Real Sociedad

El idilio de Oyarzabal con Cornellá-El Prat

Mikel Oyarzabal celebra el primer gol que marcó con la Real, hace dos años en Cornellá./EFE
Mikel Oyarzabal celebra el primer gol que marcó con la Real, hace dos años en Cornellá. / EFE

El delantero eibarrés cumplirá el domingo cien partidos oficiales con la Real en el estadio donde marcó su primer gol en Primera División

Axel Guerra
AXEL GUERRA

El tiempo pasa tan rápido que uno no se da cuenta. El domingo, ante el Espanyol, Mikel Oyarzabal (Eibar, 1997) cumplirá cien partidos oficiales con la Real Sociedad y será el segundo jugador más joven en conseguirlo, por detrás de Antoine Griezmann con una diferencia de apenas diez días.

El azar ha hecho que Oyarzabal cumpla su primer centenario con la Real en Cornellá-El Prat, el campo en el que marcó su primer gol en Primera División. En declaraciones a la web del club expresa su satisfacción por la efeméride, que espera celebrar con un triunfo ante el conjunto vitoriano. «Cuando estás dentro al final muchas veces no te das cuenta de todo lo que está pasando, para mí es un privilegio llegar a esta cifra con la Real y creo y quiero que sea el comienzo de una historia más larga».

Mikel Oyarzabal

Nació en
Eibar el 21-4-1997.
Trayectoria
Eibar (hasta cadete txiki) y Real Sociedad.
Debut
Levante 0-Real 4 (25-10-15). Entró en lugar de Vela.
Primer gol
Espanyol 0-Real 5 (9-2-16). Marcó el tercero.
Debut internacional
29 de mayo contra Bosnia. También es internacional sub-19 y sub-21.
Partidos con la Real
99, 81 de ellos como titular.
Números
19 goles y otras tantas asistencias.

El caso del eibarrés es atípico porque llegó al primer equipo el verano de 2015 casi sin pasar por el Sanse. Recién había acabado su etapa en el equipo juvenil y estaba disfrutando de las fiestas patronales de Eibar cuando recibió la llamada del club para iniciar la pretemporada en Zubieta bajo las órdenes de David Moyes. En apenas unos días convenció a todo el mundo de que tenía un hueco y se se subió al avión que llevó a la Real hasta la localidad austriaca de Obertraun para continuar con la preparación veraniega.

Debutó el 25 de octubre de 2015 contra el Levante en el Ciutat de Valencia tras sustituir a Carlos Vela

Moyes le dio la alternativa y se afianzó en el equipo con la llegada de Eusebio al banquillo realista

El equipo viajó de Austria a Escocia y Oyarzabal no se bajó del avión. Su primera oportunidad llegó contra el modesto St Johnstone escocés, en el segundo partido de la pretemporada. Disputó los noventa minutos y entonces ya dejó algunos detalles del futbolista que ha llegado a ser.

Aquella temporada la comenzó jugando con el Sanse -en ocho partidos marcó tres goles-, aunque se entrenaba con regularidad a las órdenes de Moyes. Hasta que llegó la novena jornada en la que la Real rindió visita al Levante en el Ciutat de Valencia. El arranque del equipo no había sido bueno. Era decimosexto con seis puntos en ocho jornadas y el técnico, que estaba con el agua al cuello, convocó a Oyarzabal por primera vez para un partido oficial.

Los realistas se desataron con una goleada (0-4), gracias a los goles de Vela (2), Agirretxe e Illarramendi. Restaban siete minutos para la conclusión del choque cuando Moyes ordenó el tercer cambio. Un chaval de dieciocho años entraba al campo para sustituir al mejor jugador de los últimos años. Oyarzabal ocupaba el lugar de Vela.

El primer gol

Tras su debut, su presencia en el primer equipo fue intermitente hasta que Eusebio Sacristán llegó a Donostia para hacerse cargo de un equipo que coqueteaba con los puestos de descenso. Su estreno en el once en Liga llegó en enero de 2016. Fue en la victoria contra el Betis en Anoeta. (2-1). Desde entonces, ha jugado siempre que ha estado disponible.

Su debut como goleador llegó en la siguiente jornada, contra el Espayol en Cornellá. Aquella noche la Real logró la victoria más contundente de la temporada. Para el descanso ya ganaba 0-2, gracias a los goles de Jonathas y Vela en los primeros siete minutos. Había arrancado la segunda parte y hacía falta marcar el tercero para cerrar el partido. El tanto lo marcó él tras una pared al borde del área con Pardo y superar a Pau López en su salida. Recuerda que fue uno de los momentos más emocionante del año. «Llevaba varios partidos jugando y me quité mucha tensión de encima. Fue una liberación para mí porque me dio mucha confianza. Cornellá para mí es un campo especial porque donde metes el primer gol nunca se te olvida. Aquel día salió todo redondo desde el principio y ayudó a que todo fuera mejor. Esperemos que este domingo sea parecido».

En los dos años y cuatro meses que han pasado desde su debut, ha jugado 99 partidos entre Liga, Copa y Europa League, marcado 19 goles y dado otras tantas asistencias. En este tiempo ha sido internacional sub-19 y sub-21 y el 29 de mayo de 2016 debutó con la absoluta en un encuentro amistoso contra Bosnia.

Noticias relacionadas

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos