La hora de los jugadores

La Real Sociedad juega esta noche ante el Deportivo el partido más importante de la temporada porque sólo le vale una cosa: ganar

Mikel Madinabeitia
MIKEL MADINABEITIA

La Real juega esta noche ante el Deportivo el partido más importante de la temporada. El encuentro más relevante en mucho tiempo. Así que te escribo a ti, jugador de la Real Sociedad, futbolista de Primera División que saboreas una vida privilegiada y que hoy debes cruzar el Rubicón. No importa el pasado ni el futuro. Sólo el presente. El hoy. El ahora. Y eso pasa por ganar al Deportivo. Porque si juegas a tu nivel, si juegas con la intensidad exigida en la élite, si juegas con la concentración y la seriedad obligatorias, vas a sumar los tres puntos. Métetelo en la cabeza. Vas a ganar.

Tú, jugador de la Real Sociedad, que sabes lo que vale este escudo. Que sabes lo que se siente defendiendo al equipo de tu vida. Al equipo de tu infancia. Que has cumplido un sueño y que no quieres que acabe. Tú, jugador de la Real Sociedad, que aún te vibra el cuerpo cuando sales por las escaleras y oyes el rugir de la afición. Tú, que sabes lo que cuesta llegar a Primera División. Los sacrificios que has tenido que hacer cuando eras niño. Las duchas frías. Aquellas tardes de barro. Aquellos viajes en coche con tus padres. Aquellos madrugones. Aquellas derrotas que te provocaban lágrimas interminables.

Tú, jugador de la Real Sociedad, que siempre has tenido el apoyo de tu gente en Anoeta y en Zubieta. Que ves cómo miles de personas se dejan los ahorros para seguirte hasta Trondheim, Salzburgo, San Petersburgo, Macedonia o Leganés. Que se enfadan con las derrotas pero que al día siguiente se les pasa, y en el próximo partido se dejan la voz para ayudarte.

Tú, jugador de la Real Sociedad, que no estás dispuesto a seguir encadenando frustraciones. Que sabes que tienes un equipo de garantías para vencer y colocarte en la tabla en una posición acorde a tu categoría. A tu historia. A tu prestigio. Tú, que no vas a echar de menos a jugadores que te dejan de la noche a la mañana, que sabes que las crisis se cierran con un triunfo, candando tu portería y marcando en la contraria. Que sabes que tienes recursos ofensivos para doblegar al Deportivo.

Hoy no hablamos de tácticas. Hoy vas a sacar las uñas, los dientes, y vas a jugar con sangre en los ojos. Puede que en algunos momentos te pesen las piernas, pero no te pares. No te pares nunca. Porque si te paras, te matan. Juega lo que mejor sabes. Si lo haces, ganaremos. No tengo duda. Es la hora de los jugadores. Es tu hora.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos