Esto es Europa: si fallas, te castigan

La Real se encuentra con un Zenit que pone al descubierto sus carencias y gana con el 'otro fútbol' que no maneja la Real

Esto es Europa: si fallas, te castigan
ÁLVARO VICENTE
  • 1

El Zenit resume a esta Real en 180 minutos

Cuesta entender cómo la Real no ha sido capaz de ganarle al Zenit ninguno de los dos partidos. Es difícil de encajar porque tanto en San Petersburgo como ayer el dominio fue de la Real, pero los goles han sido del Zenit. Ese fútbol que no maneja la Real ha ganado esta eliminatoria particular en esta fase de grupos. Este Zenit nos ha resumido los problemas de la Real en 180 minutos: los nuestros ganan la posesión casi siempre, pero no lo reflejan en el marcador y el rival aprovecha un error (o dos), un desajuste, para ganar.

  • 2

La Real no es determinante y lo paga

Porque, una vez más, la Real generó ocasiones de todos los colores. Embotelló al Zenit hasta hacerlo minúsculo, como en las mejores tardes de Anoeta. Este equipo sí era la Real y no el de la noche de Copa. Ni sé las ocasiones que tuvo la Real en la primera parte. Prieto, Illarramendi, Januzaj, Willian José, Oyarzabal y Kevin pudieron marcar. No hubo manera. Al descanso me preguntaba qué más podía haber hecho la Real y me costaba encontrar algo que reprocharle. Solo le podía pedir puntería y quizás hacer algo distinto que no fuera percutir casi siempre por la banda derecha, pero es que Odriozola encontró un filón y tampoco era cuestión de dejar pasar la oportunidad.

  • 3

Un error (más los de Rusia) para perder

La Real solo echó un borrón y lo pagó. Y mira que estábamos advertidos. Eusebio nos había dicho que el Zenit castiga cada error, que le da igual ceder la iniciativa y que los nuestros tendrían que ser más determinantes para ganar. De una mala entrega de Iñigo, de las pocas que tuvo la Real, nació el gol del Zenit. En Rusia pasó lo mismo.

  • 4

A vueltas con la falta de equilibrio

Ahora sí sé qué pudo hacer mejor la Real: debió no permitir que el Zenit llegara con peligro en las poquísimas contras que fue capaz de concretar. ¿Volvemos a insistir en que a la Real tiene que encontrar el equilibrio?

  • 5

¿Qué Real queremos?

¿Queremos una Real que genere ocasiones, en el que los diez jugadores de campo estén en campo contrario o queremos una Real como el Zenit encerrada atrás que lo borda a la contra? Puede que no sea blanco o negro. A mí la Real me gustó ante uno de los equipos grandes de esta competición.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos