Real Sociedad

Los hinchas del Zenit se bañan en La Concha

Hinchas del Zenit en La Concha./Lobo Altuna
Hinchas del Zenit en La Concha. / Lobo Altuna

Se prevé que unos 900 aficionados del equipo ruso acudan mañana al estadio de Anoeta para animar a su equipo

Miguel González
MIGUEL GONZÁLEZSan Sebastián

Los aficionados del Zenit de San Petersburgo ya se dejan sentir en Gipuzkoa. Unos trescientos de ellos han pernoctado este miércoles en distintos hoteles de la capital y otros lo han hecho en distintos alojamientos del territorio. Los hay incluso que se han tenido que ir hasta Bizkaia para instalar su cuartel general ante el lleno que registra San Sebastián en estas fechas del puente de diciembre. Además de hoteles, albergues, casa rurales y hostales han acogido a estos seguidores en las horas previas al partido.

Este miércoles por la tarde se ha visto a algunos bañándose en aguas de La Concha. Es de suponer que se trataba del grupo que se aloja en el Hotel Londres, desde donde han podido disfrutar de una jornada espectacular en un marco incomparable. Otros grupo tenían reserva en el María Cristina y cerca de una treintena en el Hotel Palacio de Aiete. Muchos se han acercado por la tarde a disfrutar de la gastronomía en la Parte Vieja, que se encontraba a rebosar de turistas. Ante semejante avalancha foránea han pasado bastante desapercibidos, ya que no llevan camisetas ni distintivos de su club. Como mucho, alguna cazadora o ropa de abrigo con el escudo del Zenit que les distingue como aficionados rusos.

Para este jueves se espera que los cerca de 900 seguidores que acudirán al encuentro se dejen sentir de forma importante por las calles de San Sebastián. 700 de ellos serán ubicados en la grada destinada a la afición visitante en la tribuna baja del fondo norte, mientras que cien ocuparán asientos de zona VIP y otro centenar, la zona destinada a familiares y patrocinadores.

Sin noticias de los radicales

De momento no se tiene constancia de la presencia de los peligrosos ultras del Zenit. La Policía rusa rebajó el lunes su cifra a la Ertzain-tza de 150 a unos 50, aunque eso no ha evitado que el encuentro haya sido declarado de riesgo especial. Estos ultras ya causaron problemas en Trondheim, donde se fueron sin pagar de los bares y dejaron más de un comercio irreconocible.

La Policía rusa no ha podido trasladar a la Ertzaintza en qué aeropuertos aterrizan, en qué vuelos y en qué hoteles se van a alojar. Ante lo que pudiera pasar, la Ertzaintza ha hecho un llamamiento a los hosteleros para que en la medida de lo posible recojan las terrazas y sirvan las consumiciones en vasos de plástico «a fin de evitar actos vandálicos o de alteración del orden público». En esta circular se recomienda tener recogidas las mesas y sillas, evitando así su utilización en posibles enfrentamientos entre aficionados. La Ertzaintza tiene habilitado el teléfono 112 para que los ciudadanos que detecten la presencia de este grupo de ultras, que son identificables por llevar las cabezas rapadas, informen de su localización.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos