Todo es más fácil si atrás no hay dudas

Cinco penaltis

La Real Sociedad vuelve a sus orígenes para salir del atolladero: se hace fuerte en defensa para que terminen brillando sus jugadores de ataque

Álvaro Vicente
ÁLVARO VICENTE

  • 1

Una Real Sociedad más equilibrada y mejor posicionada

Me gustó que la Real asumiera menos riesgos que de costumbre. Atacó con cabeza, probablemente porque le ayudó ponerse por delante tan pronto, y siempre supo qué hacer tras pérdida, lo que minimizó las situaciones de peligro. Su disposición en el campo tuvo más sentido que en las últimas semanas y eso le permitió recuperar rápido el balón y en posiciones adelantadas. El equipo respondió con éxito a un partido trampa en el que no dio opción a su rival, en el que cada jugador cumplió su papel, y en el que pudo dosificar a Oyarzabal y Odriozola para la vuelta en Salzburgo. ¡Qué alivio!

  • 2

Se agarra al campo y no le entran dudas

Nos hemos pasado media temporada lamentando las dudas que les entran a nuestros jugadores cuando vienen mal dadas, incluso con el marcador a favor. Me gustó que, con 1-0 en el marcador, los nuestros no titubearon cuando el Levante trató de reaccionar de forma tímida durante dos o tres minutos en los que llegó a pisar el área de Rulli. La Real Sociedad se juntó, tiró de paciencia, se agarró el campo y acabó jugando a su antojo hasta hacerle una avería a su rival. No me cansaré de escribirlo: los equipos se construyen desde atrás y ayer estuvieron impecables Odriozola, Aritz, Navas y De la Bella. Nunca dudaron y así es más fácil.

  • 3

Eusebio tiene el respaldo de sus jugadores

Eusebio puede estar tranquilo; tiene el vestuario de su lado. Habrá algún jugador que no comulgue con él, como pasa en todas las casas, pero si podía tener alguna duda del respaldo de los suyos, los dos últimos partidos despejan cualquier sombra. El entrenador ha utilizado ante el Salzburgo y el Levante a 18 jugadores (más Gorosabel) de los 23 que tiene en la plantilla. Todos han respondido, ninguno se ha dejado llevar. Solo Pardo y Guridi, por decisión técnica, y Carlos Martínez y Willian José, los dos lesionados, se han quedado sin jugar. El resultado lo conocen: si la Real Sociedad no ganó al Salzburgo fue por un error puntual y ayer dominó de principio a fin, también con actitud positiva. Y qué decir del público: no rodaba el balón y ya animaba a los suyos, incluido a Rulli.

  • 4

Canales, el premio al trabajo de los secundarios

La sobresaliente actuación de Canales escenifica el papel de los secundarios en este equipo. No es uno de los fijos de Eusebio, pero se entrena como si fuera a jugar todos los domingos, y la recompensa le ha llegado para beneficio del equipo. Canales, ayer sí, marcó la diferencia. Se adueñó de la zona de creación. Está en su mejor momento y habrá que aprovecharlo el jueves en Salzburgo.

  • 5

Dos goles encajados en los últimos tres en casa

Sigo pensando que la Real Sociedad tiene todas las opciones de seguir adelante en Europa. Antes de la eliminatoria dudaba porque el equipo estaba encajando muchos goles (1,9 por partido) y porque no sabía cómo iba a sobreponerse a la ausencia de su goleador Willian José. Su respuesta me hace ser optimista porque ha marcado diez goles en los tres últimos partidos en Anoeta y sobre todo porque solo ha encajado dos. ¿Por qué no?

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos