Real Sociedad

Illarramendi prefiere meterlos de dos en dos

Asier Illarramendi, en el centro del grupo, estira durante la sesión de ayer en Zubieta. / JOSÉ MARI LÓPEZ
Asier Illarramendi, en el centro del grupo, estira durante la sesión de ayer en Zubieta. / JOSÉ MARI LÓPEZ

El centrocampista de la Real le marcó dos goles al Deportivo y firmó su segundo doblete de la temporada, el anterior también a los gallegos

BORJA OLAZABAL

Los goles, de dos en dos, saben mejor. Algo así debe pensar Asier Illarramendi, que en la manita de la Real Sociedad al Deportivo de la Coruña se marcó un doblete con reminiscencias del pasado. Y es que no fue el primero de la temporada para el centrocampista de Mutriku. Tampoco el primero que le hace al conjunto gallego. El '4' txuriurdin ha marcado cinco goles en liga esta temporada y cuatro de ellos se los ha hecho al 'Depor', al que siempre le marca de dos en dos. Él, humilde, responde que «no sé lo que tengo con este equipo» cuando se le pregunta por su doble doblete.

Los realistas pasaron por encima de su rival en la noche del viernes y uno de los máximos responsables del destrozo coruñés fue Illarra. Y no solo con sus habituales lecciones en control del centro del campo. También con sus goles.

Hizo el de la tranquilidad, el 2-0, que llegó en el minuto 61 de partido. Una falta a más de treinta metros de la portería que defendía Rubén acabó con la pelota en el fondo de la red. Cualquiera hubiera pensado que ese balón iba a ir al área en busca de algún rematador, pero fue entre los tres palos.

Illarramendi no esconde que «lo primero que pensé cuando cogí el balón para sacar la falta fue en centrar, pero luego vi que lo mejor era tirar a portería. Por suerte, el balón acabó entrando».

Con su certero lanzamiento volvió a confirmar su exquisito golpeo de balón, pero también tiró de olfato goleador para cerrar la victoria realista. Agirretxe intentó, de vaselina, romper con su sequía goleadora, pero Rubén rechazó el balón. Allí apareció el centrocampista para empujar y poner el 5-0 en el marcador.

Marcar por partida doble hizo feliz al realista, pero reconoce que «por una parte hubiera preferido que el gol lo hubiera metido Agirretxe. Yo iba por detrás en la jugada, pero no se lo pedí porque viene de una lesión grave, hace mucho que no marca y los delanteros viven del gol. Estoy seguro que tendrá más ocasiones y yo también estoy contento por haber marcado dos goles».

Su aportación fue clave en una jornada en la que la Real «necesitaba la victoria como el comer. Queremos que esto nos sirva para mirar hacia adelante con más optimismo porque veníamos de cuatro derrotas consecutivas y eso nos había dejado tocada la moral. El triunfo contra el Deportivo, con muchos goles y dejando la portería a cero, nos va a venir muy bien y espero que sigamos así».

Además, el centrocampista añade que «el presidente y el entrenador nos felicitaron porque estábamos en un momento delicado. El público y los jugadores respondimos bien».

Un gol maradoniano

La temporada goleadora de Asier Illarramendi comenzó en la tercera jornada del campeonato liguero, con su otro doblete. La Real visitó Riazor el 10 de septiembre y se volvió con tres puntos tras imponerse 2-4. Juanmi y Llorente marcaron un gol cada uno e Illarra los otros dos. Fueron dos golazos.

El primero llegó en el minuto cuatro de partido, ya con el 0-1 en el marcador. El mutrikuarra no se lo pensó en el rachace de un córner y empaló desde la frontal para batir a Tyton. El segundo, como el viernes, sirvió para cerrar la goleada. Fue un gol maradoniano. De esos que, de haberlo marcado otro, lo seguirían repitiendo en las televisiones.

Illarramendi recogió el balón en la zona de tres cuartos. Dejó atrás a tres rivales con su primer arranque, se perfiló y se sacó un disparo raso con la zurda para hacer su primer doblete como profesional.

Nueve tantos en primera

A los cuatro goles que Asier Illarramendi le ha marcado al Deportivo de la Coruña esta temporada, hay que sumar el logrado en Anoeta contra el Espanyol en el 1-1 de la novena jornada. La 2017/2018, con cinco tantos (más uno con España ante Israel), está siendo la campaña más goleadora para el guipuzcoano, que en ocho cursos en Primera suma nueve goles.

Se estrenó con el Real Madrid en el Bernabéu ante el Elche, marcó su primer gol en Anoeta vistiendo la elástica merengue y su lista la completan otros dos goles con la Real, uno en el Ciutat de Valencia ante el Levante y otro en Cornellá contra el Espanyol.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos