Real Sociedad

La hora de Rubén Pardo, el mentalista de la Real Sociedad

Rubén Pardo conduce el balón y afina la vista para preparar un pase. /
Rubén Pardo conduce el balón y afina la vista para preparar un pase.

El centrocampista riojano de la Real Sociedad, sinónimo de fuegos artificiales, tiene siete partidos para demostrar si ha aprendido una cosa: la madurez

Mikel Madinabeitia
MIKEL MADINABEITIA

Hubo un día que le llamé mentalista. Y ahí se quedó. Rubén Pardo, el talentoso centrocampista de la Real Sociedad, encara una recta final de Liga sumamente valiosa para él. El equipo txuri-urdin se juega varias cosas pero el riojano, una mucho más valiosa: el futuro. El de Rincón de Soto tiene siete partidos para demostrar si ha aprendido una cosa: la madurez. Siempre ha sido un jugador diferente, estético, que entra por los ojos, pero para sobrevivir en la jungla del fútbol profesional hay que aprender una serie de cualidades ingratas. Casi todas ellas relacionadas con el físico, el espíritu competitivo y el carácter.

Siempre he defendido que él no utiliza el hacha para derribar adversarios, porque prefiere apoyarse en la escuadra y el cartabón para enviar el balón donde sólo él atisba un hueco. Para penetrar en la selva de las defensas superpobladas hace falta hacer magia y el repertorio de este chico es amplio. Es el mentalista. El mentalista de Zubieta. El mentalista de la Real Sociedad.

Los 27 minutos que había jugado esta temporada hasta el día del Girona son un lastre para un jugador que necesita curtirse. Eusebio Sacristán lo tuvo defenestrado, aunque oportunidades precisamente no le han faltado en su carrera profesional. Veremos si Imanol Alguacil recurre a los hombres que más han jugado en la medular en esta recta final (Illarramendi, Zurutuza, Xabi Prieto y Zubeldia) o, si por el contrario, prefiere cederle la batuta al riojano de la Real Sociedad.

Yo quiero que juegue. Quiero que juegue para saber si el ostracismo le ha servido para aprender. Quiero que juegue para saber si ha madurado. Para saber si hay que cederlo en verano. O decirle adiós con lágrimas en los ojos. Quiero ver jugar a Rubén Pardo. El mentalista. El mentalista de la Real Sociedad.

Noticias relacionadas

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos