Real Sociedad

Real Sociedad: Granero, camino del Espanyol

Esteban Granero posa en las instalaciones de Zubieta.
Esteban Granero posa en las instalaciones de Zubieta. / J.M. LÓPEZ

Aterrizará con la carta de libertad bajo el brazo y se pondrá a las órdenes de Quique Sánchez Flores, con el que coincidió en los juveniles del Real Madrid

ÁLVARO VICENTESAN SEBASTIÁN.

No quiere vivir una temporada como la última, en la que apenas ha jugado, y Esteban Granero (Pozuelo de Alarcón, 30 años cumplidos el domingo) pondrá fin a su etapa en la Real Sociedad para recalar en el Espanyol, si se acaban de concretar las conversaciones avanzadas de las últimas horas entre su representante y el club de Barcelona. Firmará por tres o cuatro temporadas.

Granero, al que todavía le quedaba un año de contrato con la Real Sociedad, llegará al Espanyol con la carta de libertad bajo el brazo, como era su deseo, porque la Real Sociedad, consciente de que contraviene su filosofía mantener a un jugador de fuera de Zubieta, con una ficha importante, sin ser indiscutible en el equipo, no está poniendo trabas a su salida y no las va a poner. La profesionalidad mostrada por el jugador en este tiempo en la Real Sociedad ha ayudado a que sea así.

Datos

Su trayectoria en la Real
Está marcada por la lesión de rodilla que sufrió nada más llegar en 2013, lo que le hizo perderse el curso entero. En la temporada 14/15, ya recuperado, fue indiscutible, al disputar 33 partidos de Liga, 29 de ellos como titular. Hace dos temporadas apenas contó para Moyes y Eusebio, por lo que al final tan solo fue titular en nueve jornadas. En la última campaña ha terminado jugando 19 partidos, ocho como titular.

El jugador ha sido consciente de que lo sigue teniendo difícil en la Real Sociedad y que, a un año de concluir contrato, no podía permitirse pasar otra temporada con tan poco protagonismo, así que entre las opciones que tenía encima de la mesa se ha decantado finalmente por la del Espanyol, un club que ya se interesó por él el pasado verano. Entonces, el equipo perico se encontró con que el deseo del jugador era continuar en la Real Sociedad, pese a que Eusebio le abrió la puerta de salida. Ahora Granero ha aceptado, lo que permite a la Real seguir aligerando su plantilla poco a poco.

El madrileño busca en el Espanyol los minutos que no ha podido tener en las dos últimas temporadas

Se marcha sin un solo reproche. Con palabras de reconocimiento para sus compañeros -«desde el primer día su apoyo ha sido estupendo, empezando por los capitanes. Nunca había conocido un vestuario así», confesaba no hace mucho en estas mismas páginas-. Agradecido por el cariño recibido por la afición realista y por el consejo de la Real Sociedad presidido por Jokin Aperribay, la figura a la que siempre ha puesto en valor en cada una de sus comparecencias.

Más información

Será difícil que trasciendan las cifras de la operación, pero lo normal es que al ahorrarse el Espanyol el pago de su libertad mantenga una ficha acorde a su trayectoria en Primera, con el hándicap de que el club catalán no puede disparar el tope salarial porque tiene comprometidos cerca de 47 de los 53 millones que puede pagar en fichas.

Granero, en cualquier caso, ve cumplido su deseo de ponerse a las órdenes de Quique Sánchez Flores, un técnico que le conoce a las mil maravillas desde que le entrenó en las categorías inferiores del Real Madrid, y la Real Sociedad, por su parte, se desprende de un integrante de la plantilla que no estaba teniendo minutos en los últimos tiempos para dejar vía libre a los jóvenes Zubeldia y Guridi en el centro del campo.

A la espera de noticias

El madrileño espera en San Sebastián la confirmación de su fichaje para poner rumbo a Barcelona. Ayer mismo se entrenó en Zubieta con el grupo de jugadores que estos días trata de coger tono físico antes del primer día de la pretemporada. La previsión es que el anuncio de su incorporación se oficialice en breve porque el Espanyol arranca la pretemporada el lunes que viene.

En la temporada 14/15 fue indiscutible, al disputar 33 partidos de Liga, 29 de ellos como titular

El jugador, según confesaba, llegará al Espanyol en el «mejor momento» de su carrera «física y mentalmente, como a nivel de experiencia». «Ha sido el año que más fuerte he trabajado y en el que con más madurez y profesional he buscado crecer personalmente», aseguraba en esa entrevista a este periódico.

Se unirá a un grupo en el que a priori podrá disponer de más minutos que en la Real Sociedad, como es su deseo y el motivo principal por el que ha terminado buscando una salida. En el Espanyol quizás podría llegar a reencontrarse con quien fue su compañero en la Real, Diego Reyes, al que tratan de retener en conversaciones con el Oporto.

A Granero le espera una pretemporada movida porque el Espanyol echará a andar con un enfrentamiento contra el Persija de Yakarta en Indonesia a finales de este mes. Días después cambiará de continente y volará a Centroeuropa, donde disputará varios partidos. En Suiza se verá las caras con el Borussia Dortmund de Marc Bartra, en Holanda se enfrentará al Twente y acabará en Alemania jugando contra el Hamburgo. Tras el stage, el equipo regresará a Barcelona para encarar la recta final de la preparación y empezar con plenas garantías la temporada 2017/18, que dará el pistoletazo de salida el fin de semana de 19 y 20 de agosto.

83 partidos oficiales

El de Pozuelo se marchará después de jugar 83 encuentros oficiales en las cuatro campañas de una estancia marcada por la grave lesión de rodilla que tuvo al poco de llegar. Pese a no jugar tantos minutos como se preveía cuando la Real Sociedad, procedente del Queens Park Rangers, hizo un apuesta fuerte por él, ha terminado siendo uno de los jugadores importantes de un vestuario en el que ha encajado bien. Su problema ha sido que en los últimos tiempos se ha encontrado con el mejor momento de Illarramendi y Zurutuza en la Real Sociedad.

'El Pirata' aterrizó en San Sebastián en verano de 2013 coincidiendo con la marcha de Illarramendi al Real Madrid pero una inoportuna lesión de rodilla que se produjo en el primer partido de la fase de grupos de la Champions ante el Shakhtar en Anoeta le hizo perderse el curso entero.

En la temporada 14/15, ya recuperado, fue indiscutible, al disputar 33 partidos de Liga, 29 de ellos como titular de la Real Sociedad. Sin embargo, acusó el año anterior que había pasado en blanco y la irregularidad del equipo, que a mitad de campeonato vio como Arrasate era sustituido por Moyes en el banquillo. Ya se sabe que es difícil destacar en el plano individual si el colectivo no acompaña.

Hace dos temporadas apenas contó para Moyes y Eusebio, por lo que al final tan solo fue titular en nueve jornadas. En la última campaña ha terminado jugando 19 partidos, ocho como titular.

Fotos

Vídeos