Real Sociedad

Igor Zubeldia: «Merino no supone un riesgo para mí, es un plus»

Zubeldia posa ayer junto a las esculturas que pueblan el entorno de los frontones Jorge Oteiza de Azkoitia. / LUSA

Acaba de renovar hasta 2024, lo que le convierte en el jugador con el contrato más largo de la plantilla de la Real Sociedad. «Es una responsabilidad que asumo orgulloso», dice

Álvaro Vicente
ÁLVARO VICENTE

Todavía no ha podido celebrar con los suyos la reciente ampliación de su contrato. «Haremos una cena cuando los padres de mi pareja vuelvan de vacaciones», confiesa. Igor Zubeldia (Azkoitia, 1997) está feliz porque ha extendido su vinculación hasta 2024 y ha elevado su cláusula de rescisión de 30 a 50 millones de euros. El canterano se ha convierte en el jugador con el contrato más largo de la plantilla de la Real Soicedad, por delante de Illarramendi y Bautista (2023). Apura sus últimos días de descanso antes de romper mañana a sudar. «Hay ganas de empezar otra vez», advierte.

- ¿Han sido fáciles las conversaciones para renovar su contrato?

- Lo teníamos apalabrado antes de terminar la temporada. El club me trasladó entonces su disposición a renovar mi contrato y lo que hemos hecho ahora es rubricarlo en papel porque no ha habido ninguna pega por mi parte. Estoy feliz porque supone seguir en mi casa, en la que llevo media vida.

Las frases

«Lo teníamos apalabrado antes de terminar la temporada y ahora lo hemos rubricado en papel» RENOVACIÓN

«Con 11 años salía de la ikastola, me subía a un taxi y directo a Zubieta. Ha merecido la pena» INICIOS EN ZUBIETA

«Quiero ser un jugador que deje huella en la Real. Asumo el reto y no me voy a achantar» FUTURO

«Me dio buen 'feeling', parece cercano. Jugó a pelota y a fútbol, así que tenemos cosas en común» GARITANO

«Lo más importante es tener claro lo que vamos a hacer, jugar al 200% cada partido» IDEA DE JUEGO

- La Real Sociedad ha ganado un futbolista de presente y futuro y Azkoitia ha perdido un pelotari.

- Compaginaba los dos deportes cuando era un crío, pero un día mi aita se plantó y me dijo que tenía que decantarme por uno porque los fines de semana eran una locura de un lado a otro. Aposté por el fútbol. Hoy es el día que recuerdo los trayectos en taxi a Zubieta para entrenarme. Empecé con once años. Salía de la ikastola a las cinco y en media hora estaba montado en el taxi para iniciar una ruta que nos llevaba desde Azkoitia a Zubieta pasando por Azpeitia, Zarautz y Orio. A ese taxi se han unido en distintas épocas Jon Guridi, Joseba Tarantino, Jon Aranda, Thior Zourdine, Ugaitz Querejeta, Aritz Aranbarri, Aitor Díez, Julen Odriozola, Ainara Manterola, Eguzkiñe Peña... Eran 70 minutos de ida por carretera y otros tantos de vuelta, así que había veces que me llevaba el aita para poder llegar antes a casa y tener más tiempo para estudiar. No era un estudiante de sobresalientes, pero me organizaba bien y terminaba sacando todo con notas majas. Ese sacrificio de todos en casa ha tenido su recompensa.

- ¿Qué le dice al aficionado que teme que cuando se firma un contrato tan largo haya peligro de echarse a dormir?

- Eso no va conmigo. Ya se lo dije al presidente: 'no me conformo con este contrato y mi objetivo es ser un jugador importante en la Real Sociedad'. Es evidente que este contrato me da tranquilidad, supone un espaldarazo para seguir cumpliendo mis sueños. Pero una cosa es firmar un contrato largo y dejarse llevar, y otra bien distinta, ser un jugador que deje huella en la Real. Yo quiero ser uno de estos, asumo el reto y no me voy a achantar. Soy joven y tengo mucha competencia en mi puesto, no es un reto fácil, pero estoy convencido de que lo puedo conseguir trabajando al máximo cada día. Por mi parte no va a quedar. Voy a vaciarme, voy a dar el máximo por la Real, por respeto a los aficionados y porque todos queremos estar lo más arriba posible en la clasificación. Soy consciente de que jugar en la Real cada domingo es un privilegio, pero también una enorme responsabilidad. E insisto en que asumo ese reto.

- Dice que quiere seguir cumpliendo sueños. ¿Podría concretar?

- Todos y ninguno. Soy consciente de que jugar en la Real es un privilegio que la mayoría de los mortales no puede conseguir y también es una enorme responsabilidad. Jugar en Primera con la Real Sociedad era un sueño que ya he cumplido, pero no me quiero parar ahí, quiero seguir cumpliendo objetivos a corto plazo porque son los que nos van a llevar a lograr lo que todos queremos.

- ¿Qué queremos?

- Ser cada día mejores, pelear de tú a tú con todos los equipos, ser más regulares en resultados de lo que hemos sido en la última temporada. Tenemos potencial para estar peleando en la parte alta. En la última Liga se nos fueron muchos puntos en Anoeta y eso no puede volver a pasar. Soy ambicioso y creo que también hay que salir a ganar a domicilio. La Real Sociedad tiene que salir a por todas en todos los campos.

- ¿Asier Garitano le he trasladado qué quiere de usted?

- Hablé con él por teléfono, como ha hecho con todos, pero no profundizamos. Me trasladó cuándo empezamos a entrenar y qué idea tenía en las vacaciones. De primeras, me dio buen 'feeling', parece un hombre cercano. Es de Bergara, habla euskera, jugó a pelota y a fútbol, así que tenemos muchas cosas en común.

- El entrenador dice que podría empezar ahora mismo la temporada aunque no llegara nadie más. ¿Está de acuerdo?

- Tenemos una buena plantilla, pero en la primera semana de julio no podemos estar hablando ya de objetivos. Queremos ganar el primer partido, luego el segundo... Es lo que quiere Garitano. A mi juicio lo más importante es tener claro lo que vamos a hacer, jugar al 200% cada partido y hacer que la afición esté orgullosa de nosotros.

- Lo positivo es que la base del equipo ya la tienen.

- Sí, pero hay entrenador nuevo, cuerpo técnico nuevo y todavía no sabemos qué sistema de juego o estilo vamos a tener. Todos empezamos de cero y cada uno tendrá que dar el máximo para convencer al míster. Todos estamos con ganas.

- ¿Acoge con agrado hacer la pretemporada en Zubieta o hubiera preferido salir fuera?

- En Zubieta tenemos todo a nuestro alcance, aunque siempre digo que conocer sitios nuevos también es positivo. Entrenaremos en casa y jugaremos casi todos los partidos por aquí, así que desde pronto sentiremos el calor de la gente y eso es algo que no se tiene cuando se juegan amistosos en Europa.

- A la espera de la confirmación oficial, ¿qué le parece la incorporación de Mikel Merino, un centrocampista como usted?

- Estoy encantado de que venga, le conozco de coincidir con él en la sub21. Es un buen tío, majo y un futbolista muy completo. Todo lo que sea reforzar el equipo con grandes jugadores solo puede ser positivo por más que juegue en mi mismo puesto. La competencia es positiva. Para mí supone un plus de motivación. Yo me siento un privilegiado de poder tener como compañeros a Illarramendi, Prieto, Zurutuza...

- ¿Encarna Illarramendi las virtudes que debe tener un capitán?

- Es un referente, siempre lo ha sido. En las categorías inferiores de la Real Sociedad siempre me decían que tenía que fijarme en él, en su juego, en la posición que adoptada en el campo. Será un estupendo capitán, un buen sustituto de Aranburu y Prieto.

- ¿Son compatibles Illarramendi, Merino y usted?

- Esa pregunta es para el entrenador. Por lo que he leído, Garitano es partidario de hacer el once en función de lo que ha visto entre semana y eso me gusta porque obliga al jugador a estar con todos los sentidos puestos en cada minuto de los entrenamientos, nadie tiene el puesto asegurado, y nos dará un plus en los partidos.

- ¿Baraja la posibilidad de ser alineado en el puesto de central?

- Ya jugué en alguna fase. Jugar de pivote defensivo o central no es tan distinto como pasar de la defensa a la delantera. Tanto en la media como en el centro de la defensa no se puede arriesgar porque si pierdes un balón es ocasión de gol del rival. Siempre he tratado de entrenar a tope para ponérselo difícil al entrenador y no me he fijado tanto en el puesto.

- ¿Cree en la figura de un coaching como Imanol Ibarrondo en el fútbol profesional?

- Nos puede venir muy bien. Nunca hemos tenido a alguien que nos dirija en ese sentido y puede ser positivo. La cabeza tiene a veces más importancia que el juego con los pies. Los futbolistas estamos muchas veces en el ojo del huracán y seguro que cualquier ayuda siempre es positiva. Pero no solo él. Parece que la incorporación de mucha gente en el staff técnico va a llevarnos a realizar un trabajo más personalizado o eso es al menos lo que intuyo con tantos especialistas. Solo puede ser positivo en este fútbol que avanza muy rápido y en el que no te puedes quedar atrás. Siento que podemos hacer una buena temporada. Hay nuevos bríos y la base de la plantilla se mantiene.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos