Real Sociedad

Imanol Alguacil toma el mando en Zubieta

Primer entrenamiento de Imanol Alguacil como técnico de la Real Sociedad/Lusa
Primer entrenamiento de Imanol Alguacil como técnico de la Real Sociedad / Lusa

Dirige una larga sesión en la que se muestra muy intenso y trabaja los primeros conceptos defensivos que quiere implantar en el equipo

Axel Guerra
AXEL GUERRA

Imanol Alguacil tomó el mando ayer en Zubieta y desde el inicio comenzó a dejar su sello. El oriotarra dirigió su primera sesión como entrenador de la Real, en la que demostró ser un técnico enérgico e intenso al que le gusta llevar la voz cantante.

Si habitualmente Eusebio Sacristán prefería delegar en sus colaboradores la organización y explicación de los ejercicios mientras observaba todo lo que acontecía desde un segundo plano, la actitud del oriotarra es justo la contraria. No para de dar consignas ni un instante y está siempre encima de los futbolistas.

Imanol llegó a primera hora a Zubieta para reunirse con su nuevo equipo de colaboradores y preparar la sesión trabajo. El inicio del entrenamiento estaba previsto para las 11.00 de la mañana y una hora antes el preparador físico, Gerardo Izaguirre, y el de porteros, Jon Alemán, ya habían distribuido por el z2 todo el material necesario para los diferentes ejercicios que los jugadores realizarían después.

El inicio de la práctica se retrasó 30 minutos por la presentación del nuevo técnico a la plantilla que se encargó de realizar el presidente Jokin Aperribay en la sala de vídeo de las instalaciones blanquiazules, donde previamente se habían despedido Lorenzo Juarros, Eusebio Sacristán y Juan Carlos Andrés.

Al filo de las 11.30 los futbolistas y los técnicos tomaron el camino hacia el campo auxiliar. En el grupo cabecero Imanol iba acompañado de Mikel Labaka, su segundo a partir de ayer, y que ya lo fuera en el Sanse antes de que el azpeitiarra subiera al primer equipo para formar parte del grupo de trabajo de Eusebio.

Charla... y apretón de manos

La sesión comenzó con una charla del nuevo entrenador a los catorce jugadores de campo y los tres porteros disponibles. No participaron los cuatro internacionales -Willian José, Héctor Moreno, Odriozola y Oyarzabal-, además de los tres lesionados -Prieto, Zubeldia y Carlos Martínez-. Tampoco ningún jugador del filial.

En los ejercicios de calentamiento la voz cantante la llevó Izaguirre hasta que Alguacil, cuaderno en mano, ordenó un ejercicio táctico en el que trabajó los movimientos defensivos del equipo y, en especial, de los laterales. Les pedía presionar el primer control del extremo y cuando el balón cambiaba de orientación recuperar con rapidez su sitio en la formación de cuatro. «Achique y presión», se le oía constantemente y no le importó detener varias veces el ejercicio para corregir la posición de los centrales, a los que insistía en «mantener la línea».

El entrenamiento acabó con un partidillo en espacios reducidos después de una exigente serie de aceleraciones. De verde jugaron Moyá, Guridi, Navas, De la Bella, Zurutuza, Canales, Januzaj y Bautista. De negro lo hicieron Toño Ramírez, Aritz, Llorente, Kevin, Pardo, Illarra, Juanmi y Agirretxe. Rulli, que evolucina favorablemente de la lesión que se produjo ante el Salzburgo, se retiró antes a vestuarios.

Al finalizar, el entrenador reunió por última vez a sus jugadores en un corro y, satisfecho, estrechó la mano a los futbolistas uno a uno.

Mientras tanto, entre los lesionados, Prieto fue el único que saltó al z1 para realizar ejercicios físicos y tocar balón por primera vez desde que se lesionara ante el Celta.

Eusebio y Loren se despiden de la plantilla

El entrenamiento de la Real Sociedad comenzó con algo de retraso ya que Eusebio Sacristán y Lorenzo Juarros acudieron a Zubieta para despedirse de los jugadores. El exdirector deportivo llegó a primera hora a las instalaciones realistas y el extécnico txuri-urdin lo hizo poco antes de que comenzara la sesión. Eusebio llegó en su vehículo sobre las 10.15 horas y se le vio sonriente. Tanto el técnico pucelano como su segundo, Juan Carlos Andrés, que también deja la Real, y Loren abandonaron Zubieta en sus respectivos vehículo pasadas las 11.45 horas tras haber estado reunidos con los jugadores.

Noticias relacionadas

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos