tODOS LOS HUEVOS EN LA CESTA

ÁLVARO VICENTE

El partido de hoy en Vitoria supone el arranque de una semana que puede marcar un punto de inflexión esta temporada. Sí, ya sé que tendemos a ser tremendistas, pero después de los últimos cuatro partidos en Liga, saldados con un punto (y gracias), todo lo que no sea ganar hoy va a generar un dolor de cabeza importante a técnicos, jugadores y aficionados.

Pero es que el jueves que viene en Macedonia hay otra cita que se las trae. La Real se ha jugado su futuro en la Europa League a los resultados que obtenga en los dos partidos ante el Vardar y esos seis puntos después de entregar el partido en San Petersburgo se antojan imprescindibles para superar la fase de grupos. La Real, Eusebio, ha puesto todos los huevos en esta cesta (en esta semana) y de cómo acabe dependerá que el futuro más inmediato sea más o menos estable.

Sigo defendiendo que esta Real no está lejos de volver a ser la que era no hace tanto, la que concedía poco y mataba a sus rivales en cuanto se le presentaba media ocasión de gol. También sé que no será fácil diseñar otra forma de jugar, el estilo no está en cuestión, pero también creo que éste es el momento de elegir, mucho más no pueden prorrogarse estos partidos a la ruleta rusa.

Eusebio sabe que hace falta dar una vuelta de tuerca, avanzar un nuevo paso, para seguir haciendo daño en ataque pero sobre todo para candar la portería. Me gustó su sinceridad ayer al admitir abiertamente los problemas en la fase defensiva que tiene su equipo. Es un buen punto de partida.

El examen de hoy se las trae. En Mendizorrotza no gana cualquiera y a la Real no es un campo que le traiga buenos recuerdos. Por eso si la Real es capaz de competir bien ante un adversario al que no le sobra nada pero al que es difícil ganar habrá pasado una prueba de madurez. Sigo confiando en este equipo que solo ha perdido en cinco de sus últimos catorce desplazamientos. Espero que la Real cuando tenga el balón arme su fútbol con el mismo criterio simple y efectivo y pido que no corra riesgos inadecuados. No será fácil en un campo en el que su público aprieta mucho y en el que el Alavés ya no puede fallar mucho más. Esa mayor necesidad del rival la deberían aprovechar los nuestros.

Fotos

Vídeos