Goles blanquiazules al olvido

Gorriz y Loinaz dinamizan el taller para estimular la memoria en el que participa el exrealista Azkarate

Miguel Azkarate, junto a una fotografía de Johan Cruyff, durante uno de los ejercicios. /ARIZMENDI
Miguel Azkarate, junto a una fotografía de Johan Cruyff, durante uno de los ejercicios. / ARIZMENDI
OSKAR ORTIZ DE GUINEA

En la pantalla, la voz en off del vídeo narra la mano milagrosa que Casillas acaba de sacar a Robben y a continuación canta 'el gol de Iniesta'. «¿De qué partido se trata? ¿Qué selección es la que va de naranja?», pregunta Mitxel Loinaz, el exfutbolista de la Real Sociedad que dinamiza la sesión del Taller de Reminiscencia en la Fundación Matia. Muchos no futboleros adivinarían que el vídeo corresponde a la final del Mundial de Sudáfrica entre España y Holanda, pero el silencio se adueña de la sala del edificio Rezola.

El exgoleador txuri-urdin busca la complicidad de Miguel Azkarate, exfutbolista de la Real y una de las diez personas con algún tipo de demencia senil que ayer participaron en la sesión, con edades entre 70 y 94 años. «No vi ese partido», parece disculparse el añorgatarra de 79 años. «No es que no lo viera, simplemente no se acuerda», resuelve al término de las dos horas de sesión Marijo Garate, directora del centro Julián Rezola y muy activa en la sesión, junto a los trabajadores Idoia Larrumbide y Josetxo Miranda, que ha querido estar pese a que le correspondía el día libre.

En Matia y Aita Menni

La demencia senil conlleva el deterioro de funciones cognitivas, a distintos niveles: pérdida de memoria, desorientación, complicaciones para expresarse, dificultad para escribir, confusión... Y contra ella combate el Taller de Reminiscencia, una idea originaria de Escocia e importada por la Federación Española de Asociaciones de Futbolistas Veteranos, en colaboración con la AFE (Asociación de Futbolistas Españoles). «En 2016 hicimos diez talleres; este año, doce; y en 2018 tenemos previstos veinte», explica el exjugador del Athletic Juan Mari Zorriqueta, presidente de la FEAFV.

Los centros Aita Menni en Oñati y Arrasate y Matia Fundazioa en Donostia han acogido los talleres en Gipuzkoa, que incluyen visitas a Zubieta y Anoeta. La Real Sociedad se incorporó en el segundo, de ahí la participación de Loinaz y la colaboración de 'Bixio' Gorriz. Utilizan un método validado por la Unidad de Envejecimiento de la Universidad Autónoma de Barcelona a partir de sendas experiencias piloto en Valencia, Barcelona y Bilbao.

La pérdida de la memoria, en mayor o menor grado, es una evidencia desde la primera pregunta de la mañana: «¿Qué hizo la Real contra el Alavés?». Con su cuestión, Loinaz busca algo más que comprobar que Andrés, Espe y Ciriaco son los únicos acertantes de la porra al apostar por el 0-2 del equipo txuri-urdin.

«Jugué en la Real y el Betis»

El propio Andrés tiene problemas para recordar el resultado de Mendizorrotza y, sin embargo, minutos después saca pecho con el 0-6 de Skopje: «La mayor goleada en Europa», apunta. Así de caprichosa es la mente. Lo corrobora el propio Azkarate, quien no recuerda la final de Johannesburgo en 2010 pero sí que en los años 60 jugó en Primera División «con la Real y el Betis», que su futbolista preferido era Ansola -«jugamos juntos en el Betis», aunque luego cita también a «Amancio y alguno de la Real». Todos estos datos, que incluyen también lo que cada uno recuerde de momentos vitales como su viaje de novios. Ninguno de los que contrajo matrimonio ha olvidado su destino.

Loinaz es una máquina de lanzar preguntas, contar anécdotas y reclamar vivencias y recuerdos de su audiencia, también mediante vídeos, fotografías, canciones... «Pretendemos estimularles para que trabajen la mente a través de ejercicios y juegos relacionados con el fútbol». El exgoleador de Andoain trata de que sus 'pacientes' metan un gol al olvido. «Siempre tuve mucho cariño por mis abuelos, y cuando a través de la Asociación de Exjugadores de la Real le propusieron esta función, no dudó: «Ver su evolución durante las doce sesiones es gratificante». Así, Marijo Garate subraya que «estamos encantados con la experiencia», que tendrá continuidad.

Probablemente, muchos de estas personas no recordarán mañana el resultado de la Real de esta noche en Lleida, pero reconforta comprobar que Florencio no se acuerda de lo que costaba una entrada en Atotxa cuando era joven porque «me colaba»; que Carmen a sus 90 años arranca carcajadas con sus salidas y es una forofa txuri-urdin -«cuando la Real perdía, mi madre no compraba el periódico»-; que Josean tiene presente «el 5-0 al Athletic», que Josean identifica pronto a Amorrortu, que «jugó en el Atlético»; que Andrés no quiere ver «ni en pintura a Clemente»; que Espe -hermana del difunto realista José Luis Castivia- se visualiza en el bar Barandiaran cogiendo la Goleada, aquella hoja dominical que recogía todos los resultados, en especial los de la Real, que varias décadas después le ayuda a meter un gol a su demencia.

Fotos

Vídeos