Real Sociedad

El blindaje de Illarramendi en la Real Sociedad, a punto

Illarramendi y Real Sociedad
Illarramendi firmará en breve su nuevo contrato con la Real Sociedad. / MICHELENA

La Real Sociedad ampliará el contrato de Illarramendi uno o dos años y situará su cláusula en alrededor de los 50 millones | Las conversaciones entre Illarramendi y Real Sociedad avanzan a buen ritmo y hay una voluntad recíproca de llegar a un acuerdo, que se anunciará en unos días

Miguel González
MIGUEL GONZÁLEZ SAN SEBASTIÁN.

Asier Illarramendi ampliará su contrato con la Real Sociedad en unos días, afianzando su compromiso con el club en el que quiere triunfar en los próximos años. El vínculo actual vence en 2021 y la intención de ambas partes es extenderlo en el tiempo por uno o dos años más, hasta 2022 o 2023, con un incremento en la cláusula de rescisión que la sitúe alrededor de los 50 millones de euros.

Illarramendi es una de las piezas fundamentales de la Real Sociedad y el club no ha tardado tiempo en mover ficha para blindar su futuro en txuri-urdin. Cuando le recuperó del Real Madrid hace tres años le puso una cláusula de 40 millones pero el contrato recogía que a partir del 30 de junio de 2018, es decir, dentro de dos semanas, esta descenderá a 35 millones, una cantidad accesible para bastantes clubes en el contexto en el que se mueve el mercado en estos tiempos.

El futbolista, al que Xabi Prieto traspasó el brazalete de capitán el día de su despedida del fútbol, está dispuesto a ser el nuevo líder que la Real Sociedad necesita. Su compromiso es total, como manifestó en una entrevista publicada en estas mismas páginas antes del derbi de Anoeta en la que dejó claro, preguntado por su futuro, que «en la Real soy feliz y no tengo intención de moverme. Sé muy bien lo que quiero».

A sus 28 años Illarramendi representa el presente y futuro de un proyecto que quiere experimentar un salto de calidad con la llegada de Roberto Olabe a la dirección de fútbol y Asier Garitano al banquillo. Para ello es necesario asegurarse la participación de los mejores futbolistas e Illarramendi es uno de ellos. Su palmarés contempla una Champions League, una Copa del Rey, una Copa del Mundo de clubes y una Supercopa de Europa conquistadas con el Real Madrid, así como el Campeonato de Europa sub-21 logrado en 2013 en su primera etapa en la Real. Al margen de títulos, ha jugado 264 partidos oficiales entre el equipo guipuzcoano (174) y el conjunto blanco (90), lo que le convierte en uno de los jugadores de la plantilla con más recorrido en el fútbol profesional.

Buena sintonía entre Illarramendi y Real Sociedad

En este contexto el club se puso en contacto hace varias semanas con su entorno para mejorar su contrato y adaptarlo a su situación actual, en la que ejercerá de capitán de la nave. Las conversaciones entre Real Sociedad e Illarramendi avanzan a buen ritmo porque la sintonía entre las dos partes es muy buena. La voluntad de llegar a un acuerdo es recíproca y este será una realidad en unos días.

La Real Sociedad hará un esfuerzo importante por elevar la ficha del mutrikuarra -uno de los mejores pagados tras su regreso del Madrid- hasta situarla en lo más alto del escalafón, a cambio de estirar su compromiso uno o dos años más y subirle la cláusula hasta los 50 millones. Las conversaciones no han concluido y estas cifras que ahora se barajan pueden sufrir aún alguna modificación, aunque no será sustancial.

A nadie se le escapa que la continuidad de Illarramendi en la plantilla de la Real Sociedad será el primer gran fichaje del verano, porque su nombre siempre aparece relacionado con el de clubes importantes en las ventanas de mercado, y también con el del Athletic. El conjunto rojiblanco tiene actualmente más dinero en las arcas que calidad sobre el césped y trata de disparar a todo lo que se mueve. En el centro del campo su gran apuesta era el regreso de Ander Herrera pero el jugador, lógicamente, ha preferido continuar en el Manchester United. Así las cosas, tener a Illarramendi con una cláusula de 35 millones era un riesgo ante la necesidad del vecino, aunque el mutrikuarra ha sido siempre muy claro en su deseo de seguir en la Real.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos