Real Sociedad

Fran Sánchez: «La Real Sociedad debe desactivar la primera presión del Red Bull para tener opciones»

Fran Sánchez se dispone a golpear un balón durante un partido con el SV Mattersburg./SVM
Fran Sánchez se dispone a golpear un balón durante un partido con el SV Mattersburg. / SVM
Fran Sánchez, SV Mattersburg

AXEL GUERRASAN SEBASTIÁN.

Fran Sánchez (Coslada, 1990), es uno de los cinco futbolistas españoles que juegan en la Bundesliga austriaca. Formado en la cantera del Atlético de Madrid, desde hace cuatro temporadas milita en el SV Mattersburg que preside Martin Pucher, «un enamorado de Donostia desde que en 1997 ayudó a Dietmar Kübhabuer a fichar por la Real».

- ¿Cómo llegó a Austria?

- Cuando terminé mi etapa en el filial del Atlético de Madrid estaba complicado fichar por un equipo de Segunda y entrar en el fútbol profesional, por lo que aposté por jugar en el extranjero. Recibí ofertas de Escocia, Suiza y Austria. Vine a probar aquí unos días y ya me quedé. De eso hace ya cuatro años.

- ¿Qué se encontró?

- Una sorpresa muy agradable. Económicamente, el Mattersburg es un club muy fuerte -entre los cuatro primeros de Austria-, que tradicionalmente ha jugado en la Bundesliga, salvo alguna temporada. Hace tres campañas ascendimos y este año vamos sextos. Las instalaciones del club son de primer nivel. Por ejemplo, cuenta con una ciudad deportiva con siete campos de hierba natural, una residencia para los jugadores jóvenes... Tiene una filosofía clara en la que apuesta por la cantera y cuando se ficha a alguien de fuera se valoran muchas cuestiones, porque además de los aspectos deportivos también examinan los humanos.

- ¿Cómo es el fútbol austriaco?

- Cuando llegué me pareció muy físico, muy fuerte, pero en los últimos años ha evolucionado y mejorado mucho porque están llegando futbolistas de ligas potentes.

- En las cuatro últimas temporadas el Salzburgo lo ha dominado con puño de hierro...

- Sí, ha ganado las cuatro últimas Bundesligas y Copas. Tiene un equipo con jugadores jóvenes, potentes físicamente y con mucha calidad, como se pudo comprobar en el partido de ida jugado en Anoeta.

- ¿Lo vio?

- Sí, el resultado me pareció justo. Ellos dominaron la primera hora. Con su habitual presión maniataron el juego de la Real y supieron sacarle provecho hasta que los de Eusebio recurrieron al juego largo. La salida de Januzaj en la segunda parte le dio otro aire al partido, pero el Red Bull no bajó los brazos y en la última jugada logró el premio que buscaba.

- El resultado le da ventaja al Salzburgo. A la Real tiene que ganar o empatar a tres goles o más para avanzar de ronda. ¿Especularán con el marcador?

- Su entrenador, Marco Rose, estaba el año pasado al frente del equipo que ganó la Youth League, la Champions juvenil. Siempre jugaba igual. Atrevido, valiente... pero ahora esto es fútbol profesional y hay muchas cosas en juego. Tienen ventaja, pero no pueden especular. Su idea será la misma de Anoeta. Complicar el juego de la Real, provocar algún error y aprovechar su contra. Es un equipo muy sólido que basa su juego en su primera presión. Es lo que los de Eusebio deben desactivar para tener opciones.

«El Red Bull querrá aprovechar su contra, pero sabe que no puede especular con el resultado»

- Hasta el momento, en su estadio no han perdido. Han ganado diez partidos y empatado otros cinco.

- Son números que impresionan, pero la realidad es que el Red Bull juega mucho mejor a domicilio, donde puede explotar su velocidad al contraataque. Cuando le toca hacerlo de local, los rivales suelen encerrarse y a los de Rose les cuesta mucho más generar ocasiones.

- ¿Qué ambiente habrá?

- El Red Bull es un club de nueva creación. Le compró la plaza al Austria Salzburgo, que pasaba por apuros económicos y descendió a sexta categoría. Muchos seguidores siguen fieles al primer club, que ahora milita en cuarta división y cuenta con el apoyo de unos 10.000 seguidores. En el caso del Red Bull, la última jornada apenas hubo 5.000 espectadores en su estadio-tiene capacidad para 30.000-, pero en Europa League suelen llevar en torno a 12.000 aficionados.

- ¿En Austria a quién dan favorito para pasar a octavos?

- Es una eliminatoria muy igualada y complicada. Para el fútbol austriaco sería muy importante meter a un equipo en octavos de final de una competición europea porque serviría para poner en el escaparate el trabajo que se hace aquí desde hace unos años y de reclamo para que vengan futbolistas que ayuden a aumentar el nivel. Pero en el Mattersburg más de uno va a animar a la Real.

- ¿Y eso?

- Nuestro presidente es Martin Pucher. Hace años colaboró para que Dietmar Kübhauer fichará por el club blanquiazul. Desde entonces, está enamorado de Donostia y en más de una ocasión ha ido de vacaciones. Además, Kübhauer acabó su carrera aquí y algo de poso realista dejó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos