Real Sociedad

Los fichajes, sin prisa pero sin pausa

Mikel Merino gana un balón dividido a Jordan Henderson, jugador del Liverpool, durante un partido de Premier. / AFP
Mikel Merino gana un balón dividido a Jordan Henderson, jugador del Liverpool, durante un partido de Premier. / AFP

La Real Sociedad sabe que en el mercado le toca ir por detrás de los clubes de la Premier y la Champions | Hasta que no acabe la primera fase del Mundial no se espera que el traspaso de jugadores adquiera velocidad de crucero

Álvaro Vicente
ÁLVARO VICENTE

Ocurre siempre que se disputa un Mundial. El mercado de jugadores avanza a ritmo de tortuga. Se cuentan con los dedos de una mano los clubes de Primera División que han registrado incorporaciones en sus plantillas. Atlético de Madrid, Villarreal y Athletic son de los pocos que han empezado a rellenar la casilla referida a los fichajes. El resto, en su mayoría, se están limitando a valorar qué futuro les espera a sus jugadores cedidos y sobre todo a tratar de dar salida a los que no tienen sitio.

La percepción es que la Premier League volverá a marcar el ritmo de fichajes. La fortaleza de la libra frente al euro tiene pinta de que hará que las grandes transacciones pasen de largo por la Liga, pero los clubes españoles, en la medida de sus posibilidades, se mueven para tratar de apuntalar unas plantillas que generen ilusión.

No será hasta que acabe la primera fase del Mundial cuando el mercado de jugadores empiece a coger velocidad. Es lo que ha ocurrido en otras ocasiones. Los clubes millonarios pescarán a las estrellas del campeonato para apuntalar sus plantillas y a partir de ahí empezará un efecto dominó que activará las transacciones con destino a los conjuntos de la clase media, entre los que se encuentra la Real Sociedad.

Siete clubes de Primera (Barcelona, Eibar, Espanyol, Leganés, Levante, Sevilla y la propia Real Sociedad) no han gastado ni un solo euro por el momento. Y el resto, poco. En términos de mercado, poquísimo. El Atlético ha incorporado a Lemar (65 millones) y Rodri (20); el Athletic a Dani García (libre), Capa (3 millones) y Ganea (600.000 euros); el Villarreal a Gerard Moreno (20 millones)... Y no mucho más. Al menos en lo referido a los teóricos rivales de la Real, los de la zona noble.

Respuesta de Merino

La Real Sociedad, advertida de esta situación, ha tratado de adelantar trabajo en las últimas semanas, desde la llegada de Roberto Olabe a lo alto de la pirámide de Zubieta y de Asier Garitano al banquillo. Ha lanzado sus redes a los tres-cuatro jugadores que quiere incorporar pero mucho más no puede hacer. Espera a recibir respuestas. La primera la del navarro del Newcastle Mikel Merino, que se decanta entre varias propuestas además de la de la Real: Athletic, Betis, Villareal y Sevilla también están detrás del centrocampista.

Al margen de este caso, en el club guipuzcoano están más cerca las salidas de los futbolistas con menos oportunidades y las ampliaciones de contrato de los que ya tiene, caso de Illarramendi, que las llegadas que completen el equipo.

A la Real Sociedad le avala la experiencia de temporadas pasadas en las que consiguió cerrar los jugadores que perseguía manejando bien los tiempos de cada negociación. Así se firmó a precio razonable a Juanmi, Willian José, Januzaj y Llorente, entre otros. A pesar de que el aficionado de la Real arde en deseos de ver qué caras nuevas tiene el equipo, los directivos realistas mantienen la calma y sostienen el pulso para hacerse con los futbolistas con los que desean reforzar al primer equipo. Argumentan que cerrar dos o tres fichajes a bajo precio de jugadores de un perfil más bajo ha estado siempre al alcance del club en las últimas semanas, pero insisten en que si vienen refuerzos tienen que ser jugadores que aporten cualidades que en este momento no existen en Zubieta. Hay unanimidad en que no se trata de traer por traer, sino de mejorar lo que hay. La Real solo cerrará algo si el futbolista merece de verdad la pena, aporta un perfil diferente a la plantilla y la operación entra en los parámetros económicos en los que se maneja el club.

«Sin hacer locuras»

Disponer ya de una plantilla consolidada, con las piezas más importantes atadas con contratos de larga duración, le está permitiendo no acelerarse a la hora de tomar decisiones. Se podría decir que la Real tiene una ventaja, porque cuenta con un bloque sólido y sabe que su salto de calidad vendrá de la mano de la progresión que vayan experimentando los jóvenes. Jokin Aperribay ha reiterado cuál va a ser el comportamiento del club en el mercado. Confesó en estas páginas que el club tiene elegidos los jugadores que desea fichar: «Lo tenemos clarísimo, pero vamos poco a poco, sin hacer locuras. Pretendemos mantener lo que tenemos y habrá que ser pacientes con las incorporaciones».

Garitano también comparte esa idea. No tiene prisa. Prefiere fichar bien que rápido y mal. En el Leganés ha estado habituado a contratar una docena de jugadores cada verano, ha habido ocasiones en las que ha empezado la pretemporada con medio equipo por hacer, y no se plantea arriesgar.

El entrenador, como advirtió en estas mismas páginas, confía en lo que tiene y está convencido de que podría empezar la Liga hoy mismo con los jugadores que tiene a su disposición. No quita para que considere necesario apuntalar el bloque con al menos un jugador por línea. A una semana del inicio de la pretemporada, será difícil que alguno de ellos pueda presentarse en Zubieta ese lunes 5 de julio en el que están citados los jugadores.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos