Eusebio, ¿repetirías el once?

Jon Trueba
JON TRUEBA

Frustración. Contrariedad. Pena. También una pequeña «cura de humildad», me decía un exentrenador de la Real ayer por la mañana a la hora del café. Y añadía: «Y eso que después del meneo que nos dieron en la primera parte, si entra aquel remate de Kevin con el 1-1, les ganamos». Y es que antes del partido la gente gulusmeaba con el pleno en la Liga. Pero no. La Real no fue la Real (el Madrid lo impìdió). Y el cuestionado Bale marcó. Y el Madrid ganó.

Es cierto que el caradura de Iglesias Villanueva no midió a los dos equipos por el mismo rasero como sucede casi siempre con los grandes, en este caso el Real Madrid. Su arbitraje provocó que Anoeta coreara el «fuera fuera» en varias ocasiones y el «así, así, así gana el Madrid»..., pero con todo el derecho que tiene la afición realista a quejarse de su sibilino arbitraje, convendrán conmigo en que la Real no se pareció ni de lejos a la que habíamos visto en anteriores ocasiones esta temporada.

Después de visto todos somos listos (yo el primero), pero no me gustó el once inicial de Eusebio. Lo digo porque fue atrevido al alinear a Canales y Januzaj como extremos teniendo en cuenta que el peligro del Madrid se inicia por las bandas, con Carvajal y Theo abriendo el campo. Lo digo porque en los primeros 45 minutos la banda derecha de la Real fue una autopista (Odriozola no podía con tanto trabajo, ya que en cualquier momento le aparecían tres camisetas negras por allí). Lo digo (ya lo avisé) porque con Kevin vamos a sufrir en defensa. Y aunque no me gusta jugar a entrenador, el domingo podía haber sido un buen día para sacar a De la Bella de lateral y a Kevin por delante suyo para reforzar el seguimiento a Bale (Januzaj no se enteró y echamos en falta a Oyarzabal en el apartado defensivo). Lo digo porque el Madrid ocupó mejor el campo. Y porque viendo la superioridad en la zona ancha del Madrid en el primer tiempo, donde Isco, Modric, Casemiro y Asensio superaron numérica y físicamente a Xabi Prieto, Illarra y Zurutuza, Eusebio no corrigió. Tampoco quiero ser ventajista, pero un colega que estaba a mi lado no entendía que Juanmi se quedara en el banco cuando venía de marcar tres goles en tres partidos. Y también pareció que algunos realistas, pese a que la exigencia ante el Rosenboreg no fue alta, pudieron acusar el tercer partido en una semana (porque sabemos que la Real sufre sin balón y se pasó la primera parte corriendo tras él). Pero no dramaticemos. Lo digo porque si con el 1-1 llega a entrar el balón del activo Kevin, a estas alturas estaríamos contando otra película, pero llegó el 1-2 en otra acción polémica -en el campo me pareció que Mayoral hacía falta a Llorente y en algunas imágenes televisivas también; en otras tengo alguna duda-... (y el 1-3 de Bale quién si no, sentenció).

Juan Luis Larrea debatió con Florentino en la comida de directivas sobre Villar

La UEFA llamó el jueves la atención a la Real por la instalación de la grada móvil

Me habrán leído más de una vez que en un velero «el pesimista se queja del viento, el optimista sabe que cambiará y el realista ajusta las velas». Espero que Eusebio ajuste las velas en el Ciutat de Valencia y que el viento cambie. Porque yo creo en esta Real. Porque el prestigio que este equipo se ha ganado con su fútbol alegre y ofensivo está ahí. Porque ha metido siete goles en sus dos salidas anteriores. Porque espero que Prieto, Illarra y Zurutuza vuelvan. Porque si ellos están, la Real está. Y si la Real está, marcará. Y si la Real marca goles, ganará. Y si gana al Levante veremos las cosas de otra manera y se nos pasará el disgusto por la derrota ante el Madrid. Pero claro, tiene que ganar.

P.D. Las directivas de la Real y del Real Madrid comieron en el restaurante Rekondo: chipirones, rodaballo y chuleta. Hubo sobremesa y se alargó.Stop. Juan Luis Larrera, presidente en funciones de la FEF, que el viernes estuvo en Ipurua y el sábado en el Wanda, también acudió al almuerzo y 'polemizó' con Florentino sobre Villar. Stop. El seleccionador Julen Lopetegui tampoco faltó a la cita de Anoeta. Stop. Por cierto, la UEFA llamó la atención el jueves a la Real con la grada móvil porque la reglamentación obliga a que sean fijas. Stop.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos