Real Sociedad

Los cinco escuderos de Asier Garitano

El técnico de la Real, Asier Garitano, posa enZubieta./LOBO ALTUNA
El técnico de la Real, Asier Garitano, posa enZubieta. / LOBO ALTUNA

Está formado por dos entrenadores, un preparador físico, otro de porteros y un hombre de la casa. A ellos se sumará el equipo de sanitarios y fisioterapia

Álvaro Vicente
ÁLVARO VICENTE

Asier Garitano no estará solo en este viaje en la Real Sociedad. Contará con un grupo de personas sin cuyo trabajo (casi) nada sería igual. Es su núcleo duro, cinco trabajadores que serán la prolongación del técnico realista. A falta de que la Real Sociedad oficialice estas incorporaciones y a la espera de que a cada uno de ellos se les ponga la etiqueta del cargo correspondiente, son Rubén de la Barrera (segundo entrenador), Miguel Pérez (preparador físico), Iñaki Ulloa (entrenador de porteros) y el exjugador Jon Ansotegi (enlace entre el cuerpo técnico y los jugadores). Todos, menos Miguel Pérez y Ansotegi, han pasado por la academia Aspire de Catar que dirigía Roberto Olabe, así que tienen el beneplácito de la dirección de fútbol del club. Su incorporación, como es lógico, implica la salida de los técnicos que hasta ahora trabajaban en el primer equipo. Algunos serán reubicados y otros saldrán del club.

Será la primera vez que estas seis personas -cinco más Garitano- operen como grupo en un equipo de fútbol. Garitano sí ha trabajado en el Leganés con el preparador físico Miguel Pérez, y por su parte Rubén de la Barrera ha estado ligado a la Cultural Leonesa en las dos últimas temporadas, pero será en la Real donde empiecen a caminar juntos en los despachos habitados en las instalaciones de Zubieta.

Garitano, como confesó en la entrevista publicada el sábado en estas mismas páginas, entiende que la incorporación de estas personas le va a permitir cubrir carencias que ha podido tener en su carrera en los banquillos, principalmente en su etapa en la élite. Le van a aportar una visión distinta del fútbol. Sobre el papel, este grupo de trabajo es sinónimo de fútbol de última generación. Supone una vuelta de tuerca importante al trabajo que se viene realizando en Zubieta en los últimos años con caras nuevas y modernos métodos de trabajo. El tiempo será el que determine si es el acertado o no.

Cuerpo técnico

A grandes rasgos, ellos serán los encargados de analizar a los rivales, atacar sus puntos débiles, diseñar las jugadas de estrategia defensiva y ofensiva, y también de conseguir que los jugadores de la Real Sociedad estén en una buena condición física. Garitano trabajará codo con codo con estas cinco personas de máxima confianza. Se reunirá a diario con ellos antes y después de los entrenamientos y juntos diseñarán la programación del equipo. A este trabajo colectivo se sumarán médicos, fisioterapeutas y otros preparadores físicos. Si Garitano pretende tener en torno a 24 futbolistas en su plantilla, también contará con ese otro equipo que no se ve, oculto en las catacumbas del edificio Gainditu de Zubieta, pendiente del más mínimo detalle, tanto médico como físico, para dar soporte al equipo.

La academia Aspire, el eje

Uno por uno, Rubén de la Barrera (A Coruña, 1985) será uno de los ayudantes. Es joven y las gentes del fútbol subrayan la proyección que tiene. Ha llevado a la Cultural Leonesa a Segunda División pero no ha podido mantenerla en la categoría. Fue Olabe el que le colocó como entrenador en León hace dos temporadas después de su paso por el Guijuelo tras valorar su filosofía, visión moderna del juego y capacidad para transmitir a los jugadores. No hay que olvidar que la escuela de Catar compró a la Leonesa para foguear en Europa a las jóvenes promesas del país de cara a afrontar con garantías la disputa del Mundial de 2022, que se jugará allí. Aspire es la escuela del fútbol más potente del mundo y enfocada a pulir talentos.

Más estrecha es la relación que ha tenido Garitano con el preparador físico, Miguel Pérez (Sabadell, 1985). Se conocen bien de haber llevado juntos al Leganés desde Segunda B a Primera y es la única persona de confianza con la que llega el nuevo entrenador. En Leganés le tienen por un tipo amable y con ambición que contagia su alegría. Siempre ha tenido a sus equipos en un alto tono físico. Su plan de trabajo en Butarque y que se supone seguirá también en la Real, salvo sorpresa, lo explica día por día: «Los lunes, buscamos un trabajo de recuperación y los que no han jugado hacen más de compensación. Para los martes, recuperación pasiva, cada uno aprovecha como desea su día libre. Miércoles y jueves, es el bloque físico de carga, de fuerza y resistencia. Orientado a cada momento de la temporada. Y el viernes, trabajo de recuperación más orientado a la preparación del partido para llegar mejor el domingo».

Más sobre Garitano

En la preparación de porteros también hay novedades. Iñaki Ulloa, con pasado en Lezama y también en la academia Aspire de Catar, sustituirá al entrenador de porteros de las tres últimas temporadas, Jon Alemán. Este se hizo cargo de esas funciones después de la salida de Roberto Navajas en verano de 2015, ya que David Moyes no acabó de cerrar a la persona que quería para el puesto. Lo hizo de forma provisional para unas semanas pero tras la marcha del escocés continuó realizando esas labores con Eusebio e Imanol. Ulloa pasará a ser uno de los hombres de confianza de Garitano. Desde 2012 ha dirigido el departamento de porteros en Aspire y también se ha encargado de formar nuevos entrenadores, pero antes trabajó en Lezama, en las categorías inferiores principalmente y algo también en el primer equipo rojiblanco en la etapa de Bielsa y de Caparrós. Es habitual en mesas redondas de fútbol. Es de los que defiende que «solo parando no se llega a ser portero de nivel mundial».

Ansotegi, el enlace

Con tanta cara nueva en Zubieta, en el cuerpo técnico, la Real Sociedad ha entendido que era necesaria una figura de casa que hiciera de enlace con los jugadores, un tercer ayudante de Garitano. El elegido es Jon Ansotegi (Berriatua, 1982) que sustituirá a Mikel Labaka, que venía ejerciendo este mismo papel en la etapa de Eusebio.

Ansotegi será el confidente de los jugadores, el que 'huela' lo que se cuece en el vestuario en cada momento de la temporada, y también aportará sus conocimientos futbolísticos tras jugar 225 partidos con la Real Sociedad, después con el Eibar y finalmente en el Mallorca con el que colgó las botas hace apenas un año.

De su etapa como futbolista en la Real Sociedad, prácticamente continúa la mitad de la plantilla. A los más jóvenes y a los que vendrán en las próximas semanas les explicará qué supone vestir la camiseta de la Real Sociedad, como ha hecho en el último año en la base de Zubieta.

Porque fue colgar las botas y empezar a trabajar en la cantera para «realizar labores de coordinación en la segunda etapa de formación» de los canteranos». Se ha ocupado del apoyo al staff técnico del Sanse, Real Sociedad C y División de Honor Juvenil, así como del control y seguimiento de estos futbolistas.

En los últimos tiempos, sin embargo, desde que Imanol Alguacil cogió las riendas del primer equipo, Ansotegi ha pasado al staff técnico del Sanse junto a Aitor Zulaika. Ambos han formado pareja en la dirección mientras Imanol ha estado en Primera División. Y en el último partido, el del playoff ante el Fuenlabrada en el que el Sanse cerró la temporada, fue el primer entrenador del Sanse porque Zulaika estaba sancionado en la grada.

Son los cinco hombres de confianza de Asier Garitano en la Real Sociedad.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos