Real Sociedad

Eusebio: «Nos estaba costando pero apareció la fe de Mikel»

El entrenador del Rosenborg y el de la Real se saludan antes del partido/Jose Mari López
El entrenador del Rosenborg y el de la Real se saludan antes del partido / Jose Mari López

Eusebio se muestra «muy contento» por la victoria y la clasificación, pero recuerda que «queremos llegar lejos y aún estamos en la fase inicial»

M. G.

Como no podía ser de otra manera, Eusebio compareció sonriente en la sala de prensa tras el partido frente al Rosenborg. El gol de Mikel Oyarzabal significó la victoria realista y, por ende, la clasificación matemática para la siguiente ronda. Al igual que en la rueda de prensa previa al partido, fue el exrealista Bjorn Kvarme -también exjugador del Rosenborg- quien ejerció las labores de traductor. La comparecencia del entrenador de La Seca comenzó con algo de retraso por unos problemas con el audio de la sala.

«Estamos muy contentos de haber conseguido ganar y por haber conseguido la clasificación y, además, de tener la posibilidad en el último partido de jugarnos el primer puesto del grupo ante el Zenit. La victoria no ha sido nada fácil. Ha sido un partido muy complicado ante un rival que ha demostrado su experiencia y también un buen nivel competitivo. Cada uno de los dos equipos hemos tratado de jugar con nuestras armas y de llevar el partido a nuestro terreno. Ha sido un partido de muchas alternativas. Hemos tratado de jugar al ataque y ellos también han estado esperando su momento. Al final, la victoria ha caído de nuestro lado. Todo el partido hemos demostrado que lo hemos querido ganar, y al final hemos tenido el premio. Y estamos muy contentos por ello».

Sobre el hecho de que a la Real le bastara el empate para certificar su clasificación, Eusebio subrayó que «Sabíamos que el empate nos daba clasificación, pero también debíamos tratar de que ellos no nos hicieran ningún gol». Según afirmó, en ningún caso especuló con la opción de ir a por el empate. El «objetivo era salir a ganar. Nuestra manera de jugar es ir a buscar la portería contraria. Es la mejor manera para como mínimo buscar el empate. Es la única manera que sabemos jugar». Al final, el tanto fue para la Real, que insistió hasta el final, pero «ellos se han defendido muy bien. Nosotros sabíamos que debíamos seguir insistiendo en el ataque. Nos estaba costando mucho, pero ahí ha aparecido la fe de Mikel (Oyarzabal), la fe de Bautista».

«Queremos llegar lejos en esta competición pero todavía estamos en la fase inicial»

El banquillo, «importante»

En este sentido, hizo hincapié en que «nos han venido muy bien los cambios. Carlos (Vela) nos ha dado mucho e Igor (Zubeldia) nos ha ayudado mucho en la contención. Al final necesitamos a todos los jugadores en todas las competiciones, necesitamos que todo el mundo esté metido y necesitamos la aportación de los que salen desde el banquillo, que nos van a ayudar mucho».

Se le insistió por sus sensaciones ante el hecho de haber confirmado ya la clasificación para la siguiente fase. «El primer sentimiento es de alegría, lógicamente, porque sabemos lo que supone para nuestra afición el poder pasar a la siguiente fase. También es una satisfacción por haber podido hacer un buen trabajo hasta ahora que nos permite seguir adelante en la siguiente fase y poder luchar por el primer puesto en el último partido. Pero también hay que decir que queremos llegar lejos en esta competición, pero aún estamos en la fase inicial».

Por último, se le preguntó por el juego de Bendtner. «Sabíamos la importancia que tiene en el Rosenborg, que siempre busca la conexión con él, pero hemos tratado de frenarlo. Además, sabíamos la velocidad de sus extremos, y esta vez el Rosenborg ha encontrado esas vías con los extremos, y hemos sufrido con su velocidad». Sin embargo, el único equipo que marcó ayer fue la Real.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos