Empezar por los cimientos

Tras recibir 47 goles en 25 partidos, la mejoría solo podía llegar por dejar la portería a cero, como en el Benito Villamarín

Axel Guerra
AXEL GUERRA
  • 1

La defensa más veterana de la temporada. En la primera jornada de Liga en Balaídos la Real formó con una defensa compuesta por Rulli (25), Odriozola (21), Aritz Elustondo (23), Navas (29) y Kevin (23). Ayer lo hizo con Moyá (33), Odriozola (22), Llorente (24), Héctor Moreno (30) y De la Bella (32).

  • 2

Buena carta de presentación de Moyá. A falta de un acto oficial para presentar a Miguel Ángel Moyá como nuevo jugador de la Real, el balear dejó sobre el césped del Villamarín la mejor carta de presentación posible para un guardameta. Acabó el partido sin recibir goles. Se mostró seguro y concentrado en cada una de sus acciones, demostró tener un buen manejo de pies para iniciar el juego en corto y largo y sacó dos buenas manos ante Fabián y Tello.

  • 3

Una delantera de aparecer y no de estar. Ante la ausencia de Willian José y Agirretxe, Eusebio volvió a apostar por una delantera sin un nueve clásico. Mientras Oyarzabal y Juanmi son dos delanteros que explotan mejor sus rupturas y movimientos al espacio, las ocasiones realistas llegaban con tiros lejanos o centros que no encontraban rematador porque los delanteros estaban en inferioridad física y numérica. Las mejores ocasiones llegaron cuando Zurutuza apareció desde segunda línea y no llegó por poco a un servicio del malagueño, y cuando Odriozola sorprendió a la espalda de la defensa bética y Adán despejó su disparo.

  • 4

Los txuri-urdin no se conforman con el empate. Parecía que la Real no iba a aguantar el ritmo que impuso el Betis al comienzo del segundo tiempo, pero los blanquiazules acabaron enteros y buscaron la victoria en campo contrario hasta el último segundo, lo que intentó aprovechar Quique Setién dando entrada a Joaquín, Rubén Castro y Camarasa para buscar la victoria al contragolpe.

  • 5

Sin encajar a domicilio cuatro partidos después. La Real llegaba a Sevilla tras encajar 47 goles en 25 partidos y encadenar cuatro derrotas a domicilio -la peor racha desde que Eusebio es entrenador txuri-urdin-. En los cuatro partidos lejos de Anoeta en 2018 había recibido 12 goles, a una media de tres por choque. Si por algún lado debía llegar la mejoría, era por sellar la portería como en el Villamarín.

Noticias relacionadas

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos