barcelona esté con las pulsaciones bajas después de haber perdido la posibilidad de terminar la Liga invicto, después de jugar ayer un amistoso en Sudáfrica y con la posibilidad de que esté más pendiente de los actos festivos preparados para despedir a Iniesta que del rival en sí.

El último partido oficial de la Real con Imanol al frente pondrá fin a dos meses intensos en los que ha conseguido blindar Anoeta al ganar los cuatro partidos como local y se ha mostrado competitivo a domicilio. El técnico volverá al Sanse, como es su afán y deseo, después de haber cumplido con creces el objetivo para el que fue reclutado. Su adaptación a la tarea como entrenador del primer equipo en una situación adversa como la que estaba metido, ha confirmado en el seno del club que es un profesional plenamente capacitado para desempeñar tareas del Sanse y al mismo tiempo deja acreditada su competencia y capacidad para gestionar una situación deportiva delicada que exigía conseguir resultados inmediatos y romper una trayectoria negativa continuada. En el club están tan convencidos de que Imanol es un valor a tener en cuenta que se pretende ofrecerle la ampliación de su contrato, del que le queda un año tras renovar el pasado verano. Han sido ocho partidos, ocho exámenes, a los que Imanol ha respondido hasta el punto de que puede dejar a la Real Sociedad en puestos de Liga de Campeones si solo contabilizamos las últimas nueve jornadas de Liga.

En Ipurua, el primer punto

El técnico cogió el equipo después de la derrota en Anoeta ante el Getafe. Debutó con un empate sin brillo pero con oficio en Eibar, luego la Real goleó al Girona, ganó en el campo de Las Palmas y superó de principio a fin al Atlético de Madrid en Anoeta. En ese momento, volvió a barajarse la posibilidad de luchar por la séptima plaza cuando un mes antes se estaba más pendiente de abrir hueco con los puestos de descenso. Se había conseguido lo más difícil.

En La Rosaleda de Málaga ese globó se pinchó al perder por 2-0 ante un equipo que estaba descendido. Ese ha sido hasta ahora el peor partido de la Real Sociedad con Imanol.

El equipo corrigió el borrón en el derbi con un triunfo ante el eterno rival al que superó sin miramientos por 3-1. Se perdió por la mínima en Sevilla y en el último se ganó al Leganés por 3-2. En total, cinco triunfos, un empate y dos derrotas.

En este tiempo solo Levante y Betis han obtenido más puntos. El equipo granota suma 19 de 24 posibles, al haber ganado seis partidos -Las Palmas (2-1), Málaga (1-0), Athletic (1-3), Sevilla (2-1), Leganés (0-3) y Barcelona (5-4)-, empatar uno ante el Girona (1-1) y perder solo en el Wanda Metropolitano por 3-0. La llegada de Paco López al banquillo en sustitución de López Muñiz ha sido mano de santo. Lo han ganado todo en su estadio hasta lograr la permanencia mucho antes de lo esperado.

En Valencia también se pone en valor el trabajo de su entrenador. Gusta mucho la unión creada entre cuerpo técnico y jugadores, como ha ocurrido en Zubieta. Los que mandan en Orriols ensalzan y valoran la comunión que existe entre el mensaje lanzado por el entrenador y cómo lo encajan los futbolistas. La plantilla cree a pies juntillas su palabra. El resultado, 25 de los últimos 30 puntos.

El Betis ha sumado 19 puntos en las ocho últimas jornadas al haber ganado cinco partidos -Getafe (0-1), Eibar (2-0), Girona (0-1), Las Palmas (1-0) y Málaga (2-1)-, empatar ante el Atlético (0-0) y Sevilla (2-2) y perder solo ante el Athletic en San Mamés por 2-0.

El empate en el derbi sevillano en la última jornada ha permitido que el Betis certifique de manera matemática su regreso a la fase de grupos de la Europa League, evitando las incómodas rondas previas veraniegas. Pero no tiene asegurada la quinta plaza que ha venido ocupando las últimas semanas. Todavía tendrá una última opción de recuperarla, el sábado en Butarque, aunque no depende de sí mismo. Necesita sumar al menos un punto más de los que consiga el Villarreal frente al Real Madrid. En el Villamarín no hay muchas esperanzas tras ver cómo afrontó el equipo de Zidane el partido ante el Sevilla del miércoles.

Abelardo ha sido el salvador del Alavés. Ni Zubeldia, primero, ni De Biasi, después, dieron con la tecla. De hecho, en la quinta jornada, el equipo vitoriano certificó el peor arranque liguero de un club en la historia de la competición a esas alturas de la temporada. Cinco derrotas y cero goles a favor.

Pero apareció el asturiano en la jornada 13, con el equipo colista, y consiguió lo que hasta entonces era imposible: encadenar dos victorias consecutivas. Una a domicilio, en su debut en Girona, y otra en Mendizorroza ante Las Palmas. A partir de ese momento el Alavés ha ido dando pasos hasta ser uno de los mejores en la segunda vuelta.

En las últimas ocho jornadas ha sumado tantos puntos como la Real. Cinco victorias -Getafe (2-0), Eibar (0-1), Las Palmas (0-4), Málaga (0-3) y Athletic (3-1)-, un empate a cero ante el Espanyol y dos derrotas ante el Girona (1-2) y Atlético (0-1) en la recta final le han permitido sumar más puntos que el Real Madrid, Barcelona y Atlético de Madrid.

Más noticias

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos