A falta de confirmación

La Real resurge frente al Levante para sumar una goleada que debe fortalecer a los de Eusebio

Pedro Soroeta
PEDRO SOROETA

La Real respondió a su mala situación con una victoria convincente. La visita del Levante era toda una amenaza para un equipo que no está funcionando como debe. La respuesta fue contundente. Los blanquiazules trituraron al equipo valenciano en una mañana tranquila en la que confirmaron que pueden dar mucho más de sí de lo demostrado hasta ahora. Por eso le exigimos. Por eso le pedimos más. Esta Real tiene fútbol, tiene jugadores para dar más alegrías a sus aficionados. Hasta el momento, sin embargo, el equipo lo que ha acumulado son desilusiones y varapalos. Ayer no. Ayer el partido fue de la Real desde el primer minuto hasta el último. Y ojalá que la victoria no se quede en eso, sino que sirva de punto de inflexión, de punto de partida de una remontada que tiene que llegar. El buen juego de ayer debe tene continuidad, empezando por el jueves en Austria, en donde los de Eusebio se jugarán su continuidad en Europa frente a un equipo inferior.

Más equilibrio

Muchas cosas hizo bien el once de Eusebio frente al Levante. El técnico no cambió mucho su propuesta habitual, aunque sí hubo matices importantes que dieron más equilibrio al equipo. Uno de ellos fue la posición de Illarra y Zurutuza, mucho mas juntos en el centro del campo, lo que sirvió para dar más solidez a una zona vital del juego. Esta vez no hubo espacios para las contras del Levante, a través de las cuales machacó a la Real en el partido de la primera vuelta. Ayer se atacó con decisión pero con más orden, casi siempre por la derecha, como en otros muchos partidos, pero con un equipo más equilibrado, ocupando mejor los espacios. Especialmente Canales-el de ayer puede que fuera su mejor partido desde que está en la Real- y Oyarzabal se hartaron de entrar por la banda derecha, aunque sobretodo el segundo no culminara las internadas al no decidirse a definir con su pie derecho, cosa que sí hizo el cántabro, por ejemplo en su gol.

Las notas del partido

Lo mejor.
Victoria contundente, con la puerta a cero y 90 minutos de Agirretxe casi 800 días después
Lo peor.
La lesión de Prieto, que va a romper su increíble racha de 92 partidos de Liga seguidos
El dato.
A 11 puntos del descenso, la Real debe ir a Salzburgo a por una victoria que cambie el rumbo
La clave.
Con Illarra y Zurutuza más juntos, el equipo tuvo más equilibrio en el centro del campo

Una gran noticia también los noventa minutos de Agirretxe, casi 800 días después. El de Usurbil estuvo muy cerca del gol en un par de ocasiones y si consigue tener continuidad, la Real tendrá su mejor fichaje para el resto de la temporada

Y el jueves, ¡échale huevos!

Claro que todo lo bueno de ayer no valdrá de nada si no tiene confirmación. Necesitaba una victoria el equipo y ya la tiene y contundente para recuperar la confianza perdida. Insisto en que si a esta Real se le exige es porque tiene mucho que ofrecer. Mucho más de lo que ha dado de sí hasta el momento. Los jugadores están con determinación para cambiar el rumbo de la temporada y el jueves tienen la oportunidad de hacerlo, de conseguir que su afición se ilusione de nuevo. Por eso, no es de extrañar que, con el 3-0 en el marcador, Anoeta se acordada de ese partido, del choque europeo de Austria, que los de Eusebio tendrán que ganar para seguir adelante. Lo pueden hacer, estoy seguro de que lo pueden conseguir. Y no se trata tanto, creo yo, de testiculina, sino de explotar los recursos futbolísticos de este equipo como, por ejemplo se hizo ayer.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos