Fútbol femenino

Gonzalo Arconada: «Estas chicas tienen calidad y deben estar entre las ocho primeras»

Gonzalo Arconada posa en el exterior del edificio Gorabide de Zubieta./ARIZMENDI
Gonzalo Arconada posa en el exterior del edificio Gorabide de Zubieta. / ARIZMENDI
Gonzalo Arconada, entrenador de la Real femenina

Avanza que el club contará la próxima temporada con un segundo conjunto en la estructura

ÁLVARO VICENTESAN SEBASTIÁN.

Gonzalo Arconada (San Sebastián, 1961) ha vuelto a la Real, su casa, para vivir su primera experiencia en el fútbol femenino. Ha firmado hasta junio de 2020. Cogió a las chicas en una situación delicada, después de perder siete partidos en las primeras siete jornadas, y hoy ya respiran en la décima plaza, lejos del descenso. El equipo reanudará la Liga el 6-7 de enero ante el Athletic en Lezama. «Será un partido bonito por cómo llegamos los dos equipos», advierte.

- Lo suyo ha sido llegar y besar el santo.

- El equipo ya estaba en una buena dinámica después de la marcha de Juanjo Arregi. Había logrado una victoria (Rayo) y dos empates en campos importantes como el del Espanyol y Levante, y lo que hemos hecho ha sido continuar con esa trayectoria. Hemos obtenido tres victorias (Zaragoza, Albacete y Sporting de Huelva) y un empate (Santa Teresa) y el equipo se ha situado ya en puestos cercanos a la Copa. Ahora vemos el futuro con más optimismo y tranquilidad.

«El planteamiento no pasa por fichar sino en trabajar con el buen equipo que hay»

- ¿Cuál es el sitio de su equipo en la Liga, teniendo en cuenta que Barcelona y Atlético de Madrid son inalcanzables por presupuesto?

- Esos dos equipos ahora están por encima, especialmente el Barcelona con un presupuesto bestial y fichajes de todo el mundo, y los otros catorce peleamos por el resto de posiciones. En nuestro caso, el objetivo es estar lo más arriba posible.

- Tenía la intuición de que iba a decir eso mismo.

- Es que ése debe ser nuestro objetivo. A partir de ahí podrá haber fluctuaciones en determinadas temporadas en función de la configuración de la plantilla y su rendimiento, como ha podido ocurrir en esta en la que el equipo estaba hecho para ocupar los puestos altos y ha perdido en las siete primeras jornadas. Esa circunstancia marca ya la temporada. La Real tiene que estar siempre en los puestos de Copa, entre los ocho primeros como mínimo, y a partir de ahí lo más arriba posible.

- Que la Real esté más arriba o abajo, ¿es una cuestión económica?

- La Real no se puede mover en los presupuestos de clubes como el Barcelona. Competir en lo económico es muy complicado.

- Pero es que hoy son dos equipos los que son muy superiores, mañana puede ser el Valencia... ¿Y la Real?

- Es la misma situación que existe en el fútbol profesional masculino. Conociendo el potencial económico de unos y otros, a la Real le toca tratar de compensar esa menor capacidad económica tratando de hacer el mejor equipo posible dentro de sus posibilidades. La intención de la Real es tratar de acercarse lo que más pueda a esos equipos teniendo los pies en el suelo.

- ¿Qué tiene de positivo su equipo para compensar esas diferencias presupuestarias?

- Tiene mucha calidad humana. Es un grupo que se lleva muy bien, hay muy buen ambiente entre ellas, y eso es un aspecto importante. El grupo tiene ilusión, ganas de mejorar y de crecer. Eso es lo importante. Hay que tener en cuenta que es un equipo bastante joven, con alguna futbolista que le aporta veteranía, y eso nos da margen de crecimiento.

- No ha dicho nada de su calidad técnica.

- Eso no significa que no la tenga, nada más lejos de la realidad. Este equipo tiene calidad, de hecho, ha dado un salto en este sentido respecto a la pasada temporada. Los movimientos que se han realizado van a esa línea. He empezado por ahí, subrayando su fuerza como grupo, porque muchas veces se le da valor a las individualidades pero de poco sirve si realmente el equipo no está unido, si no tiene sintonía. Si este equipo ha salido tan rápido de la situación complicada en la que estaba es principalmente por su unión. Un equipo roto no lo hubiera logrado.

«¿Jugar en Anoeta? Debemos competir cada vez mejor y eso nos debe llevar a esa posibilidad»

- ¿Y qué echa en falta?

- Todavía es pronto. En este tiempo, desde que llegué, casi lo único que hemos podido hacer es competir. Tuvimos una primera semana de entrenamientos, una segunda con tres partidos en la que no hubo tiempo para casi nada más, y una tercera para recuperarnos de ese esfuerzo. Es ahora cuando empiezo a conocer más al equipo.

- La posibilidad de fichar esta abierta hasta...

- El 2 de marzo. Pero no estamos pensando en eso sino en trabajar con el buen equipo que hay y a partir de ahí seguir creciendo. Hoy tenemos veinte jugadoras y dos fichas libres por si hubiera alguna lesión, que ojalá no ocurra. Itxaso está más cerca de volver tras lesionarse en la primera jornada y su vuelta será positiva para el grupo. Será nuestro mejor fichaje.

- ¿La Real mira al extranjero, como la gran mayoría de clubes de la Liga?

- Lo urgente era sacar al equipo de la zona de abajo y ahora es cuando empezaremos a pensar en otras cosas como la creación de un segundo equipo la temporada que viene para cubrir la limitación que ahora tenemos respecto a otros equipos de la Liga. Hoy no podemos tirar de un filial en caso de lesión u otras circunstancias y queremos tener esa opción.

- ¿En qué categoría empezará ese segundo equipo?

- En principio, en la categoría más baja.

- ¿Por qué hay jugadoras guipuzcoanas en otros clubes y no en la Real?

- Lo ideal sería que todas jugaran aquí, pero hay que tener en cuenta dos factores importantes: los motivos personales de cada jugadora y lo económico. Si en otro equipo les pagan más... La Real nunca va a poder competir económicamente con los más poderosos. Es la realidad. Ocurre lo mismo en el fútbol masculino. Que sea así no significa que bajemos los brazos, todo lo contrario. La Real va a competir siempre con la máxima ambición, tratando de estar lo más arriba posible. Ojalá, desde nuestras limitaciones, podamos ganar al Atlético y al Barcelona. Es lo que queremos. No nos va a pasar otra cosa por la cabeza.

- ¿Hay peligro de que la figura de Nahikari García esconda otras virtudes del grupo?

- Ella es delantera, mete goles, y se lleva los titulares en el periódico, pero es algo lógico como pasa con Messi o Cristiano. No podemos controlar eso. Lo que sí podemos hacer es darles el mismo valor a todas nuestras jugadoras. Nahikari sabe que sin el trabajo de sus compañeras ella no podría lucir tanto. Nosotros damos valor al trabajo del grupo.

- ¿Entrar en la Copa colmaría los objetivos de esta temporada?

- Un objetivo ilusionante es meterse en Copa, pero no es lo mismo entrar como octavas que como terceras. Ahora nos toca hacer frente al Tourmalet: Athletic, Valencia, Atlético y Barcelona. Nos tocan los cuatro de golpe. Vamos a ver si somos capaces de rascar, y a partir de ahí, sin esos escollos por el camino que el resto de rivales también tendrán que pasar, veremos hasta dónde somos capaces de llegar. El primero en Lezama será bonito por cómo estamos los dos equipos.

- Por lo que dice, tengo la sensación de que quiere llegar a ese tramo de Liga, una vez superado el Tourmalet, con el equipo a su gusto, trabajado y capaz de todo.

- (Ríe). Es que según pasen las semanas estaremos mejor trabajados, tendremos más posibilidades de un mejor rendimiento.

- Usted viene del fútbol masculino. ¿En qué cambia el trabajo entre semana con las mujeres?

- Tiene sus diferencias pero los conceptos futbolísticos son los mismos, otra cosa es la aplicación distinta debido a las diferencias fisiológicas. La sensación que tengo es que las mujeres ejecutan las tareas nuevas con más rapidez, con más soltura.

- (Hace una pausa).

- Estoy encantado de cómo me han recibido en el club y en el equipo.

- Supongo que los resultados también ayuda a que haya sido así.

- Por supuesto. El buen ambiente ayuda a que haya buenos resultados, y viceversa. No se puede disociar. Me he reencontrado con mucha gente conocida en Zubieta. He vuelto a vivir el buen ambiente que hay dentro de la casa y también me he encontrado una Real cambiada, con una nueva generación de personas en una estructura a imitar.

- ¿Jugará el equipo algún día en el Estadio de Anoeta?

- Ojalá. En principio podría ir unido a situaciones puntuales o especiales, pero es una demanda que podría existir fuera y nosotros también deberíamos propiciarla internamente como equipo. Deberíamos competir cada vez mejor y eso nos debería llevar a plantearnos esa posibilidad. No sé si está cerca o lejos pero hay que trabajar para conseguirlo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos